Economia - Patria Moreira

Año 5. Junio 2017. San Juan. Argentina.  Email: patriamoreira@gmail.com   www.facebook.com/carlosbecerraart
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Economia

El Gobierno colocó un bono en dólares a cien años, con un rendimiento del 7,9 por ciento.

Deuda para que paguen veintiséis presidentes

La  emisión de un título a un siglo es algo inédito para la Argentina. La  colocación por 2750 millones de dólares se realizó a una tasa de interés  muy superior a la de otros países. La extensión del plazo no permitió  bajar el costo. La liberalización de los movimientos de capitales y la desregulación  cambiaria que tuvieron lugar en diciembre 2015 fueron la piedra basal  para el ciclo de endeudamiento externo iniciado con el pago a los fondos  buitre. Desde entonces el Gobierno de Mauricio Macri entregó deuda en  moneda extranjera para todos los paladares.

Entre los bonos ofrecidos al  mercado hubo colocaciones en dólares, euros y francos suizos con plazos  de entre 3 y 30 años. Las tasas de interés pagadas no mostraron las  bajas prometidas y la economía no despegó pero Argentina se convirtió en  el país emergente que más deuda en moneda extranjera emitió en los  últimos 18 meses. El Ministerio de Finanzas decidió coronar el proceso  de reinserción plena en los mercados financieros internacionales con el  lanzamiento de un título en dólares a 100 años. La operación a cargo del  cuarteto compuesto por HSBC, Citigroup, Santander y Nomura permitió  captar ayer 2750 millones de dólares, aunque los bancos extranjeros  recibieron órdenes de compra por una suma cercana a los 10.000 millones  de dólares. “Una emisión de este tipo es posible gracias a que logramos  recuperar la credibilidad y la confianza del mundo en Argentina y en el  futuro de nuestra economía”, celebró el ministro de Finanzas, Luis  Caputo. Ni la credibilidad ni la confianza permitieron una reducción  significativa en el costo del financiamiento. Los bonos centenarios  tienen un cupón de interés de 7,125 por ciento anual y, como los títulos  se vendieron por debajo de su valor nominal, el rendimiento asciende a  7,9 por ciento. La emisión de un bono a cien años era algo inédito hasta ahora en  Argentina. El título terminará de pagarse en 2117. Quiere decir que, si  no se modifica la Constitución o no hay una recompra anticipada, habrán  transcurrido 26 mandatos presidenciales cuando ese pasivo se cancele de  manera definitiva. Asumiendo que las fronteras y finanzas europeas se  mantengan inalteradas, Irlanda y Bélgica habrán cancelado el año  anterior sus respectivas colocaciones en euros. Las emisiones realizadas  por esos países el año pasado fueron simbólicas: 100 millones de euros  con tasas de interés del 2,3 por ciento. Quien también terminará de  abonar sus bonos centenarios en 2116 es México, que tomó 1500 millones  de euros pagando tasas inferiores al 5 por ciento. “Estamos más cerca de  países normales como Bélgica o México que de Venezuela, con quien el  gobierno anterior solía endeudarse a 5 años y a tasas de un 15 por  ciento. Es un sello de confianza no sólo en esta administración sino  también en el futuro del país”, enfatizó el ministro de Finanzas, para  quien el endeudamiento externo es una condición necesaria para crecer y  generar empleo. A pesar del entusiasmo oficial, la exitosa reinserción  del país en el mercado financiero internacional no solo no ofreció esos  resultados sino que los fondos obtenidos fueron utilizados para  financiar la fuga de capitales y la remisión de utilidades en el marco  de una asfaltada y bien señalizada bicisenda financiera. La medida  recibió duros cuestionamientos de todo el arco opositor e incluso de  economistas del establishment. Una descripción más precisa sobre el origen y los objetivos  de la operación provino desde una de las entidades colocadoras. El Jefe  Global del Debt Syndicate del HSBC, Adam Bothamley, indicó ayer que la  operación fue ofrecida al gobierno argentino por los bancos al tiempo  que consideró que la colocación “no es tanto sobre un título a 100 años,  es una forma de expresar con fuerza la trayectoria de la historia a los  inversores”. Es el broche de oro para el abandono de la política de  desendeudamiento, una herencia que facilita al proceso iniciado el año  pasado. El regreso estelar de la Argentina a los mercados  financieros internacionales podría registrar hoy un nuevo hito. El  ministro Caputo está convencido que Morgan Stanley mejorará el status  del mercado bursátil local, que pasará de ser considerado “fronterizo” a  “emergente”, incentivando mayores flujos de capitales hacia activos  locales. Durante una conversación que mantuvo con periodistas  acreditados en el Palacio de Hacienda, el jefe de gabinete de Finanzas,  Pablo Quirno, desestimó los cuestionamientos a la operación al sostener  que “uno toma las decisiones con la información del momento, ya que con  el diario del lunes todo sería más fácil”. En el caso de la deuda  externa, la “información del momento” excede a la que muestran las  pantallas Bloomberg utilizadas por los operadores del mercado. Los datos  históricos son contundentes: los ciclos de endeudamiento externo como  el que caracterizó a la Argentina entre 1976-2001 no tuvieron un  correlato con procesos de desarrollo económico, ampliación de la  capacidad productiva y mejoras sostenidas de las infraestructuras. En  cambio, incrementaron la vulnerabilidad externa, generaron nuevas  fuentes de volatilidad macroeconómica, tensionaron las cuentas públicas y  profundizaron los problemas en la balanza de pagos. Tomar deuda en sí  no es malo, el problema es el uso que se da a esos flujos.
Fuente: pagina12.com.ar
Se aceleró la fuga de capitales: creció un 40% hasta los u$s 5.630 M en primer cuatrimestre

La fuga de capitales se aceleró en el primer cuatrimestre y creció un 40% hasta los u$s 5.630 millones, de acuerdo a un informe presentado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) este martes.

"Su crecimiento es aún mayor en relación a igual período de 2015, considerando que  la adquisición de moneda extranjera para la formación de activos  externos en los primeros cuatro meses de este año resultó ser el doble", se resalta en el informe.
Durante el 2016, la Formación de activos externos del Sector Privado No Financiero (FAE del SPNF) alcanzó los u$s 9.951 millones,  con un fuerte crecimiento en relación con el año anterior. Sin embargo,  se aclara, "de no haber sido por el ingreso de cerca de u$s 4.000  millones en el marco del Régimen de Sinceramiento Fiscal, la fuga habría sido de alrededor de u$s 14.000 millones".
En  esta línea, el trabajo de CEPA marca que "hasta noviembre de 2015, los  flujos mensuales de salidas no superaban los u$s 1.000 millones y, a  partir de ese momento, se acercan a los 2.000 millones de dólares. Entre  enero y noviembre de ese año, el promedio de salida mensual fue de u$s  590 millones, mientras que entre diciembre de 2015 y abril de 2017 el  promedio de salida mensual es de u$s 1.037 millones de dólares, lo que  indica un aumento del 75%".
Bancos ya pagan las cuentas corrientes para evitar la fuga de pesos
OFRECEN DE 6% A 14% ANUAL A EMPRESAS E INVERSORES QUE DEJAN EL DINERO

El  sector pierde plazos fijos de empresas que se van a las Lebac. Al  remunerar los ahorros a la vista obtienen fondeo barato, pero de muy  corta duración.
La tentación por las Lebac es tan grande que  el plazo fijo bancario dejó de ser una opción razonable para las  empresas. Las altas tasas de interés que empezó a ofrecer el Central  provocaron una migración de los pesos que tenían  los grandes ahorristas  (compañías e inversores) desde el banco hacia los títulos de deuda y  redujeron la liquidez del sistema financiero.
Frente a esto, en  las mesas decidieron empezar a pagar un retorno de hasta 14% anual por  los grandes montos de dinero que las empresas dejan depositado en las  cuentas corrientes. Fueron habilitados para hacerlo a principio de año,  cuando el BCRA derogó una normativa que prohibía expresamente pagar  retribución en este tipo de depósitos. La reacción de los bancos se  demoró y recién empezó a verse, incipiente, en las últimas semanas.
El  comportamiento no está por ahora demasiado difundido porque apunta  solamente a los "saldos importantes". Pero hoy ya muestra a todos los  bancos alineados en pagar rendimientos de entre 6% y 14% anual a quienes  dejan grandes montos en una cuenta corriente. Los destinatarios son  compañías y fondos comunes de inversión.  Y el requisito es, la mayoría  de las veces, que mantengan un saldo promedio diario cercano a los $2  millones a lo largo del mes.
La medida del BCRA autorizó a  ofrecer tasas en estas cuentas, siempre y cuando se pacten libremente,  se liquiden en un plazo no menor al mes y se exhiban en las sucursales y  en las publicidades de los bancos, tanto bajo la forma de Tasa Nominal  Anual (TNA) como Tasa Efectiva Anual (TEA).
Los bancos deben  enfrentar de este modo la caída del fondeo que sintieron a partir de la  suba en la tasa de las Lebac. En las cifras del sistema financiero, que  publica el Central en su página web, se ve una caída del stock de plazo  fijos mayores al millón de pesos, que pertenecen a empresas y grandes  inversores (ver infografía). Estos depósitos no crecen desde marzo   pasado, cuando el BCRA resolvió  hacer más contractiva su política  monetaria. Y hoy, en cambio, sólo se ve crecimiento en los ahorros de  particulares (inferiores al millón de pesos), que están a menos de 60  días. Los plazos fijos más cortos crecieron durante mayo en $7.000  millones. El resto,cayó o, prácticamente, no se alteró.
La  pérdida de grandes depósitos empujó a los bancos a subir un punto  porcentual las tasas de interés que ofrecen a "personas jurídicas": hoy  se llega a pagar entre 20% y 21% anual por un plazo fijo mayorista a 30  días (la Badlar, que surge de una encuesta del BCRA, se ubicaba el  viernes en 19,5%). Los más apurados en salir a recomponer fondeo son los  bancos chicos, que por un plazo fijo llegan a ofrecer rendimientos de  22%.
Esta fue la primera vez en la "era Macri" que los bancos  atinaron a "remunerar mejor el fondeo", un pedido que Federico  Sturzenegger había reiterado incansablemente en sus conferencias. Fue la  respuesta del sector ante un fenómeno que empezó a percibirse desde  principios de marzo, después de que rebotara la inflación y a partir de  que el Central saliera a apuntalar las tasas de las Lebac (desde el  20,5% al 25,50%). El repunte de los precios quitó algo de atractivo a  las tasas que pagaban los bancos por un plazo fijo y alentó a las  empresas a pensar en otras alternativas para proteger su dinero. El  stock de Lebac saltó en $240.000 M desde el 1 de marzo y las compras de  dólares se mantuvieron por encima de los u$s2.000 millones.
Fuente: ambito.com

¿Qué es una LEBAC?
            
Las Letras del Banco Central (LEBACs) son títulos de  deuda que emite la entidad monetaria a corto plazo, y que dependiendo la  licitación los mismo oscilan entre los 28 y los 273 días de  vencimiento. Tienen como objetivo, entre otras cosas bajar la demanda del  dólar y bajar la inflación. Se licitan una vez por mes y el total del  capital más intereses se paga al vencimiento. Para quienes no hayan podido licitar dentro de las fechas  correspondientes, es posible comprarlas en el mercado secundario como  cualquier otro instrumento de renta fija.
                         
