Ciencia - Patria Moreira

Año 6. 2018 .  San Juan.  Argentina.   Email: patriamoreira@gmail.com      www.facebook.com/carlosbecerraart
contador de visitas gratis para blog
Nuestras Visitas
Defendé tu derecho a estar informado
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Ciencia

Facundo Manes: "Los trastornos cerebrales son una de las mayores amenazas para la salud pública"

El experto en neurociencia y presidente de Fundación INECO participó de la presentación de un nuevo centro de rehabilitación neurológica, investigación y conocimiento de INECO y CITES. En diálogo con Infobae, el experto ofreció todos los detalles del flamante polo de educación e innovación que permitirá brindar asistencia a más de 15 mil pacientes por año.

“Los trastornos cerebrales deben considerarse uno de los principales desafíos mundiales de la salud del siglo XXI por su impacto humano, médico, social y económico”, aseguró Facundo Manes en diálogo con Infobae (INECO)
Se estima que las enfermedades del cerebro afectan a cerca de mil millones de personas dentro de todos los grupos etarios y regiones geográficas. Las enfermedades neurológicas constituyen la primera causa de discapacidad a nivel mundial. Sólo en la Argentina se estima que alrededor de 450.000 personas están afectadas por una discapacidad causada por un daño cerebral adquirido.
"Los trastornos cerebrales son una de las mayores amenazas para la salud pública y deben considerarse uno de los principales desafíos mundiales de la salud del siglo XXI por su impacto humano, médico, social y económico", aseguró en diálogo con Infobae el neurólogo y neurocientífico argentino Facundo Manes durante la presentación de un nuevo polo de conocimiento e innovación en la Ciudad.
Se trata del Centro INECO-CITES de Rehabilitación Neurológica, Investigación y Conocimiento (Marcelo T. de Alvear 1632), una iniciativa del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO) y CITES (Centro de Innovación Tecnológica, Empresarial y Social de Sancor Seguros), que surge de la alianza estratégica que ambas entidades formalizaron a fines de 2017.
Durante un evento que se llevó a cabo el martes 10 de abril a las 16 horas en el edificio donde funcionará el mencionado centro, en el corazón de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Manes explicó a este medio que "el proyecto busca contribuir a la generación de un ecosistema para el desarrollo de alta tecnología, promoviendo la innovación a lo largo y a lo ancho de nuestra Argentina".
La inauguración del Centro INECO-CITES de Rehabilitación Neurológica, Investigación y Conocimiento se prevé para diciembre (INECO)
"Hoy es el Día del Investigador Científico, y en Argentina todavía discutimos el valor de la ciencia básica, cuando debe ser la base del desarrollo. Como decía Houssay, no hay ciencia aplicada sin ciencia para aplicar. Somos un país pobre, debemos invertir en ciencia y en tecnología. El presupuesto en ciencia se debe aumentar drásticamente", observó.
La puesta en marcha de este polo se enmarca en un acuerdo celebrado entre Fundación INECO y CITES para promover el desarrollo, la creatividad y el emprendedurismo tecnológico con base neurocientífica. "En las distintas sedes de INECO en Buenos Aires y en el Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro, nuestro grupo de especialistas trabaja actualmente en forma interdisciplinaria en investigación, prevención, diagnóstico y tratamiento de la patología cerebral. Con este centro empezaremos a desarrollar la última etapa para completar el abordaje integral: la rehabilitación neurológica, que es la primera causa de discapacidad a nivel mundial", anticipó el neurocientífico.
La investigación al servicio de la medicina
El neurocientífico Facundo Manes durante la presentación del nuevo centro (Christian Bochichio)
"La educación será uno de los pilares fundamentales de este centro y habrá un área íntegramente dedicada a la investigación y al desarrollo", confirmó el experto, y aclaró que el foco estará puesto en potenciar las alianzas actuales con los principales centros de investigación y universidades del mundo -como la Universidad de Harvard, la Universidad de Cambridge y la de San Francisco, entre otras prestigiosas instituciones-, con la posibilidad de constituirse como sede de destacados encuentros científicos nacionales e internacionales. Contarán también con un auditorio de 300 metros cuadrados con capacidad para 350 personas.
El centro estará destinado a la rehabilitación de patologías cerebrales de niños y adultos, lo que permitirá brindar asistencia a más de 15 mil pacientes por año. De esta forma, se abre la puerta a desarrollos para promover una mejor calidad de vida para aquellas personas que padecen enfermedades discapacitantes.
El centro estará destinado a la rehabilitación de patologías cerebrales de niños y adultos (iStock)
"Trabajará un equipo con profesionales que vienen de diferentes disciplinas y están altamente capacitados. Su director será el doctor Máximo Zimerman, un neurólogo experto en esta área que trabajó en rehabilitación neurológica en Alemania e INECO repatrió para liderar este grupo interdisciplinario en neurorehabilitación", reveló Manes. "Además de trabajar en forma interdisciplinaria con los pacientes con la última tecnología vamos a acompañarlos para que puedan reinsertarse en su entorno, con su familia, con sus amigos, con sus carreras profesionales".
Tecnología de vanguardia basada en terapias no farmacológicas
Se estima que la inauguración será en diciembre, y contará con la más novedosa tecnología basada en -como explicó Máximo Zimerman durante la presentación- terapias no farmacológicas como la robótica, la realidad virtual, el biofeedback y la estimulación cerebral no invasiva, entre otras. Dispondrá de 29 consultorios y 7 salas de tratamiento grupal, además de un gimnasio de 200 metros cuadrados con un equipamiento tecnológico sin precedentes en la Argentina.
"Pacientes con patologías como el ACV, traumatismos de cráneos y enfermedades degenerativas -como el Alzheimer o la enfermedad de Parkinson- tendrán también un lugar importante para poder ser rehabilitados y mejorar funcionalmente", destacó Manes, y agregó que "la idea es trabajar con la mayoría de las obras sociales y prepagas para que sea abierto a la comunidad".
Se brindará una asistencia integral, es decir que podrán realizar la neurorehabilitación en un solo sitio, posibilitando siempre el acceso a la mejor tecnología vigente. "INECO expandirá sus actuales investigaciones en colaboración con centros internacionales destinadas a validar nuevas tecnología y desarrollar ensayos de investigación clínica tendientes a mejorar la calidad de vida y recuperación de nuestros pacientes", agregó.
El auditorio repleto para la presentación del nuevo polo de conocimiento e innovación (INECO)
Además, dispondrá de un espacio de diagnóstico y tratamiento especialmente diseñado con los más altos estándares de calidad para niños con trastornos del espectro autista. "La infancia es un aspecto muy importante para nosotros y los trastornos del espectro autista tienen una alta prevalencia", explicó el presidente de Fundación INECO.
"Se ha demostrado que una intervención centrada en las potencialidades y dificultades del niño produce una mejoría importante a lo largo de la vida de ese individuo. La idea es mejorar la calidad de vida de los chicos y sus familias, pensando en ellos pero también en el desenvolvimiento en su entorno y en el día a día de sus familias".
La neurociencia como herramienta social
"Hace unas décadas atrás se concebía al cerebro como un órgano estático, inmutable. En la actualidad, por el contrario, se sabe que el cerebro es un órgano 'plástico' con el potencial de establecer nuevas conexiones y cambiar de acuerdo al contexto", explicó Manes. "En base a este concepto es que las técnicas de rehabilitación basadas en el principio de neuroplasticidad y aprendizaje han demostrado ser efectivas no solo en la compensación funcional (basado en el poder mejorar una función determinada), sino también en la recuperación de las áreas dañadas. Estos conceptos son ejemplos de cómo es posible transferir los resultados de estudios de investigación en mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes".
Y concluyó: "Siendo las enfermedades neurológicas la primera causa de discapacidad, las estrategias modernas en salud se orientan en brindar una neurorehabilitación inclusiva y de calidad, tendiente a mejorar la calidad de vida de los pacientes y familiares con afección neurológica".
Hoy se conmemora el día del investigador científico