Fuente: invertirenlebacs.com.ar

La licitación de Letras del Banco Central (Lebac) es llevada a cabo cada tercer martes del mes por el Banco Central (BCRA). La autoridad monetaria emite deuda que es comprada por los inversores. El fin de la entidad es absorber pesos del mercado financiero. A cambio, ofrece una tasa que hoy se coloca en torno al 25% anual a 35 días, más que apetecible para un inversor que no encuentra en dólares ni en plazo fijo los rendimientos necesarios.
                                                                                                                                                   
                                                                                                                          
     

¿Cómo puede comprar Lebac un inversor minorista?

 
Para invertir es necesario tener una cuenta comitente en un agente de bolsa. La apertura es gratuita.  Para ello es necesario presentar un recibo de sueldo, monotributo o  alguna constancia de ingreso y llenar unos formularios en el broker,  además de tener una caja de ahorro en pesos en algún banco. Las comisiones comienzan con un fijo de $250. El piso para que opere un minorista es de $ 1000. Pero si se tienen en cuenta los costos, los analista recomiendan no invertir menos de $ 20.000 (o $ 50.000, según algunos), aunque consideran que “el ideal” es $ 100.000.  Si se tiene en cuenta que el promedio de las comisiones que cobran los agentes de bolsa resta un punto de tasa, las Lebac terminan pagando 6 o 7 puntos de diferencia contra un plazo fijo. Lo que cobra el agente de Bolsa es una comisión por la operación que va entre 0,5% y 1% del monto invertido, a lo que se suman a los gastos de mantenimiento de cuenta. Las inversiones menores a $1 millón se realizan en el ‘Tramo No Competitivo’ y  sólo se puede optar el plazo del que quieren participar. La oferta  siempre será aceptada y la tasa de interés final de la inversión es la  tasa de corte que determina el BCRA para el plazo correspondiente. Cuando vence el plazo elegido el BCRA paga la Lebac  y el agente lo acredita en la cuenta comitente del cliente que puede  retirar el dinero o volver a reinvertirlo. En tanto, existe un ‘Tramo Competitivo’ es aquel  donde los inversores piden una determinada tasa para el plazo que  quieren invertir. La oferta mínima debe ser de $ 1 millón y si la tasa  de corte -es decir, la tasa que ofrece pagar el BCRA cuando cierra la  licitación- es menor a la requerida, la oferta no es considerada y queda  afuera. Si la tasa de corte es mayor a la tasa requerida, la oferta es  aceptada automáticamente y se le da al inversor la tasa de corte.
Fuente: cronista.com
Una bomba de tiempo: sin los ingresos por blanqueo del primer trimestre, volvió a crecer fuerte el déficit fiscal

El rojo fiscal quedó parcialmente tapado por los ingresos del blanqueo,  que no se repetirán en el año. Dujovne dice que “se normalizan las  cuentas” pero encubre un brutal ajuste en ciernes, para contrarrestar el  pago de intereses de la deuda, que en abril creció un 391 por ciento.

El déficit fiscal primario del Estado nacional en abril alcanzó los  18.664 millones de pesos, un avance del 71,3 por ciento frente al rojo  de 10.893 millones de pesos del mismo mes del año pasado. Luego del pago  de intereses de la deuda, el déficit se ubica en los 49 mil millones de  pesos, un crecimiento interanual del 187 por ciento, informó ayer el  Ministerio de Hacienda.Es decir que los intereses netos pagados en abril  ascendieron  a 30.348 millones de pesos, contra 6181 millones de abril  pasado, un aumento de 391 por ciento.En el período enero-abril el  resultado financiero arrojó un rojo de 119.649 millones de pesos, una  suba del 46,6 por ciento frente al primer cuatrimestre de 2016. El  déficit hubiera registrado un crecimiento mayor de no haber sido por el  impacto fiscal del blanqueo, mientras que en sentido opuesto opera la  normalización de la obra pública, que el año pasado estuvo frenada. Más  notable es el crecimiento de la factura de los intereses de la deuda,  que avanzó 140 por ciento entre enero y abril en forma interanual.
Un informe de la consultora Ecolatina menciona que “faltando sólo dos  meses para el cierre del primer semestre, es muy probable que Hacienda  logre cerrar la primer mitad del año con un rojo inferior a lo pautado  (2 por ciento del PBI)”. Sin embargo, advierte por el creciente impacto  de los intereses de la deuda: el Estado tuvo que pagar 34.808 millones  de pesos adicionales de intereses de esas colocaciones financieras entre  enero y abril: es el doble de la inversión realizada en transporte en  ese período, casi diez veces la inversión de infraestructura que realizó  el Estado en el rubro de educación y más del doble de lo destinado a  vivienda. Los ingresos corrientes alcanzaron en abril 159.557 millones  de pesos, un avance interanual del 35 por ciento. Entre los impuestos,  el IVA creció un 17,5 por ciento y débitos y créditos, un 22,7 por  ciento, ambos por debajo de la inflación del período, lo que da cuenta  de que el nivel de actividad en el mercado interno siguió en baja en  abril. Ganancias creció un 22,3 por ciento y contribuciones a la  seguridad social lo hizo en un 31,7 por ciento. En cambio, cayó la  recaudación por derechos de exportación (-24,5).
El gasto primario ascendió a 178.220 millones de pesos, una  suba 38,1 por ciento. El primer rubro del gasto fueron las prestaciones  sociales (jubilaciones y pensiones contributivas, asignaciones  familiares y por hijo, entre otros), por 91.985 millones de pesos, con  una suba del 33,3 por ciento. Los subsidios económicos llegaron a 18.878  millones, con una suba del 24,4 por ciento impulsada por los subsidios  el transporte, que crecieron un 28,5, mientras que los subsidios a la  energía avanzaron 14,5, gracias a los tarifazos de la electricidad y el  gas. Las subas más pronunciadas se verificaron en gastos de capital,  dado que el año pasado el Gobierno paralizó la ejecución de las obras  públicas. Las obras del rubro vivienda crecieron un 3419 por ciento,  seguido de educación (431,4), transporte (62,0), agua potable y  alcantarillado (59,6) y energía (56,8).
El pago de los intereses de deuda (neto de los intereses  pagados intra-sector público nacional) pasó de 6181 millones a 30.348  millones de pesos, una suba del 391 por ciento. En relación a los gastos  totales del mes, el pago de intereses pasó de un 4 a un 16 por ciento.  La diferencia entre ingresos y gastos totales arroja en abril un déficit  de 18.664 millones de pesos, lo que representa una suba del 71,3 por  ciento. Si se contempla el resultado financiero, el avance del rojo es  del 187 por ciento.

En cuatro meses
Los ingresos totales percibidos por el Estado registraron un  avance del 39,6, favorecidos por el blanqueo de capitales. Si bien las  prestaciones sociales avanzaron a un ritmo del 40,2 por ciento, los  subsidios económicos jugaron de contrapeso. El programa de reducción de  subsidios y suba de tarifas permitió que la partida destinada a los  subsidios a la energía se redujera de 27 a 24 mil millones de pesos. En  cambio, los subsidios al transporte (que no se recortaron en el período)  subieron un 20,4 por ciento. En el primer cuatrimestre subió el gasto  de capital (energía, transporte, vivienda, agua y cloacas) un 44,6 por  ciento, por encima del promedio, porque la base de comparación del año  pasado es muy baja. En consecuencia, el déficit primario (sin considerar  el pago de intereses de la deuda) creció un 5,6 por ciento, de 56 a 60  mil millones de pesos.
El resultado financiero registró un deterioro del 46,6 por  ciento, de 81.641 a 119.649 millones de pesos. La diferencia radica en  la factura de intereses de la deuda, que subió en el primer cuatrimestre  un 140 por ciento interanual, de 24.834 a 59.642 millones de pesos. La  política de endeudamiento del gobierno de Cambiemos implicó que el  Estado tuviera que pagar 34.808 millones de pesos adicionales de  intereses de esas colocaciones financieras. Para poner ese número en  perspectiva: representa el 60 por ciento de todas las partidas  destinadas a los subsidios del período, el doble de la inversión  realizada en el rubro de transporte, casi diez veces la inversión de  infraestructura que realizó el Estado en el rubro de educación y más del  doble de lo destinado a vivienda.
Fuente: pagina12.com.ar
Consumo: se desaceleraron los pagos con débito y se desplomaron las cuotas

SON DATOS DE VISA, QUE REPRESENTAN MÁS DE DOS TERCIOS DEL MERCADO; HAY UN CAMBIO DE HÁBITO EN LAS COMPRAS DE LOS USUARIOS

El uso de los plásticos es aún 10% más alto que el del año pasado pero retrocedió 4% en abril. Y se extingue de a poco el Ahora 12: cae 53% interanual.

El comienzo del año parece ahora menos prometedor para el consumo que lo que se había visto, inicialmente, en enero. El uso de la tarjeta que hacen los argentinos se desaceleró levemente el mes pasado, al caer casi 4% en cantidad de transacciones respecto de marzo; y al achicar del 14% al 10% el crecimiento que venían alcanzando en comparación con igual época del año pasado.
El monto abonado por esta vía se mantuvo estancado, al mismo tiempo, y redujo su avance del 35% al 26% interanual, a un nivel ya inferior a la inflación acumulada.
Los datos privados, a los que tuvo acceso este diario, surgen de los registros que la tarjeta Visa distribuye mensualmente como información confidencial a los bancos. Esta compañía concentra hoy, en la Argentina, el 65% de los pagos que se hacen con plásticos. Sus informes revelaron un retroceso del 3% mensual en las transacciones con débito y del 4,6% en las de crédito (así, la expansión se redujo de 15% a 13% interanual y de 10% a 7%, respectivamente).
Los bancos siguen con preocupación estas cifras, en un momento en que algunos funcionarios del Gobierno suelen desestimar públicamente la caída del consumo. Y que llegan a considerar que las mediciones que hace el INDEC en supermercados y shoppings, son poco representativas porque no incluyen a los centros mayoristas ni a los pequeños comercios.
Los números de Visa no parecen mostrar una realidad muy diferente a la del INDEC. Reflejan que, en abril, no sólo cayó 3% la cantidad de transacciones con débito sino que se estancó el montos de financiamiento. De acuerdo con esto, en este mes las familias no sólo decidieron moderar sus gastos en los comercios sino que, simultáneamente, optaron por acudir con menor frecuencia a los centros de compra.
A esto se le suma un drástico cambio de hábito en el consumo que se percibe desde febrero, cuando el Gobierno forzó a los comercios a "transparentar" los costos de financiamiento para evitar engaños sobre las cuotas sin interés.
Actualmente, los argentinos usan los plásticos casi en igual proporción para débito y crédito: un 48% y un 52%, respectivamente. Así y todo, tres de cada cuatro veces que usan la tarjeta de crédito lo hacen para realizar compras en un sólo pago; y sólo una para abonarlas en más de dos cuotas.
Este fenómeno se vio profundizado en los últimos tres meses. Los usuarios de plásticos resolvieron desde febrero ajustar fuertemente las compras que hacían en cuotas. La cantidad de transacciones en más de un pago quedó, en abril, un 12% por debajo del nivel que tenía en igual mes del año pasado. Y muestra así que tarda en recuperarse del derrumbe que le había deparado el anuncio del plan "precios transparentes", en febrero pasado, cuando quedó con una caída del 24% interanual.
Los planes en cuotas se ven afectados, también, por una "retirada" del mercado que se empezó a notar en el "Ahora12", la iniciativa kirchnerista que desde sus inicios buscó promover las compras con bajo (ya no "sin") interés. Por este canal hubo en abril sólo 817 millones de transacciones, la mitad que el año pasado, por un total de $3.361 millones (un 20% menos, en términos nominales, que en 2017). El Ahora12 se desarma y pierde participación: sólo representa, ya, un 7% del mercado.
Según Visa, el retroceso de las cuotas es mayor en los pequeños comercios: mientras en los grandes centros la caída interanual fue de 8% en abril, en los más chicos llegó a ser de 14%. La dinámica del consumo, al menos por ahora, no parece convalidar la intuición oficial.
Fuente: ambito.com
La pelea que se viene: sindicalistas piden hasta $22.000 de salario minimo vital y movil

Luego del cierre de las principales paritarias del año, el Gobierno nacional, los sindicalistas y los empresarios se embarcarán en una durísima puja por el incremento del Salario Mínimo, Vital y Móvil, que  hoy está en $8.060.-

En el Ministerio de Trabajo creen que "todavía falta" para iniciar esa discusión y evitaron dar un porcentaje o monto estimado de la suba que se viene. Cerca del ministro Jorge Triaca consideran apresurado hablar de estos temas, aunque celebran el cierre de casi 40% de las negociaciones salariales en marcha. "El promedio de los acuerdos es del 20% y en la mayoría de ellas se incorpora este concepto de cláusula revisión o gatillo", dijo Triaca, al admitir la desconfianza que genera en los gremios el cumplimiento de la meta de inflación oficial.
"Si se la mira para adelante estará en 18% y ese es el promedio cercano al 20%"  que se firma, resaltó el ministro en una entrevista radial. "La  proyección del año pasado terminó en 37%", añadió el funcionario. En  2016 el órgano tripartito firmó 33% en tres cuotas para el SMVyM.
Fuentes  gubernamentales deslizaron a este medio que en la próxima reunión del  Consejo del Salario la Casa Rosada buscará fijar el nuevo Salario Mínimo  entorno a $ 9.500 para 2017. Los trabajadores piden más. Algunos, muchísimo más.
La CGT espera que los convoquen para la segunda quincena de junio. "Queremos  mejorar el piso a través de la recomposición del salario, incluida la  pérdida de poder adquisitivo del año pasado. Las expectativas para este  año están muy por encima del 17% o 18%,  que ahora han actualizado al  20%. Como sigan así los índices inflacionarios ninguna mediación estará  por abajo del 25%", anticipó a ámbito.com un integrante del Consejo Directivo de la central obrera.
En la calle Azopardo destacaron que el SMVyM debe "estar  fuertemente impregnado por los aumentos en alimentos, a donde va  principalmente el salario de los trabajadores, y ahí tenemos un aumento  mayor que la inflación promedio o núcleo, como le dicen".
El Observatorio de Datos Económicos y Sociales de la CGT reveló que la inflación de abril fue de 2,45% y que en los últimos 12 meses acumula 33,28%. Según el sondeo, una familia compuesta por dos adultos y dos hijos menores necesitó $ 14.761 mensuales para no ser pobre, lo cual representó un ingreso diario de $ 485. Ese mismo hogar para no caer en la indigencia debió contar con una entrada de $ 6.562 por mes, es decir $ 215 por día.
Según  el índice que realiza el Instituto Estadístico de los Trabajadores  (IET-UMET) integrado por gremios de la CGT y la CTA, la inflación anual  suma 27,1%, aunque remonta al 29,2% para el decil de ingresos más bajos.
Hugo Yasky se reúne el próximo miércoles con los economistas del CIFRA para definir un monto. "El aumento no debería bajar de 35% teniendo en cuenta la pérdida que se ha acumulado en un año y medio",  anticipó el dirigente gremial a este medio. "El SMVyM es la referencia  para casi la totalidad de trabajadores que no tienen convenio. En la  Argentina hay un 50% de la fuerza laboral que no está en convenio y,  generalmente, ellos tienen de piso salarial lo que establece el Salario  Mínimo Vital y Móvil", señaló el titular de la CTA de los Argentinos.
Yasky consideró que la pauta oficial de 18% está "forzando la realidad" y que es "imposible"  de sostener. "Puertas adentro en el Gobierno ya se está discutiendo que  la meta inflacionaria que pusieron es inalcanzable, que la tendrán que  modificar. Y que después de octubre habrá un cambio que significará  barajar y dar de nuevo. Si el propio Gobierno está discutiendo eso, no tiene sentido que quiere imponer una pauta desactualizada", afirmó.
El  jefe de la CTA Autónoma Pablo Micheli es el que más pide: $ 22.000. "Debe  tender a esa valor porque un matrimonio con dos chicos en edad escolar  necesitan esa cifra para vivir dignamente. Pero mientras discutimos cómo  llegamos a $ 22.000, porque ni el Gobierno ni los empresarios lo van a  aceptar, ningún trabajador debe ganar menos de la línea de la pobreza de  $ 14.000. Es una postura firme, es un piso para la discusión en la  próxima convocatoria del Consejo del Salario", explicó el sindicalista de ATE.
Daniel Menéndez,  coordinador nacional de Barrios de Pie, coincidió que el "piso" del  SMVyM debería estar en la misma línea de la Canasta Básica Total (CBT)  del INDEC. "El salario mínimo está en niveles que deberían llamar a la  reflexión por lo miserable del monto actual. Tiene que haber un aumento  acorde a lo desproporcionado en que está ahora, y creemos que no tendría  que seguir la pauta que se está siguiendo para los distintos sectores,  que ronda el 20% o 25%", enfatizó el líder social.
"Debe tener  un aumento considerable y que las centrales obreras tomen nota de lo  importante que sería una suba significativa que permita poner presión en  la base de la pirámide, porque es referencia de empleo informal",  remarcó el jefe de la agrupación piquetera, que para este miércoles  prometió desplegar 1.000 ollas populares por todo el país para denunciar  la malnutrición de los chicos y la caída en el consumo de leche.
Desde la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) exigen un suba de 24% para elevar el Salario Social Complementario de $ 4.000 a $ 5.000.  "Según establece la ley de emergencia el salario social es el 50% del  mínimo, vital y móvil, así que  estimamos que debe rondar los $ 10.000 o  un poco más", anunció el dirigente de la CTEP y el Movimiento Evita, Gildo  Onorato. "Los índices de pobreza están por encima de eso, que sería  ideal, pero no vemos decisión del Gobierno en llevarlo a ese nivel, y  pretendemos que suba todo lo posible. A la CGT le planteamos un  escenario de máxima, y si no se da, tenemos que estar en $ 10.000", completó Onorato.
Al igual que Barrios de Pie y la CTA, en la CTEP también rechazaron el 18% que buscaría el Gobierno.  "Es bastante irracional, teniendo en cuenta que la tarifa de luz en la  provincia subió 58%, los impuestos aumentan por arriba del 30% o 40% y  el piso de inflación es de 17% o 18%, y confirma la tendencia de que el  Gobierno nacional favorece a los sectores que más tienen", se quejó el cooperativista.

Cifras
El año pasado el salario mínimo se incrementó 33% en dos cuotas de $ 750 y una tercera de $ 500 hasta llegar en enero pasado a $ 8.060. El seguro de desempleo subió 650% a $ 3.000, tras permanecer congelado desde 2006. Según el INDEC, una familia necesitó en marzo un ingreso de $ 14.090 para no ser pobre.  Mientras que la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que mide los precios  de los alimentos de primera necesidad y que marca el umbral para no caer  en la indigencia, alcanzó los $ 5.798. El 23 de mayo se conocerán los valores de las CBT y CBA de abril. La inflación oficial fue de 2,6%. La única medición de abril de canastas que ya se conoce es de consultora FIEL,  que estimó la CBT en $ 13.049 y la Alimentaria en $ 5.621. En tanto, el  Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana  (ISEPCi)  midió que una familia integrada por dos adultos y dos niños  necesitó el mes pasado $ 13.764 para no ser pobre y unos $ 5.664 para no caer en la indigencia. Desde  marzo la jubilación mínima se clavó en $ 6.394, mientras que la máxima  trepó a $ 46.849. En el mismo mes, la Asignación Universal por Hijo  (AUH) ascendió $ 1.246 y la asignación escolar quedó en $ 1.043 al año.  La Defensoría de la Tercera Edad de la Ciudad de Buenos Aires aseguró  que la canasta básica de los jubilados ya cuesta $ 16.134 mensuales. La  discusión por el nuevo salario mínimo ya arrancó.
Fuente: ambito.com
Advierten que Argentina puede sufrir una "volatilidad cambiaria" similar a la de 2001

En un informe del Observatorio de Coyuntura Económica de la UNTref reveló que en los últimos quince meses se produjo una "agudización de los desequilibrios externo y fiscal".

Según el estudio, los cambios en los precios de la economía produjeron un deterioro en el consumo interno sin que se advierta una recuperación de la inversión ni la demanda externa.
Además, anticiparon que la economía argentina puede sufrir una "volatilidad cambiaria"  que caracterizó a la Argentina en los últimos 40 años. En ese contexto,  destacaron que este rasgo fue determinante para las crisis de 1981,  1989, 1995 y 2001. Respecto al aspecto financiero, desde la  UNTref indicaron que al cierre de enero de 2017 las reservas alcanzaron  un incremento del 50% interanual aunque "no tienen la misma robustez"  que años anteriores como el 2011 porque el crecimiento de las reservas  se debe a las "grandes cantidades de deuda". En ese contexto,  desde la UNTref señalaron que durante ese período agro, energía y  minería fueron los tres sectores más "favorecidos". Sin embargo,  destacaron que "estos sectores no pudieron traccionar al resto de la actividad productiva" por la vía del empleo y el salario. Desde  el Observatorio de Coyuntura Económica de la casa de estudio relevaron  una "notable" caída del valor agregado bruto (VAB) registrando una  contracción del 3,86% y del 3,7% durante el segundo y el tercer  trimestre de 2016, respectivamente con relación a iguale trimestres del  año anterior. De acuerdo con el informe con respecto al cierre  de 2015, la economía "mantenía su dinamismo" al haberse expandido el VAB  2,67% de forma interanual respecto a 2014. Por otra parte, el  Observatorio económico de la UNTref indicó que el PBI arrojó en el  tercer trimestre de 2016 una contracción del 3,8% en términos de precios  constantes mostrando un "fuerte freno" de la economía argentina.
Fuente: ambito.com

BCRA emitió más de $12.000 M en 8 días para comprar dólares
EN LO QUE VA DEL MES LAS RESERVAS CRECIERON U$S409 MILLONES A U$S48.626 MILLONES
La  decisión de intervenir en el mercado cambiario, para “aumentar las  reservas” conlleva en esta coyuntura niveles preocupantes de expansión  monetaria. Gana protagonismo la demanda de dinero.