La figura de Bernardo Houssay y sus contribuciones al desarrollo de la ciencia marcaron un antes y un después en la investigación en Argentina. Por eso hoy se conmemora el Día del Investigador Científico, rememorando su natalicio. Houssay fue Premio Nobel de Medicina y Fisiología 1947 y creador hace 60 años del Conicet.
Desde el Consejo Directivo del Conicet, el Dr. Pablo Collins, emitió una carta abierta destacando la labor científica en la que recuerda y saluda a todos aquellos que “se hacen preguntas y buscan respuestas.
“Son aquellos que enseñan sus descubrimientos, que tienen oídos para escuchar lo que se les dice, que buscan aplicar sus conocimientos para que la sociedad cuente con mayores garantías de salud, ambientales, tecnológicas, de confort y, cerrando el círculo, sociales. En resumen, a aquellos que tratan de lograr, con su trabajo y la consecuente generación de conocimientos, una vida más sostenible para la sociedad de la que surgen y que los sostiene”, explica Collins.
El director del Conicet aprovechó la ocasión para destacar el “momento de suma preocupación” que vive “todo el ámbito científico-tecnológico en nuestro país”, como consecuencia de las restricciones presupuestarias, “ya reflejadas en la gran disminución del número de jóvenes incorporados a la actividad, y comenzando a hacerlo de modo notorio en los fondos para funcionamiento, equipamiento y estructura, resienten severamente la actividad actual y lesionan gravemente el futuro”. Agrega que “estas líneas no tienen el ánimo de ser una expresión negativa, pero mucho menos de sumisión a la situación actual. Por el contrario, pretenden poner sobre la mesa la definición de un investigador y la preocupante realidad que lo amenaza, no sólo a él sino a la sociedad toda que lo contiene y lo requiere”.
¿Quién fue Houssay?
EL Dr. Bernardo Houssay fue farmacéutico, médico y químico argentino. Ganó el Premio Nobel de Medicina en 1947 por sus estudios sobre el papel de la glándula hipófisis en el metabolismo de la glucosa, lo que permitió avances en la lucha contra la diabetes. Pero el que consideró su mayor logro fue la creación en 1958 del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Conicet), el principal organismo de promoción de la ciencia en el país. Fue su presidente hasta su muerte, en 1971.
Primer paso en la instalacion del Radiotelescopio CART