En lo que va de mayo el Banco Central realizó  8 intervenciones en el mercado de cambios, a razón de u$s100 millones  diarios. Esto implicó una expansión monetaria superior a $12.000  millones. En otro contexto macro, y sobre todo inflacionario, el monto  quizás no sería inquietante. Pero dado que los últimos datos  inflacionarios no fueron para nada alentadores, la estrategia  cambiaria-monetaria del BCRA luce un poco arriesgada. En cuanto al balance de estas intervenciones, las reservas del BCRA aumentaron u$s409  millones a u$s48.626 millones.
Cabe recordar que casi un mes atrás el titular del BCRA, Federico Sturzenegger, informó, en medio de la presentación del IPOM de mayo (Informe de Política Monetaria), que  habían decidido "recomponer" el nivel de reservas para llevarlo al 15%  del PBI (hoy en menos del 10%). Más allá de las especulaciones sobre el  nivel de las compras potenciales (u$s25.000 millones) y el tiempo  planeado para hacerlas, lo cierto es que la emisión de dinero está yendo  a una velocidad que poco tiene que ver con una postura cautelosa. La  base monetaria crece al 34,7% anual (la circulación monetaria casi al 30% y los encajes al 54%), pero los agregados monetarios relevantes M1  (billetes y monedas en poder del público + depósitos a la vista del  sector público y privado en pesos) y M2 (M1 + depósitos en caja de ahorro  en pesos privados y públicos) al 30,5% y 34,3% respectivamente. En tal  sentido, vale destacar que el agregado M2 privado por ser el que mejor  interpreta el comportamiento de la inflación, está creciendo al 32,5%  anual. Esto y tener una pauta inflacionaria de 12 a 17% anual, es sin  duda un gran desafío para el BCRA.
Si bien, la estrategia de  acumulación y nivel óptimo de reservas tiene dividido a los expertos,  cierto es que en la actual coyuntura salir a comprar divisas, por encima  de lo que le vende el Tesoro, es una jugada de riesgo. Porque obliga al  BCRA a esterilizar aún más de lo que lo viene haciendo para renovar el  stock de LEBAC y asistir al Tesoro. Ocurre que más allá del auxilio pactado para este año ($150.000 millones), como una señal de reducción  de la dominancia fiscal, el BCRA debe comprarle los dólares que el  gobierno capta en los mercados para cubrir el déficit fiscal. Por ende,  amén de la emisión pautada como Adelantos Transitorios, el BCRA debe emitir para comprar esas divisas al Tesoro para evitar el impacto sobre  el mercado cambiario -en momentos en que desde varios frentes le  reclaman por el nivel del retraso cambiario-. Pero ahora encima, el BCRA  decide salir a intervenir, "para acumular reservas", con su  consiguiente correlato monetario. Toda esta masa de dinero primario que  se escurre por la economía, termina, finalmente, en el océano de las  LEBAC. Es así que el stock de LEBAC ya supera los $834.000 millones  (105% de la base monetaria y 112% de las reservas internacionales). Mientras  el gobierno continué colocando deuda en moneda extranjera y el rojo  fiscal no atempere la tendencia, el cuadro monetario se complica, fundamentalmente, en aras de la lucha anti-inflacionaria. O sea, la  táctica de cambiar el mix del financiamiento del déficit fiscal (bajo el  kirchnerismo 100% con el BCRA, y ahora con más deuda externa) termina  conspirando con la estrategia de bajar la inflación. Esto además de  influir en la tasa de interés que termina pagando el BCRA para esterilizar los pesos emitidos por el financiamiento del rojo fiscal,  puede chocar con el límite fronterizo que impongan las expectativas de  devaluación, entrando en un círculo vicioso de ponerle un piso a la tasa  exigida por el mercado para esterilizar el excedente de dinero. Por ello es oportuno señalar que el stock de LEBAC más Pases pasivos  (colocaciones de los bancos en el BCRA) hoy superan los $ 940.000  millones (o sea, 118% de la base y 126% de las reservas). Al respecto el  Estudio Bein advierte que "con la proyección de pasivos remunerados  (LEBAC+Pases) y los rendimientos actuales, y el stock de reservas estimados, el resultado cuasifiscal depende directamente del tipo de  cambio a fin de año. Con un dólar de $15,5 el déficit cuasifiscal escala a $200.000 millones (2% del PIB), con un dólar un peso arriba ($16,5)  el déficit desciende sólo a $95.000 millones, mientras que con un dólar  de $17,5 el resultado se vuelve positivo". Desde el BCRA consideran que  la hoja de balance no empeora, todo lo contrario, pero parecen minimizar  el impacto de un shock externo o un cambio de humor del mercado.
Fuente: ambito.com
Avanza firme la inflacion en mayo, en torno del 2 por ciento

Las mediciones privadas de alta frecuencia, que mira el BCRA, no reflejan una “desaceleración”
Pese  al optimismo que mostró el BCRA en su último comunicado, se advierte en  la primera quincena del mes una suba sostenida en los alimentos, que se  suma al ajuste resuelto sobre la tarifa del agua.

Las mediciones de alta frecuencia que realizan las  consultoras privadas, y que forman parte de los "insumos" que usa el  Banco Central para definir sus tasas de interés, todavía no  muestran ningún indicio de que la inflación se haya empezado a  desacelerar en la primera quincena de mayo. La suba de precios vuelve a  amenazar este mes con cerrar en torno del 2% mensual, por arriba de un  piso que no logra quebrar desde enero y que mira cada vez con  más  preocupación el propio presidente de la institución, Federico  Sturzenegger.
Lo preocupante: la suba de precios se afianza en  bienes y servicios que no tienen que ver necesariamente con los ajustes  tarifarios como, por ejemplo, los alimentos. Y podría impactar también  en la llamada "inflación núcleo", que suele tomar más en cuenta el Banco  Central para definir su política monetaria.
La consultora  Elypsis, del economista Eduardo Levy Yeyati, detectó hasta ahora  "registros altos" en los datos de inflación de las dos primeras semanas:  la primera dio un incremento del 0,6%, pero estuvo especialmente  afectada por el ajuste del 23% en la tarifa de agua; la segunda reflejó  una suba idéntica, del 0,6%, pero apareció influida en cambio por el  encarecimiento de los alimentos.
Si bien en Elypsis mantienen  aún la proyección del 1,7% para todo mayo, sus economistas también  aclaran que las mediciones que se conocieron hasta ahora no dan ningún  motivo para festejar una desaceleración de los precios.
En  PriceStats, otra de las fuentes considerada por el Banco Central (que  publica el resultado de sus relevamientos en la web), anotaron un ritmo  de inflación del 2% hasta la primera semana de mayo. La curva refleja un  repunte sostenido desde el piso del 1,2% que mostró marzo.
Como  sea, las cifras conocidas hasta ahora muestran que aún no hay motivos  para alertar sobre una  significativa caída de la inflación en este mes.  El último comunicado de política monetaria del Banco Central, del  martes pasado, había aclarado que "las estimaciones y los indicadores de  alta frecuencia de fuentes estatales y privadas monitoreados por el  BCRA" sugerían que, "en mayo   la economía retoma el proceso de  desinflación". La misma apuesta pareció arriesgar el vicepresidente del  BCRA, Lucas Llach, este viernes en su cuenta de Twitter: "Estos tres  meses (febrero, marzo y abril) no me parecen apropiados para juzgar la  inflación macroeconómica de Argentina", recomendó. Así y todo, los  últimos movimientos que hizo -desde marzo- la mesa de dinero del Banco  Central  dejaron en evidencia una mayor preocupación de sus funcionarios  por la suba de precios. Según pudo confirmar este diario, el ritmo ya  superó, por mucho, al que ya había proyectado Sturzenegger para esta  época al anticipar que vendrían "tres meses delicados en materia de  inflación".
Esto fue lo que convenció al "ala dura" del comité  de política monetaria del Central a salir a retirar pesos de la economía  con mayor agresividad. El organismo ya absorbió $90.000 millones en lo  que va de mayo mediante ventas de Lebac, que empujaron las tasas de  interés en un punto porcentual, hasta el 25,15% anual.
La mesa de  dinero empezó a ocuparse así de retirar los "excedentes de liquidez"  que vio en la economía. En las cifras oficiales ya se ve que el Central  es algo menos expansivo en su política monetaria: la emisión de pesos ya  se desaceleró en unos 5 puntos porcentuales (del 40% al 35%) durante  abril. Pero se ubica, aún ahora, por encima de un nivel "consistente"  con la meta del 17% de inflación. Parece ser éste sólo el comienzo de un  retorno ya irreversible hacia una política levemente más contractiva  del BCRA.
Fuente: ambito.com
RIQUEZAS NATURALES OFRECIDAS COMO AVAL DE LA DEUDA EXTERNA. RENUNCIA A LA INMUNIDAD SOBERANA

Denuncian a Macri por abuso de garantías

Por dos decretos de este año, el Ejecutivo habilitó a que las riquezas y recursos naturales puedan ser considerados como garantía del pago de la deuda externa.
Tres letrados denunciaron al Presidente por defraudación y abuso de autoridad. Los recursos hidrocarburíferos, el litio, otros recursos minerales estratégicos y las empresas del Estado quedaron fuera de la protección de inmunidad soberana contemplada en las emisiones de deuda externa y, por lo tanto, pasaron a ser pasibles de embargo y ejecución en una hipotética disputa legal con acreedores externos. Los abogados Eduardo Barcesat, Jorge Cholvis y Arístides Corti sostienen que esa posibilidad quedó habilitada por los decretos 29 y 231 de 2017. “Son precisamente esos recursos y riquezas naturales los que resultan la garantía del pago de la deuda externa que se contrae por los decretos impugnados, traicionando la manda de la Ley Suprema de la Nación”, advierten los letrados en el texto de la denuncia que realizaron contra el presidente Macri por defraudación contra la administración pública y abuso de autoridad. La demanda, que recayó en el Juzgado Federal Nº1 a cargo de María Romilda Servini de Cubría, también alcanza al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el titular de Finanzas, Luis Caputo. “Ni la dictadura se atrevió a tanto”, advirtió el bloque de diputados del Frente para la Victoria ayer a través de un comunicado. “La deuda en moneda extranjera que está contrayendo el gobierno es insostenible. Es evidente que en línea con la entrega de soberanía, el endeudamiento está embargando a generaciones futuras de argentinos, y sólo sirve para financiar la fuga de divisas”, advierten los abogados denunciantes. El recorrido de la deuda, el default, la posterior renegociación, los juicios e intentos de embargos sobre activos argentinos de fondos buitre expusieron los costos de la cesión de soberanía jurídica. Los fondos buitre pudieron hacer juicios contra Argentina porque los bonos fueron emitidos bajo la jurisdicción de Estados Unidos o Inglaterra. La misma lógica fue replicada por el Gobierno cuando, a comienzos de año, habilitó la emisión de nueva deuda externa por 20.000 millones de dólares. En ese decreto, las autoridades habilitan a “incluir cláusulas que establezcan la prórroga de jurisdicción a favor de los tribunales estaduales y federales ubicados en Nueva York y/o Londres, y que dispongan la renuncia a oponer la defensa de inmunidad soberana, exclusivamente, respecto a reclamos que se pudieran producir en la jurisdicción que se prorrogue y con relación a los acuerdos que se suscriban y a las emisiones de deuda pública que se realicen con cargo al presente decreto”. El texto de la norma precisa que “la renuncia a oponer la defensa de inmunidad soberana no implicará renuncia alguna respecto de la inmunidad de la Argentina con relación a la ejecución de los bienes que se detallan a continuación”. Entre los diez ítems mencionados figuran los Artículos 234 y 235 del Código Civil y Comercial de la Nación. Barcesat, Cholvis y Corti explican en su presentación judicial que “los bienes individualizados por el artículo 234 del Código son los que se encuentran fuera del comercio, y los del artículo 235 son los pertenecientes al dominio público, como ser el mar territorial, aguas interiores, bahías, golfos, ensenadas, puertos; ríos, estuarios, arroyos y demás aguas que corren por cauces naturales, lagos y lagunas navegables; islas que se formen en el mar territorial; el espacio aéreo supra yacente al territorio y aguas jurisdiccionales; las calles, plazas caminos, canales, puentes; etc”. Los denunciantes remarcan que el decreto “deja expresamente al margen el principio de la inmunidad soberana con respecto a los bienes del artículo 236 del Código Civil y Comercial, que son los bienes del dominio privado del Estado nacional, provincial o municipal”. Entre los bienes contemplados en ese artículo figuran “las minas de oro, plata, cobre, piedras preciosas, sustancias fósiles y toda otra de interés similar, según lo normado por el Código de Minería” y “los bienes adquiridos por el Estado nacional, provincial o municipal por cualquier título”. Por eso, los denunciantes consideran que “claramente quedan fuera de la protección de inmunidad de ejecución por ejemplo, los recursos hidrocarburíferos, el litio y otros recursos minerales estratégicos de los cuales el país contiene importantes yacimientos. También las empresas del Estado”. Los denunciantes advierten, además, que las normativas con las cuales el gobierno salió al mercado habilitaron la ejecución de bienes localizados en el territorio nacional, una situación que estuvo bloqueada durante la disputa con los buitres.
Fuente: pagina12.com.ar
Clarin cierra la compra de las acciones del grupo a su socio estadounidense, Ralph Booth.

En poco menos de cuatro meses, Clarín desembolsó us 316 millones para desprenderse de su socio norteamericano y detentar en soledad el capital social de todas las sociedades que de manera directa o indirecta hacen  al control del mayor holding de medios del país.

El Grupo Clarín terminó de comprar las acciones de su socio, el  multimillonario estadounidense Ralph Booth. quien tenía hasta ahora el  25,4% del paquete accionario de GS Unidos, propiedad del ejecutivo  norteamericano y que indirectamente tenía control sobre el 9% del  capital accionario de Clarín. La operación la cerró Blue Media, una  sociedad controlada, directa e indirectamente por The 1999 Ernestina  Laura Herrera de Noble New York Trust, HHM Media New York Trust; The LRP New York Trust y José Antonio Aranda. Es decir, por los principales  accionistas del Grupo Clarín. Y el monto involucrado llegó a los u$s  95,1 millones. Adicionalmente, Blue Media adquirió 40.000 títulos en  custodia globales (GDS), que representan cada uno dos acciones Clase B  de la sociedad por otros u$s 1,1 millón. Estos montos se suman a los  otros u$s 219 millones que Clarín ya le había pagado a Booth en enero  pasado por el 74% del capital social de GS Unidos.
Es decir que en poco  menos de cuatro meses, Clarín desembolsó u$s 316 millones para  desprenderse de su socio norteamericano y detentar en soledad el capital  social de todas las sociedades que de manera directa o indirecta hacen  al control del mayor holding de medios del país. Hasta ayer, el 71%  restante del holding se repartía entre los accionistas principales como  son Ernestina H. de Noble; Héctor H. Magnetto; Jose Antonio Aranda y Lucio Rafael Pagliaro a través de GC Dominio), y el 19% restante cotiza  en la bolsa. Ahora, el 100% de GS Dominio quedó para los empresarios. Precisamente, GC Dominio es la sociedad que cerró  la compra de las tenencias de Booth, por lo cual pasa a tener el 80% del  Grupo Clarín. La transacción fue informada por Clarín ayer a la  Bolsa de Comercio de Buenos Aires e implica la salida de Ralph Booth del  multimedios. Este inversor norteamericano formaba parte del  accionariado de Clarín a través de varios de sus fondos de inversión.
Es más, tenía en su poder parte de la participación  de Goldman Sachs en el grupo dueño, entre otras empresas, de  Cablevisión y el diario Clarín. Y a mediados de 2012 le adquirió las  acciones restantes al banco de inversión, también norteamericano. Una  transacción que se cerró en u$s 75 millones en ese momento.

¿Quién es Ralph Booth?
Booth es un inversor y multimillonario norteamericano con una  fortuna que llega a los u$s 5000 millones. Junto a su fondo, Fontinalis  Partners, LLC desembarcó en el capital del holding de medios asociado a  Goldman en 1999, en una operación concretada por u$s 500 millones en lo  que fue una de las mayores inversiones individuales que Goldman Sachs  llevó a cabo. Una diferencia de u$s 144 millones Ralph Booh participa en el directorio de varias empresas internacionales ligadas al negocio de  la TV por cable en Estados Unidos, el Reino Unido y otros países  europeos. Entre sus inversiones se encuentran empresas del sector como  SQL stream; B/G Communications; Diveo Broadband Networks;, Everyday Solutions; Parkmobile y GPX Enterprises, entre otros. Es socio de la  familia Ford en varias inversiones, y cursó varias carreras en la  Universidad de Harvard. A nivel local, Clarín y Cablevisión fueron sus  únicas inversiones. Y a juzgar por los u$s 144 millones de diferencia  que logró entre lo que pagó por las acciones de Clarín en 2012 y lo que  cobró por venderlas, se diría que en cinco años hizo un gran negocio. En  el caso de Clarín, antes de cerrar la venta de sus acciones a Booth,  Goldman Sachs se las había ofrecido al grupo. Pero no hubo trato. De  todos modos, desde el holding no mostraron preocupación por los valores.  Y aclararon el precio pagado se vincula con "el gran futuro que tendrá  Clarin de la mano de los planes de negocios para este año".
Fuente: cronista.com
Pese al anuncio del gobierno de Macri de haber cerrado el capitulo con fondos buitre, los juicios siguen

Buitres siguen litigando contra Argentina

El  juez Thomas Griesa convocó al “mediador” Daniel Pollack para que el  Gobierno cierre un acuerdo con grupos de cinco fondos buitre que no  aceptaron las condiciones de hace un año. Hubo intentos de embargos  sobre activos argentinos.
Los fondos buitre siguen merodeando alrededor de Argentina. A  un año del oneroso pago a los acreedores carroñeros, un grupo cinco de  fondos minoristas continúan litigando contra en país por bonos de la  deuda que no ingresaron al acuerdo. El más importante de esos  demandantes, HWB Alexandra Strategies Portfolio, intentó a embargar sin  éxito a comienzos de mes dos motores de los helicópteros presidenciales  que estaban siendo reparados en una fábrica de General Electric en Ohio.  El juez neoyorquino Thomas Griesa emitió anteayer una orden para que  las partes encuentren una solución. Para eso volvió a convocar a un  viejo conocido: el mediador Daniel Pollack.
Las oficinas del letrado volverán a convertirse en el  escenario de las conversaciones entre los buitres minoristas que pretenden cobrar alrededor de 160 millones de dólares por sus bonos y  los funcionarios del Ministerio de Finanzas. También fueron convocados  representantes de la empresa de clearing europea Euroclear a quienes los  buitres comenzaron a presionar en los tribunales. Existen otras  negociaciones abiertas con holdouts que todavía no accedieron a los  generosos términos propuestos por el país el año pasado.
“La Corte ha dicho en numerosas ocasiones que estos casos  deben ser resueltos. La Corte dirige a las partes, así como Euroclear, a  comparecer ante el Special Master en un esfuerzo por resolver el  litigio”, señala la orden firmada por Griesa el lunes. Desde el equipo  del ministro Luis Caputo consideran que se trató de una decisión  favorable. “El juez les dice dejen de hacer pedidos aislados en  distintos tribunales de Estados Unidos y que se sienten con el mediador  para alcanzar un acuerdo. Es una buena noticia para el país”, explicaron  desde Finanzas.
 
Los colaboradores de Caputo consideran exigua la diferencia  entre la pretensión de los acreedores y la oferta oficial. Por eso, aseguran que alcanzarán un acuerdo y terminarán con el renovado  hostigamiento de los acreedores minoristas. El buitre HWB radicado en  Luxemburgo representa los intereses de un grupo de acreedores alemanes  que rechazó el año pasado la oferta argentina. La orden para sentarse a  negociar alcanza además a las firmas Drawrah Limited, NW Global  Strategy, Schmidt y UVA Vaduz.
El fin de semana que pasó se cumplió un año de la emisión de  bonos por 16.500 millones de dólares que fue utilizada por el Gobierno de Mauricio Macri para cancelar el acuerdo con los acreedores  carroñeros. Los buitres que rechazaron ingresar a los canjes de 2005 y 2010 representaban el 7,6 por ciento de toda la deuda en cesación de  pagos desde finales de 2001.
Fortalecidos por el sesgo del juez Griesa, ese grupo minoritario de tenedores de bonos, títulos que fueron  adquiridos en su mayoría después del default, comenzaron a accionar  contra el país en la justicia estadounidense. Mientras que el 92,4 por  ciento de los bonistas aceptaron una importante quita, reducción de  intereses y extensión de los plazos, los grandes fondos carroñeros  pretendían cobrar el ciento por ciento de las acreencias adquiridas a  precio de remate. Intentos de embargo a bie- nes del Estado y el bloqueo  al pago de los intereses de la deuda fueron las principales  herramientas concedidas por el magistrado a los grandes fondos litigantes.
Con la decisión de abandonar la política de desendeudamiento  y la obsesión por lograr la reinserción plena del país en los mercados  financieros internacionales, el acuerdo se hizo inminente. Encabezados  por el desplazado Alfonso Prat-Gay las negociaciones comenzaron incluso  antes de la asunción de Macri. A finales de febrero se alcanzó el  acuerdo más relevante con el fondo NML Capital que encabeza Paul Singer.  Los términos del convenio se aprobaron en el Congreso y los primeros  pagos se concretaron a las 10 de la mañana del viernes 22 de abril.  Singer y sus clientes habían pagado 177 millones de dólares por todos sus bonos argentinos y recibieron 2426,6 millones de dólares: una  rentabilidad global de 1270 por ciento, sin contabilizar los honorarios  de sus asesores legales que también fueron asumidos por el país.
Fuente: pagina12.com.ar
"Es la economia, estupido"

LA ECONOMÍA EN EL CENTRO DE LAS PRÓXIMAS ELECCIONES
Sin   nada que mostrar en ese frente y con una oposición en crecimiento, el Gobierno tensa la cuerda ideológica. La economía es la causa de la  caída  de la imagen presidencial y de la intención de voto.