En la zona del Observatorio Astronómico “Dr. Carlos U. Cesco”, en la localidad de Barreal, Calingasta, autoridades provinciales, nacionales e internacionales colocaron la piedra basal del Radiotelescopio CART (Chinese Argentine Radio-telescope).

Con la participación del embajador de la República Popular China, Dr. Yang Wanming, el gobernador Sergio Uñac, junto al secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación provincial, Tulio Del Bono, encabezó la comitiva que se acercó hasta el lugar donde se ubicará el primer radiotelescopio de estas características en Sudamérica. Las especificaciones técnicas de este nuevo instrumento para la ciencia nacional e internacional son:
  • Reflector primario 40 m de diámetro.
  • Reflector secundarios 4.2 m.
  • Banda operativa Fase I: S (2 - 4Ghz) y K (18 - 26Ghz).
  • Banda operativa final: L, C, X, Ku, K, Ka, K y Q (1- 45Ghz).

Según afirmó Uñac “la ciencia y la tecnología son áreas centrales para el Gobierno de San Juan, pensando en un desarrollo académico profundo para las presentes y futuras generaciones. Por ello, destaco la labor en conjunto que venimos realizando entre China, la Nación, la Provincia, la Universidad Nacional de San Juan y el Municipio de Calingasta para que este sueño comience a materializarse”.
Cabe recordar que dicho proyecto fuera acordado a través del Convenio Específico para la Construcción, Instalación y Funcionamiento del Radiotelescopio de China Argentina (CART), suscripto el 22 de Junio de 2015, y aprobado por Ley Nº 1.386-B de la Cámara de Diputados de San Juan, el 17 de Diciembre del mismo año.