Sin   nada que mostrar en ese frente y con una oposición en crecimiento, el Gobierno tensa la cuerda ideológica. La economía es la causa de la  caída  de la imagen presidencial y de la intención de voto.
Más  de siete de cada diez argentinos son fuertemente críticos frente a la situación económica, lo que incluye que se preocupan por la inflación,   la falta de actividad y de ventas, usan la frase “no llego a fin de  mes”  y sienten temor a perder el empleo. Pese al ruido que se hizo la  semana  pasada por un pequeño aumento en la imagen del presidente  Mauricio  Macri, la realidad es que cuando se le pide opinión a los  ciudadanos sobre la gestión del mandatario, los números siguen siendo  altamente  negativos y no registran ninguna mejoría. Es que lo que prima  es la  economía y la gran mayoría dice que la economía será lo decisivo  a la  hora de votar. Quienes afirman que se inclinarán en las urnas por  la  oposición (45 por ciento) señalan que lo harán principalmente por   razones económicas. Pero de los que adelantan su voto por candidatos  del oficialismo (31 por ciento), ninguno dice que lo hará por razones   económicas, sino por razones políticas. Finalmente, los que no tienen   decidido su voto (25 por ciento) igualmente tienen una visión más que   crítica de la gestión económica del macrismo y dicen que eso puede   llevarlos a tomar la decisión en las urnas.
Las  conclusiones surgen de una amplia encuesta nacional  realizada por el  Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), que  dirige Roberto  Bacman. En total se entrevistaron 1200 personas en todo  el país,  respetándose las proporciones por sexo, edad y nivel  socioeconómico. La  encuesta se hizo por vía telefónica.
El  CEOP diseñó un Indice de Satisfacción Ciudadana orientado  a percibir  una especie de calificación a la gestión de los gobiernos.  En la  medición mes a mes, la administración Macri sigue bajando y tocó  ahora  una calificación de 3,76, en una escala de uno a diez. La baja se   produce por la dimensión económica, en la que el gobierno obtuvo apenas   un 3,19. En todos los casos se trata del ISC más bajo de toda la  serie.
“Sigue  vigente el clima de época adverso con respecto a la  economía –señala  Bacman–: es la principal preocupación de los argentinos  con el 53 por  ciento de las menciones, dentro de las cuales un nutrido  26,2 por  ciento posee una percepción de que ‘con lo que se gana no se  llega a  fin mes’. Si se le adiciona el temor por la desocupación, del 20,3 por  ciento, la inquietud por la economía involucra a más de siete  de cada  diez argentinos. Es posible detectar que no todo es tan sencillo  ni  lineal: aunque la popularidad de Macri muestra síntomas de  recuperación  (su imagen positiva mejoró dos puntos y medio), la gestión  sigue  estancada. Es cierto que creció un punto también la gestión, pero  la  desaprobación a lo actuado se mantiene realmente alta con un 59.1 por   ciento, el  mayor valor de la serie que va de diciembre de 2015 hasta   este último mes”.

Estrategia
Como  ya es público, la estrategia del macrismo cambió en las  últimas  semanas. La falta de resultados económicos lo llevó al viraje  porque no  tiene nada para exhibir en esa materia. No hay crecimiento del  empleo  ni de la actividad, los tarifazos pegan fuerte en todos los  estamentos  y, sobre todo, está instalada en todas las franjas que la administración Macri favorece a los ricos. Eso está presente incluso en   los que votarían a los candidatos de Cambiemos.
Ante  el hecho concreto de que la economía no arranca, la  estrategia del  gobierno es imponer una agenda política: mayor dureza con  los docentes,  represión, trato de “mafiosos” a los dirigentes  gremiales, nueva  utilización de la grieta, del anti-kirchnerismo y del  antiperonismo.  “En el nuevo discurso del gobierno –explica el titular  del CEOP–  comenzó a vislumbrarse el cambio de estrategia: el relato se  corre  inexorable a la derecha, haciendo foco en la política, no en la   economía.  La punta del iceberg de la orientación del oficialismo para   la campaña electoral comenzaba a ser visualizado: el enfrentamiento   entre el pasado y el futuro. Nosotros (el PRO sustancialmente) somos el   futuro, ellos (los peronistas y los kirchneristas) representan el   pasado. La estrategia, entonces, radica en que el oficialismo ha   decidido blindar su núcleo duro y cortar de cuajo la pérdida que día   tras día se produce en la periferia de sus adeptos, muchos de ellos   fuertemente desilusionados con la cuestión económica. Es que para este   último sector lo hecho por el gobierno no fue el cambio que eligieron  al  votar al candidato a presidente de Cambiemos”.

Voto
Por  supuesto que la gran pregunta es si el gobierno logrará  réditos  electorales con esta nueva estrategia, es decir si puede  conseguir que  la gente mire a la política –corrimiento a la derecha  mediante– y no a  la economía. El punto de partida es señalado por  Bacman: “Cuando se  consulta al encuestado a quién podría llegar a votar,  la oposición, en  términos genéricos, posee una ventaja inicial. Un 43,9  por ciento  afirma que se inclinará por  un candidato opositor. Por otra  parte, un  31,2 por ciento optaría por cualquier candidato que  represente al  oficialismo y un 24,9 aún no tiene una decisión tomada”.
Pero  los datos de mayor trascendencia surgieron cuando se  preguntaron las  razones del voto. “La estrategia elegida por el  oficialismo para  afrontar estas elecciones se observa con absoluta  claridad cuando se  analiza el sustento cualitativo de sus potenciales  votantes: nueve de  cada diez optan por opciones políticas. Los cuatro  motivos que esgrimen  están directamente relacionados con las consignas  que se pudieron  escuchar el 1 de Abril: respaldar a toda costa a la  actual gestión,  poner orden en la sociedad, terminar con la corrupción y  derrotar de  manera definitiva al kirchnerismo. Sin temor a equivocarse,  un núcleo  duro ideológico que reivindica el pensamiento de derecha y la  revisión  del pasado”.
Como se ve, la economía está ausente en el voto oficialista, porque no hay nada para reivindicar. Del  otro lado, los votantes opositores se basan en la  economía. El  director del CEOP señala que “los que se inclinan por  opciones  opositoras van por el lado económico en un 67,1 por ciento y  hay un  32,9 que esgrimen razones políticas. Entre las cuestiones  económicas el  núcleo de anclaje descansa en que el gobierno de Cambiemos  gobierna  para los ricos y que la economía no arranca. En la periferia,  prevalece  la sensación de que los salarios no alcanzan. En el factor  político,  la principal asignatura pendiente del oficialismo para estos  votantes,  radica en el incumplimiento de las promesas de campaña”.
Por  último están los que no tienen decidido el voto. Sobre  ellos Bacman  analiza que “navegan en aguas de borrasca. En este segmento  cohabitan  distintas actitudes de esperanza, enojo y hasta bronca. En un  segmento  donde se observa una mayor incidencia del pragmatismo, es  lógico que  influyan en mayor medida las razones de índole económica (63  por  ciento) y hacia el interior de la economía puede más el enojo y la   bronca que la esperanza. Por consiguiente, la mayor parte de los que   pertenecen a este segmento y esgrimen razones económicas, están   fuertemente convencidos de dos cuestiones: este es un gobierno que   favorece a los ricos y al mismo tiempo esperan que se produzca un   importante viraje en el rumbo económico. En tal sentido, son muy pocos   los que sostienen la esperanza y siguen afirmando que la economía finalmente se va a encaminar y tan solo hay que darle más tiempo. En   esta franja la potencialidad del voto oficialista de los que aún no   están decididos descansa en los argumentos políticos. Allí se basan las   esperanzas de los estrategas de Cambiemos, en los indecisos que  comulgan  con el pensamiento de poner orden y con que el kirchnerismo y  el peronismo representan el pasado”.
La  conclusión de Bacman surge de los datos de la encuesta.  “Con los  indicadores que se desprenden de este sondeo, todo lleva a  concluir que  si en este país existiera el bipartidismo, sería muy  difícil para el  oficialismo remontar la cuesta que lo lleve a superar la  ecuación que a  nivel estructural por estos tiempos favorece netamente a  la oposición.  Pero en nuestro país el bipartidismo hace mucho que dejó  de existir y  la oposición no es una única alternativa. Por el contrario,  aún  constituye un conglomerado heterogéneo, que no tiene la suficiente   capacidad de aglutinar el voto opositor. Y esta es una ventaja   competitiva para el oficialismo que seguramente sabrá potenciar de cara  a  las elecciones que se avecinan. En este contexto, la encuesta indica   que el desafío para la oposición es claro y evidente: la constitución  de  un frente que agrupe a todas las opciones políticas que no están de   acuerdo con el modelo de gestión de Cambiemos”.
¿A qué espacio piensa votar en las elecciones de este año?


Desde la oposición
Los que piensan votar a un candidato de oposición (43,9%)


Desde el oficialismo
Los que votan a un candidato del Gobierno (31,2%)


Los indecisos
Los que aún no decidieron a qué espacio votar (24,9%)


Principales preocupaciones de los argentinos


Evaluación de gestión de Mauricio Macri
 
 
Fuente: pagina12.com.ar
La hora de la flexibilizacion

Mientras se derrumba el empleo en la industria y la construcción, crecen los monotributistas
Un informe del  centro de estudios Atenea analizó los cambios en la composición del  empleo formal, y las conclusiones apuntan al preocupante avance de la  quita de derechos a los trabajadores. A enero de 2017, se contabilizaron 12.035.979 trabajadores registrados, de los cuáles los asalariados privados representan el 51,37% de ese  total: se trata del segmento que presenta mejores condiciones de  trabajo -como estabilidad de contratación, protección social, cobertura  de salud y acceso a derechos como indemnización, licencias, jornada de  trabajo- y el impacto sobre este segmento evidencia, según un informe publicado por el centro de estudios Atenea, el impacto "de la  disminución de este tipo de empleo y el aumento de las otras modalidades  ocupacionales", como lo es el monotributo.
Casi el 26 por ciento de esos más de 12 millones, son  empleados públicos, pero el segmento que más creció con las políticas  macristas fue el de los monotribustistas independientes, quienes ahora  representan un 12,38 por ciento, gracias a los más de 26 mil puestos  nuevos a partir de contrataciones bajo esta modalidad que no representa  mayores garantías laborales.
 
"El monotributo el principal sistema sostenedor de empleo",  concluye en ese aspecto el Centro de Estudios para el Desarrollo  Nacional, Atenea.
El informe destaca que los asalariados privados, categoría  ocupacional que más peso tiene en el total, sufrió una caída del -0,64%,  significando una pérdida total de 46.062 puestos de trabajo.
Respecto a diciembre de 2015, las ramas de la actividad  económica que se encuentran más afectadas por la pérdida de puestos de  trabajo son la Industria Manufacturera y la Construcción, los cuales  concentran el 77% .
Los especialistas de Atenea alertan que si se suman las  bajas en la Industria Manufacturera, Construcción y Actividades  Inmobiliarias, Empresariales y de Alquiler, el panorama es preocupante  ya que todas ellas concentran el 89% del total de bajas desde la  asunción de Macri.
Fuente: diarioregistrado.com
FUEGO AMIGO

Ni el FMI cree en los números del Gobierno. El Fondo, que respalda las políticas oficiales, volvió a empeorar sus pronósticos sobre Argentina. Considera que la inflación estará casi 5 puntos por encima de lo que dice el Banco Central, que insiste con el 17 por ciento.