En el acuerdo se estableció que San Juan se compromete a realizar el camino de acceso, nivelación de terreno, compactación y excavación, además de bridar los servicios necesarios de Internet y Energía Eléctrica, con un presupuesto total estimado de $100 millones de pesos. La Nación aportará fondos por un monto estimado de $24 millones de pesos.  Por su parte, desde el Gobierno de China se llevó adelante la fabricación y armado del instrumento, con un costo total de $240 millones de pesos. La iniciativa en su fase de construcción y ensamble requerirá 150 operarios y para su fase operativa un total de 15 científicos, técnicos e ingenieros locales.
Por su parte, el embajador Yang Wanming destacó que “el intercambio de cooperación en ciencia y tecnología, al igual que en las áreas política, económica, social y cultural, es muy importante para ambos gobiernos. Hoy damos un primer paso importante para un largo viaje que comenzamos a transitar”.
En la jornada estuvo presente el subsecretario de Coordinación Institucional, Sergio Matheos, en representación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación. “Tenemos una fuerte presencia internacional desde el punto de vista científico. En este sentido, el polo San Juan – Mendoza es muy importante, único en el mundo” expresó el funcionario nacional.
Actualidad de este tipo de tecnología en el país
La observación realizada por Karl Jansky en 1931 marcó el nacimiento de una nueva técnica de observación astronómica: la radioastronomía. Desde entonces se han instalado 126 radio-observatorios distribuidos en 36 países. El Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR) es pionero en la investigación radioastronómica en América Latina, iniciando formalmente sus actividades en marzo de 1966.
Los principales instrumentos de observación del IAR son dos radiómetros, cada uno con un reflector principal de 30 metros de diámetro, denominados Antena I y II respectivamente.
Por su parte, en el año 2016, se inauguró el Radiotelescopio de 6 metros de diámetro instalado en el Observatorio Argentino Alemán de Geodesia (AGGO), en la ciudad de La Plata. El AGGO contribuye a mejorar el Marco de Referencia Terrestre Internacional (ITRF6) en el hemisferio sur, en general, y en América Latina y la Argentina, en particular.
Otro proyecto actualmente en desarrollo es el denominado LLAMA (acrónimo de Large Latin American Millimeter Array), emprendimiento científico y tecnológico conjunto de Argentina y Brasil, cuyo objetivo es instalar y operar un Radiotelescopio de 12 metros de diámetro. El proyecto es financiado por la Secretaría de Articulación Científico-Tecnológica del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCyT) de Argentina y la Fundação de Amparo a Pesquisa do Estado de São Paulo (FAPESP) de Brasil. Será operado por el Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR-CONICET-CIC) y la Universidad de San Pablo (USP), en nombre de Argentina y Brasil, respectivamente.

Utilización del Radiotelescopio CART
Aplicaciones Geodésicas:
Los radiotelescopios han permitido mejorar en dos órdenes de magnitud la precisión con que se determina la posición de la Tierra en el espacio, en comparación con los instrumentos astronómicos que se utilizaban clásicamente para esa finalidad. Esa mejora ha permitido el desarrollo de nuevas tecnologías satelitales de observación de la Tierra y de navegación, cuyo funcionamiento requiere conocer la órbita de los satélites con gran exactitud.
En la actualidad, la red global de radiotelescopios usados con fines astrométricos y geodésicos cuenta con unos cincuenta instrumentos operativos, la gran mayoría de los cuales está concentrados en el hemisferio norte. La instalación de CART en la Argentina contribuirá a mejorar la cobertura global de la red de radiotelescopios y, consecuentemente, la determinación de los parámetros astro-geodésicos en nuestro hemisferio y, en especial, en la Argentina.
Entre los tópicos de investigación que podrían abordarse con las mediciones de CART se destacan:
  • Mejora del Sistema de Referencia Celeste Internacional (ICRF por sus siglas en ingles) en el hemisferio sur.
  • Mejora del Sistema de Referencia Terrestre Internacional (ITRF por sus siglas en ingles) en el hemisferio sur.
  • Mejora de la red geodésica nacional argentina.
  • Mejora en la determinación de los parámetros de orientación de la tierra (EOP por sus siglas en inglés).
  • Mejora de la determinación de las irregularidades de la rotación de la tierra.
  • Mejora en la determinación de las órbitas satelitales en el hemisferio sur.
  • Mejoras en el rastreo y la telemetría de las misiones espaciales argentinas.

Aplicaciones Astronómicas:
Con el agregado de receptores operando a mayores frecuencias que las de uso geodésico, el radiotelescopio se convierte en un instrumento de primera calidad para investigaciones astronómicas de interés para los astrónomos argentinos y chinos.
En particular, en la franja de 31 a 45 GHz (bandas Ka y Q), estaría operando en la llamada Banda 1 del radiotelescopio LLAMA que Argentina y Brasil están instalando en la Puna Salteña, con la particularidad de ofrecer una resolución angular 3 veces superior a LLAMA (por ser una antena más grande) y, lo que es mejor aún, abriendo la excelente posibilidad de hacer interferometría de gran línea de base (consiste en combinar la luz, como principio de superposición proveniente de diferentes receptores, telescopios o antenas de radio para obtener una imagen de mayor resolución), entre Salta y San Juan, por lo que se convertiría en el mejor recurso astronómico del Hemisferio Sur para investigar en ese rango.
Cabe mencionar que ya hay colaboraciones científicas iniciadas entre grupos argentinos y chinos, que se beneficiarían especialmente con la utilización del radiotelescopio CART para su investigación y la instalación en el país de esta antena beneficiaría las investigaciones de una comunidad numerosa.
¿Qué son los radiotelescopios y la radioastronomía?
Un radiotelescopio está formado por cuatro partes fundamentales: antena, sistema de posicionamiento, receptor y sistema de adquisición/procesamiento de datos. El sistema de posicionamiento de la antena dirige la misma a la posición que se desea observar y el reflector o parábola principal de la antena recolecta la señal proveniente de esa zona.
El receptor es el encargado de tomar la energía suministrada por la antena y de acondicionar la misma a niveles y frecuencias adecuadas para su registro. La adquisición y procesamiento de datos se realiza mediante un sistema de computación dedicado.