Ni el FMI cree en el relato del Gobierno

A pesar de su apoyo entusiasta a las políticas oficiales, el FMI estimó que la suba de precios será casi 5 puntos superior a lo previsto por el BCRA y que la economía crecerá 1,3 punto menos de lo que anticipan las autoridades.
La pauta oficial de inflación no sólo resulta poco creíble para los gremios a la hora de negociar paritarias sino también para el FMI, un aliado del Gobierno. En su informe de perspectivas económicas globales, el organismo internacional anticipó una inflación para este año del 21,6 por ciento, por encima del techo del 17 por ciento que quiere imponer el Banco Central. Asimismo, para 2018 el cálculo oficial del 12 por ciento de suba de precios vuelve a estar por debajo de la estimación del Fondo, que se ubica en el 17,2 por ciento. En materia de crecimiento económico, para este año el FMI viene reduciendo su proyección desde el 2,8 de hace varios meses hasta el 2,2 por ciento actual, mientras que el Gobierno proyecta un 3,5 por ciento. “Tras contraerse el año pasado, la actividad tiene visos de expandirse en Argentina en un 2,2 por ciento en 2017 gracias al aumento del consumo y la inversión pública, y en un 2,3 por ciento en 2018 a medida que vayan recuperándose la inversión privada y las exportaciones”, dice el informe publicado ayer en Washington. Un análisis con mayor grado de detalle ofreció la semana pasada David Lipton, primer subdirector gerente del organismo, de visita en el país para asistir a un evento organizado por el Gobierno. “El país está en el camino adecuado y la estrategia general es la correcta. La relación del FMI con la Argentina está normalizada. Entendemos la herencia económica recibida y fue exitosa la manera que adoptó el Gobierno para evitar el desastre”, dijo Lipton. Es decir, hay una coincidencia total entre el discurso de Cambiemos y los funcionarios de mayor rango del Fondo.
La buena onda del FMI con la administración de Mauricio Macri quedó en evidencia el año pasado, cuando el organismo debió revisar varias veces a la baja su proyección de crecimiento para la Argentina. En abril de 2016 estimó una caída del 1 por ciento para ese año y en julio la estiró hasta el -1,5 por ciento. En octubre redujo su cálculo un poco más, hasta el -1,8 por ciento. Finalmente, la baja de la economía fue del 2,3 por ciento. Durante el período de gobierno del kirchnerismo, el Fondo sistemáticamente preveía que el crecimiento sería inferior al que luego se concretaba.
Con ese aprecio por Macri, el FMI divulgó ayer proyecciones de crecimiento e inflación para 2017 y los próximos años. En términos de avance del PIB, el organismo calculó un 2,2 por ciento para 2017, por debajo del 3,5 por ciento inicialmente estimado por el Gobierno y también del 3 por ciento que actualmente proyecta el Banco Central. Fue la segunda vez que el Fondo modificó hacia abajo sus proyecciones para el país. En julio del año pasado anunciaba una recuperación de 2,8 por ciento y en octubre preveía un 2,7 por ciento, guarismos también alejados de los números altamente optimistas de los economistas del Gobierno.
En materia inflacionaria, la simpatía del Fondo tampoco fue suficiente. Estimó que el avance de los precios “punta a punta” en 2017 será del 21,6 por ciento, por encima de la pauta oficial prevista para el año de entre el 12 y el 17 por ciento, que el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, calificó ayer como “cumplible” (ver aparte). Para el año que viene, la inflación según el Fondo será del 17,2 por ciento, mientras que la meta del Gobierno es de entre el 8 y el 12 por ciento. En 2019, el organismo anticipa que los precios subirían un 13,1 por ciento, también por encima del 3,5 y 6,5 por ciento que contempla la meta de inflación del BCRA. El FMI difundió que la inflación promedio en 2017 será del 25,6 por ciento. Ese indicador contempla la comparación entre el promedio de precios del año pasado y el promedio de éste. En la Argentina se suele utilizar la medida “punta a punta” detallada al comienzo del párrafo.
Según los datos del Indec, la inflación en el primer trimestre se ubicó en un 6,2 por ciento, impulsada por la suba de la electricidad, educación, medicina prepaga y alimentos y bebidas. Para que se cumpla la pauta inflacionaria del Gobierno, el promedio de aumentos hasta fin de año debería estar por debajo del 1,06 por ciento mensual, y todavía resta otra ronda de subas de los servicios públicos en noviembre. Como respuesta a la presión de precios, el BCRA aumentó la tasa de referencia en 150 puntos básicos hasta un 26,25 por ciento.
El Fondo anticipa un deterioro en el déficit de cuenta corriente desde el 2,6 por ciento en 2016 hasta un rojo del 2,9 y 3,4 por ciento en 2017 y 2018, respectivamente. Los economistas consideran que esa tendencia va a tener que ver con la creciente carga de intereses de la deuda externa que surge de la política de colocaciones de títulos del Gobierno nacional junto con la paulatina apertura importadora. Además, el Fondo prevé que el desempleo se ubique en el 7,4 por ciento este año y baje al 7,3 por ciento en 2018. Actualmente está en el 7,6 por ciento.
A nivel global, el Fondo mejoró ligeramente sus proyecciones hasta un crecimiento del 3,5 por ciento en 2017 y 3,6 en 2018. El avance de China sería del 6,6 en 2017 y del 6,2 en 2018, mientras que Estados Unidos se aceleraría al 2,3 y 2,5 por ciento este año y el próximo. Para América latina y el Caribe, luego de la baja del 1 por ciento del año pasado, en 2017 se registraría un avance del 1,1 y del 2 por ciento en 2018.
El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, viajó ayer a Washington para asistir a la Reunión de Primavera del FMI y el Banco Mundial (BM). También forman parte de la comitiva oficial el ministro de Finanzas, Luis Caputo, y el titular del BCRA, Federico Sturzenegger.
Fuente: pagina12.com.ar
Clarin compro el 100 por ciento de Nextel. Ahora controla: diarios, radios, tv, cable, internet y telefonia

Con la adquisición del 51% que le restaba, el Grupo Clarín controla el 100% de Nextel, algo que había sido impedido por el anterior gobierno.

Con esta nueva adquisición a través de Cablevisión, el grupo liderado por Héctor Magnetto pasa a controlar la mayor parte de las comunicaciones del país, ya que administra los principales diarios, radios, canales de televisión, cableoperadores, internet y ahora también telefonía celular y el mercado 4G. A pesar de esto, para el Ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad “no hay concentración mediática en la Argentina”.
Según Cablevisión: “Se hizo uso de la opción para la adquisición del 51% del capital social y votos de Nextel Communications Argentina S.R.L. (Nextel) y en consecuencia ha devenido, directa e indirectamente, en titular del 100% del capital social y votos de Nextel, ad referéndum de la aprobación por el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM)”.
El ENACOM es el ente creado por decreto “de necesidad y urgencia” de Mauricio Macri para sustituir a la AFSCA y a la AFTIC. Se desprende de su estructura que es un ente ad-hoc para beneficiar a Clarín y permitirle sortear las limitaciones que le imponía la Ley de Medios, evitar su adecuación y poder realizar estas nuevas adquisiciones.
Queda claro que las necesidades y urgencias del gobierno macrista no son las del país sino las de Héctor Magnetto.
Fuente: kontrainfo.com

"Felicitaciones Magnetto. Lo ha hecho muy bien. Nunca vi un hombre más exitoso que usted" Las irónicas palabras de Victor Hugo por la compra de Nextel

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia le dio luz verde a la adquisición del 100% de la telefónica. De esta forma, el Grupo desembarca de lleno en el mercado de telefonía celular. Victor Hugo Morales le dedicó estas contundentes palabras a Magnetto.

Mindlin ya es el gran ganador de la era Macri y va por mas en energia y obra publica

YPF le dio un credito de u$s140 millones a Mindlin para comprar Petrobras Argentina


Con ese dinero, el dueño de Pampa Energía se garantizó la adquisición  de dos áreas ricas en gas no convencional que le interesaban a la  empresa estatal.

La petrolera estatal YPF le otorgó un crédito de u$s140 millones a Pampa Energía de Marcelo Mindlin para financiar parte de la compra de la filial argentina de la brasileña Petrobras. La operación se concretó el 13 de mayo pasado y se pudo saber gracias  a los estados financieros de 2016 que presentó el 9 de marzo Pampa  Energía.
Con ese dinero, el empresario se garantizó la adquisición de dos áreas que eran de Petrobras y que le interesaban a YPF: el 33% de Río Neuquén y el 80% de Aguada de  la Arena, también en territorio neuquino, ambas ricas en gas no  convencional, tanto en la formación geológica Vaca Muerta como en otras  (Mulichinco, Lajas y Punta Rosada).
La petrolera informó a la Bolsa porteña que una vez aprobada esa  venta por el directorio de Petrobras Argentina, los u$s140 millones  prestados serían considerados como pago por ambos bloques. "Pampa informó el 14 de octubre que precanceló u$s20 millones del  crédito. Ese mismo día YPF contó que Pampa le había cedido efectivamente  las dos áreas. Dos meses y medio más tarde, el 31 de diciembre, la  empresa de Mindlin contó que compensaba lo que quedaba del préstamo a  YPF, es decir, unos u$s120 millones, con el "saldo del precio que YPF le  adeudaba a Petrobras en virtud de los acuerdos de transferencia" de Río  Neuquén y Aguada de la Arena", agrega Noticias. Las condiciones del préstamo no fueron informadas, tampoco se aclaró  por qué se planteó una operación a través de Mindlin sin intentar  comprar directamente los bloques que le interesaban a YPF. Mindlin también compró la constructora Iecsa al primo del presidente Mauricio Macri,  Angelo Calcaterra, y anunció diez días antes que con el préstamo  lograba comprar el 67% de Petrobras Argentina por 867 millones.

Mindlin, today's big winner.