La radioastronomía es una rama de la astronomía que explora el Universo detectando radiación electromagnética que es emitida por los cuerpos celestes en la denominada banda de radio del espectro electromagnético.
Las señales que se observan en la banda de radio son generalmente muy débiles, por lo que para poder detectarlas se deben utilizar grandes antenas, o grupos de antenas más pequeñas trabajando en paralelo. La mayoría de los radiotelescopios utilizan una antena parabólica para concentrar las ondas recibidas en una zona denominada foco de la antena. En dicha zona se encuentran localizados elementos electrónicos que amplifican las señales recibidas, que posteriormente son objeto de estudio por parte de los astrónomos.
Otros aspectos inherentes a la Radioastronomía son el diseño de receptores de alta sensibilidad y el software que controla los radiotelescopios, que permite la adquisición de la información y el posterior análisis de las observaciones.
La radioastronomía ha ocasionado un importante incremento en el conocimiento astronómico, particularmente con el descubrimiento de muchas clases de nuevos objetos tales como los pulsars, cuásars, galaxias activas y el de la radiación de fondo de microondas.
Neurociencias cognitivas aplicadas al sector del conocimiento


Para  afianzar la cooperación institucional entre el CONICET y ARGENCON, se  llevó a cabo un taller de trabajo entre investigadores del INCyT y  representantes de distintas empresas.

¿Es posible la  integración entre el mundo de la ciencia y el mundo de los negocios?  ¿Qué le puede aportar el desarrollo científico a las empresas? ¿Cómo  pueden ingresar las neurociencias al trabajo cotidiano que se realiza en  el sistema productivo?
Para responder estas y otras preguntas, la Dirección de Vinculación  Tecnológica del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y  Técnicas (CONICET) organizó un taller de trabajo donde participaron  investigadores y becarios del Instituto de Neurociencia Cognitiva y  Traslacional (INCyT, CONICET-INECO-Fundación Favaloro) y representantes  de empresas prestadoras de servicios basadas en el conocimiento.
Estas empresas integran ARGENCON, una entidad conformada por más de  cuarenta compañías relacionadas con los mercados externos, líderes en  los clusters de tecnología, producción audiovisual, gestión empresaria,  servicios legales, contables, impositivos y de diseño, ingeniería,  arquitectura e investigación y desarrollo.
La apertura de la jornada –que se llevó a cabo en el Centro Cultural  de la Ciencia (C3)-  estuvo a cargo del Director de Vinculación  Tecnológica del Consejo, Mg. Juan Soria, y del Director Ejecutivo de  ARGENCON, Luis Galeazzi.
“En la Dirección de Vinculación Tecnológica tenemos por misión  direccionar al CONICET para que responda las demandas de las empresas,  organismos y sociedad en general. Nuestro objetivo es que el  conocimiento generado  tenga un impacto en el desarrollo nacional y en  la calidad de vida de las personas”, sostuvo Soria.
A su vez, agregó que el CONICET tiene un conjunto de instrumentos   útiles para las empresas, como los Servicio Tecnológico de Alto Nivel  (STAN),  los Proyectos de I+D, las asistencia técnica, las becas  cofinanciadas con empresas, entre otros. “Lo importante es entender lo  que ustedes necesitan, cuál es el desafío competitivo que tienen y  transmitírselo a nuestros investigadores referentes en el tema para  poder trabajar en un proyecto en conjunto”, concluyó.
Por otro lado, Luis Galeazzi sostuvo que lo que le interesa a  ARGENCON es  “poder sumar valor agregado a nuestras exportaciones.  Podemos crecer en dos ejes: exportar más, vender más de lo mismo o  crecer en valor agregado, en variedad e innovación, brindar servicios  con mayor inteligencia, ingeniería, creatividad. A largo plazo es más  importante esta última opción”.
El Director Ejecutivo también se refirió a la necesidad de integrar  la producción con la ciencia. “Se pueden incorporar elementos de la  ciencia a los productos y lograr una cultura de trabajo viable. Tenemos  empresarios orientados al negocio, al volumen y a la venta, y la ciencia  está aplicada al conocimiento y al desarrollo. Puedan tener una  síntesis, una sinergia”.
Luego de la presentación, Agustín Ibañez, investigador del CONICET y  director del INCyT, hizo una introducción a los métodos que se  desarrollan en el Instituto para investigar los procesos mentales con  técnicas de neurociencias. Estos métodos podrían aplicarse en las  empresas para saber cómo la gente piensa, actúa, toma decisiones y se  relaciona.
El doctor Ibañez  presentó a un subgrupo  de investigadores y  becarios del Instituto al que denomina “Greywave” –algunos de los cuales  se encontraban presentes–, que estudia las bases cerebrales de la  conducta y de los procesos cognitivos. “El Instituto es Traslacional ya  que apunta a trasladar lo que está encerrado en el laboratorio hacia  fuera. Nuestro objetivo es utilizar nuestro know-how, nuestro  conocimiento  neurocientífico de los procesos cognitivos, afectivos y  sociales para mejorar cualquier proceso fuera del ámbito de las  neurociencias”.
El científico presentó varias “ideas traslacionales” como el uso de  técnicas de estimulación cerebral no invasivas para mejorar procesos  cognitivos; el desarrollo de un software para baterías de evaluación  neuropsicológicas que permiten evaluar la capacidad de liderazgo y la  toma de decisiones; aplicaciones que solucionan problemas de salud y  envejecimiento utilizando big y fast data (por ejemplo, se pueden hacer  pruebas de stress con un teléfono celular, es decir con la tecnología  disponible).
Luego de la interesante presentación de Ibañez, los representantes de  las empresas plantearon las necesidades e intereses de sus sectores  para trazar un futuro trabajo en conjunto con el INCyT.
Fuente: conicet.gov.ar
La ciencia confirma que los ricos te ignoran



Tres experimentos confirmaron que las personas de clase alta prestan menos atención a quienes les rodean.

Los ricos no prestan atención a las personas de su entorno. Esta es la principal conclusión de un reciente estudio, publicado en la revista 'Psychological Science', que asegura que el grado en el que las personas desvían su atención podría depender de su clase social.
Así, la investigación demuestra que las personas que se identifican en una clase social relativamente alta prestan menos atención a quienes les rodean que aquellas personas que tienen menos dinero.
Para probar esta hipótesis, el equipo de científico de la Universidad de Nueva York llevó a cabo una serie de experimentos. En el primero, reunieron a 61 peatones en la ciudad de Nueva York y les pidieron que se pusieran las gafas de realidad aumentada Google Glass y caminaran por la calle durante un minuto observando su entorno.
Al analizar las imágenes, los investigadores descubrieron que aquellos participantes que se habían identificado previamente con una clase social alta miraban menos a otros transeúntes que los que se habían ubicado en la clase media-baja.
Para respaldar estos resultados, se llevaron a cabo los otros dos experimentos. En uno de ellos, 158 estudiantes analizaron más de 40 fotografías de diferentes ciudades. Así, el equipo descubrió que los participantes con menos dinero pasaban un 25% más de tiempo en cada imagen que sus compañeros más ricos.
Por último, se realizó un experimento online con 393 personas. A cada una de ellas se le pidió ver pares de imágenes con caras y objetos, y luego se les preguntó que había cambiado. Los investigadores descubrieron que los participantes de la clase alta tardaban más tiempo que los de la baja en señalar las caras que cambiaron en la pantalla; es decir, no les estaban prestando demasiada atención.
"La clase social afecta el procesamiento de información de una forma generalizada y espontánea", explicó a la citada revista Pia Dietze, principal investigadora del estudio. "Cuanto más sabemos sobre el efecto de las diferencias de clase social, mejor podemos resolver problemas sociales generalizados. Esta investigación es sólo una pieza del rompecabezas", añadió.
Fuente: rt.com
Utilización de los contenidos citando la fuente.
contador de visitas gratis para blog
Nuestras Visitas
Defendé tu derecho a estar informado
Colaborá con Patria Moreira
Regreso al contenido | Regreso al menu principal