Dio su último gran "batacazo" a mediados de marzo cuando, luego de un largo proceso de negociación, pudo quedarse con todo el holding de constructoras de Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri. Esta operación caló hondo en el ámbito empresarial, y fue interpretada como una marcada apuesta de Marcelo Mindlin para ser protagonista en el negocio de la construcción, ya sea en obra pública y privada. No es para menos, dado que IECSA, nave insignia del grupo Macri, ocupa un rol protagónico en aquellos proyectos de gran envergadura, como por ejemplo el soterramiento del ferrocarril Sarmiento. "Fue una decisión acertada. El grupo quería ampliarse y tenía este interés en hacerse de activos que podían resultarle estratégicos. La idea de adquirir una constructora venía madurándola al menos desde hace un año", indica a iProfesional una fuente cercana al empresario. Su interés en marcar presencia en este sector clave no es lo único que desvela a Mindlin. El rubro energético, en el que supo hacerse fuerte, sigue siendo su principal ámbito de apuestas. Tal es así que el año pasado aprovechó el revuelo en Brasil para adquirir los activos nada menos que de Petrobras en la Argentina,  operación que lo colocó en el selecto grupo de ejecutivos capaces de  decidir y marcar el rumbo de los combustibles a nivel nacional. La transacción también le aseguró el control de una gran cantidad de reservas hidrocarburíferas, de una amplia red de estaciones de servicios, dos instalaciones petroquímicas y hasta de una refinería ubicada en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca. Al mismo tiempo, mantuvo su participación en CIESA, que controla los destinos de TGS, considerada la mayor transportadora de gas.
El listado de empresas clave en las que Mindlin participa es tan extenso como su capacidad para detectar nuevas oportunidades de negocios.
En septiembre del año pasado concretó la compra de la totalidad del paquete accionario de Albares Renovables Argentina, que se desempeñará en el campo de la energía térmica, previo desembolso de u$s100 millones.
Todos estos movimientos dieron origen a un comentario que, con tono humorístico, se escucha con frecuencia entre los ejecutivos de negocios, quienes mencionan a Mindlin como el "nuevo Eurnekian" "Es un tiempista. Tiene mucha intuición para identificar el momento oportuno para entrar en un negocio. Sabe cómo manejarse con el gobierno de turno, cuándo levantar el perfil -como hizo hace poco al declarar que ya no había excusas para no invertir-, y en qué momento guardarse a silencio, como cuando el kirchnerismo embistió contra él", afirma una  fuente vinculada con el Ministerio de Energía. "Conoce mucho de la actividad energética y entiende que la oleada de inversiones la debe iniciar un empresario local, ya que eso generará un efecto contagio. La compra de Petrobras es importante en este sentido, porque revitalizará activos que estaban desaprovechados", completa.
Queda claro que Mindlin detecta en este momento las oportunidades y la "seguridad jurídica" que no encontraba con el kirchnerismo. Advierte que las tarifas se irán adecuando y que el sector energético será rentable como nunca antes en dos décadas.

La revancha
Los avances del dueño de Edenor, Transener y Transba, en esta etapa del macrismo, marcan un claro contraste respecto de lo ocurrido en los últimos años de la etapa K.  En los años de Cristina Kirchner, Mindlin era un claro exponente de cómo un empresario podía pasar "de héroe a villano" en muy poco tiempo. En los comienzos de la gestión de Néstor Kirchner, se hizo del apoyo suficiente como para comprarle Edenor a una firma francesa, a través de Pampa Holding. Cuando dio ese gran paso, el ex mandatario lo llenó de elogios. Luego, quedó preso del congelamiento de tarifas y de una política errática en materia energética.
En poco tiempo, Edenor fue puesta contra las cuerdas y las diferencias del empresario con el Gobierno se hicieron más que visibles. El quiebre total de relaciones se dio cuando Mindlin explicó que la compañía no podía avanzar en grandes inversiones si no se modificaba la política tarifaria.
La reacción oficial no tardó en llegar: quedó imputado en una causa por supuesto lavado de dinero, iniciada por laProcelac, que al poco tiempo la Justicia desestimó. Con Macri en el poder, levantó su perfil para asumir un rol protagónico. Hoy día encabeza un conglomerado de compañías y emprendimientos que en el sector privado valúan en unos u$s3.800 millones.

Petrobras, la primera gran demostración
Una muestra de su decisión de pisar cada vez más fuerte en el rubro energético hay que ubicarla en mayo del año pasado, cuando Mindlin compró el 67,5% del capital accionario de Petrobras Argentina,por u$s892 millones. "Estos activos son muy relevantes para el crecimiento de la compañía en distintos rubros, como el del tight gas (gas no convencional)", asegura a este medio una fuente cercanaa las negociaciones.
Producto de esa operación, el mandamás de Pampa Energía sumó a su cartera de activos:
- Una veintena de reservorios petroleros en Neuquén
- Una refinería clave en la ciudad de Bahía Blanca
- Una amplia red de estaciones de servicio
- Acciones en la central térmica Genelba
- Participación en la hidroeléctrica Pichi Picún Leifú
Más allá de esto, Pampa Energía ya venía trabajando en el desarrollo de energía convencional en Neuquén, asociada con YPF.
"Con la compra de Petrobras, se transformó en una de las grandes firmas del sector. Se quedó no sólo con el manejo de áreas ricas en recursos sino que se aseguró la comercialización, a partir de la red de estaciones que la brasileña poseía en la Argentina", indica a iProfesional Horacio Lazarte, especialista de Montamat& Asociados.
Además, le aseguró el control de dos petroquímicas ubicadas en Puerto General San Martín -en el gran Rosario- y Zárate, respectivamente.
Como muestra del interés por mejorar la calidad del servicio, Pampa Energía le solicitó al Gobierno la habilitación para operar las plantas generadoras compradas a la brasileña.
También tiene injerencia sobre TGS (transportadora Gas del Sur), principal distribuidora de gas domiciliario y complejos industriales.
Esta firma es la mayor procesadora de líquidos derivados del gas, actividad que desempeña en la planta emplazada muy cerca de Bahía Blanca, en la localidad de General Daniel Cerri.
Produce a razón de 300.000 toneladas de etanol, 550.000 de propano y butano, además de naftas.
Las principales productoras químicas mantienen sus vínculos comerciales con esta transportadora que, además, cuenta con una potente instalación de poliductos en Puerto Galván, en el sur de la provincia de Buenos Aires.
"Mantenerse en TGS le asegura una presencia clave para poder discutir cualquier modificación en el ámbito hidrocarburífero.  En lo que hace al negocio de la extracción, el resto de las petroleras  necesariamente debe tratar con Mindlin", señalan desde el ministerio de  Energía.

IECSA, la última muestra
Fuera del ámbito energético, pudo "abrochar" la compra de IECSA, propiedad de Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri.
Esta compañía tiene los recursos humanos, know how y acceso a las maquinarias requeridas como para realizar obras de gran porte, como es el caso del soterramiento del ferrocarril Sarmiento. Al informar sobre la adquisición de esta firma, Mindlin aclaró que funcionará con otro nombre: Sociedad Argentina de Construcción y Desarrollo Estratégico (SACDE). También formaron parte del traspaso la desarrolladora inmobiliaria Creaurban, Fidus SGR servicios financieros, varias concesiones viales y hasta la minera Geometales, entre otras.
La decisión del empresario de apostar por el negocio de la construcción no es antojadiza: entre 1989 y 2003 Mindlin fue el número dos en IRSA, que pertenece a otro "peso pesado" como Eduardo Elztain, con quien acumuló negocios por hasta u$s3.200 millones.
Recientemente,  su grupo empresarial anunció un desarrollo inmobiliario en Barrio  Parque, en un predio adquirido al Banco Santander, donde invertirá  alrededor de u$s100 millones. IECSA, que factura a razón de u$s250 millones al año, fue puesta a la venta luego de que Calcaterra viera que cada uno de sus movimientos iba a ser cuestionado por su lazo familiar con el Presidente.
Esta compañía se mantiene activa en varios proyectos, que van desde el desarrollo de rutas, autopistas, centrales termoeléctricas, vías de ferrocarriles y gasoductos hasta escuelas y hospitales. Como si esto fuese poco, logró quedarse con el tramo C de Paseo del Bajo, el de mayor inversión para la autopista que unirá sur y norte de la Ciudad de Buenos Aires.
Este desarrollo refiere a un corredor vial de unos seis kilómetros, entre Alicia Moreau de Justo -avenidas Huergo-Madero, que contará con cuatro carriles exclusivos para camiones y micros de larga distancia. "Más allá del interés que generala obra pública, Mindlin valora la enorme capacidad técnica de IECSA. Cuenta con más de 300 ingenieros, maquinaria pesada, camiones y toda la tecnología de punta que requiere hoy la construcción", apunta una fuente cercana a Calcaterra.
"La intención es participar en diversos proyectos y esta constructora le resulta muy funcional para tal objetivo. Para Mindlin, significa volver a desembarcar en un rubro que conoce a la perfección", añade. Olfato, oportunismo, confianza. El titular de Pampa Energía combina todo estos elementos para marcar la diferencia en una gestión que, desde su génesis, dejó bien en claro que el energético será un sector clave para el crecimiento. Las últimas grandes incursiones de Mindlin en el tablero de negocios doméstico son fiel reflejo de su olfato le indica que es momento para pisar el acelerador. Como él dice, "ya no hay excusas para no invertir".
Fuente: iprofesional.com
Moreno tenia razon: la Justicia avalo por segunda vez las mediciones que hizo el INDEC.

Tras fallo judicial a su favor, Moreno dasafía a quienes descreían del Indec K

La Justicia avaló por segunda vez las mediciones que hizo  el Instituto de Estadísticas de Cristina Kichner, en respuesta a un  reclamo presentado por un bonista.
El ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno resaltó hoy el fallo judicial que avaló por segunda vez las mediciones que hizo el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) durante el gobierno de Cristina Fernández y volvió a desafiar a un debate a quienes “decían” que ese organismo “mentía”.
En ese marco, afirmó que las críticas a la mediciones de las estadísticas fue “orquestado por la oposición”, aunque admitió que el kirchnerismo “perdió la discusión en la arena pública”. “Antes de este fallo de la Justicia, que tipifica el hecho como cosa  juzgada porque encima solo queda la Corte Suprema, ofrecí un debate  técnico y académico contra aquellos, propio y extraños, que decían que  el Indec mentía y no aceptaron, nadie quiso. Pero cuando quiera, lo  organizamos. El debate está abierto”, aseveró. En declaraciones a Radio 10, Moreno resaltó que “uno de los elementos centrales de la campaña de Cambiemos, que fue ’ustedes mienten’,  queda absolutamente descartado” y enfatizó que “el Indec fue tiempo,  espacio y lugar para una disputa política, que claramente la perdimos en  el campo de lo comunicacional”. “Me parece que ese debate está razonablemente terminado,  y hay que incluirlo en la serie de tonterías que empezó con (Gerardo)  Morales y (Ernesto) Sanz. La primera denuncia fue de Gerardo Morales y  ya sabemos lo que es este personaje, ya lo vemos caminar. Esta era una  campaña orquestada por la oposición. Obviamente que tengo que reconocer que el debate en la arena pública se perdió”, añadió. Ayer, la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal avaló  por segunda vez las mediciones de inflación que realizó el Indec durante  el gobierno kirchnerista, en respuesta a un reclamo presentado por un tenedor de bonos de la deuda externa ajustables por el índice de inflación.
Pese a que aclaró que el Indec nunca estuvo bajo su órbita, explicó que  “desde el 10 de diciembre de 2015” se hizo cargo “de la defensa en  términos políticos”. “El debate está abierto y me someto, a pesar de que la justicia nos está dando la razón.  Lo que hace la Cámara es avalar el fallo de primera instancia, que ya  dijo que esto está bien. Pero parecería que no nos queremos convencer  que está bien”, enfatizó.  Por último, y tras criticar a Graciela Bevacqua, ex directora del Indec, Moreno analizó que las actuales  mediciones mensuales del organismo sobre aumento de precios “en general  son correctas”, aunque dijo que en los cálculos cuatrimestrales sobre  pobreza “hay un problema de conocimiento”.
Fuente: cronista.com
Diseño Web:
Patria Moreira
Productora

Utilización de los contenidos
citando la fuente.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal