Economia - Patria Moreira

Año 7. 2019.  San Juan,  Argentina.   Email: patriamoreira@gmail.com      www.facebook.com/carlosbecerraart
contador de visitas gratis para blog
Nuestras Visitas
Defendé tu derecho a estar informado
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Los medios extranjeros no le tienen fe a Macri

“¡Preparate para otro default de Argentina!”

La revista Forbes afirmó que el Presidente se está “deslizando en las encuestas”, mientras la inflación es “ridículamente alta”. La nota, acompañada por la imagen de un Macri desvaneciéndose, asegura que si las elecciones fueran hoy, “pierde contra todos los candidatos”.

La revista estadounidense Forbes publicó un duro artículo sobre el futuro de la economía argentina bajo la conducción de Mauricio Macri y planteó que el mandatario está “desvaneciéndose”. “Si las elecciones se celebraran hoy, pierde contra todos los candidatos”, asegura la nota.
“¡Prepárate para otro default de Argentina! El presidente Mauricio Macri se está deslizando más en las encuestas y la inflación es ridículamente alta, ahora más del 51% anualizada. Argentina se enfrenta a una ‘Macrisis’, como lo llamó un administrador de fondos, agrupando las palabras Macri y crisis en una sola”, dice el artículo firmado por el consultor de negocios Kenneth Rapoza. Otro hombre de la city consultado por Rapoza planteó que la “macrisis” traerá “volatilidad, oportunidades para los especuladores y sufrimiento para la gente real".
El artículo señala el reciente índice de inflación de 4,7 por ciento en marzo y de 54,7 por ciento en un año. “Es casi el doble de lo que era hace dos años cuando el peso argentino perdió la mitad de su valor. El peso ahora cotiza a 42.36 por dólar”, recuerda. Por eso señala que “si la inflación no cae, y rápidamente, las probabilidades de reelección de Macri son sombrías”.
La revista estadounidense sostiene que si las elecciones presidenciales fueran hoy se impondría la ex presidenta Cristina Kirchner. Considera que CFK sería elegida “porque los votantes odian al Fondo Monetario Internacional” y rechazan los ajustes hechos a pedido del organismo. Para Rapoza, según una encuesta de Sinopsis, Macri perdería también contra Roberto Lavagna y Sergio Massa.
"Me gusta Macri, pero no va a ganar. Kirchner o alguien de su partido ganarán", dijo a Forbes Luis Maizel, de LM Capital Group en San Diego. "Los votantes sienten que el gobierno de Macri no los entiende y, debido a eso, la izquierda volverá a surgir y luego, dentro de cinco años, volverán a defaultear", planteó.
Ayer también el Financial Times dedicó un artículo a la situación de la economía del país. Bajo el título “El régimen cambiario argentino está roto", los economistas Marcos Buscaglia, Miguel Kiguel, y Eduardo Levy Yeyati, plantearon que "la Argentina está atrapada en un círculo vicioso".
"Bajo las actuales reglas minimalistas y mal diseñadas, el Banco Central enfrenta dos opciones igualmente indeseables: tolerar la inestabilidad de la tasa de cambio disruptiva que en última instancia derrota los objetivos estabilizadores del programa o recurrir a tasas de interés insosteniblemente altas para intentar una defensa condenada de la moneda, profundizando la recesión", señalaron.
Los carniceros desmienten a Macri: "No podemos tener esos precios"

El presidente de la Asociación de Propietarios de la Carnicerías afirmó que la medida tendrá poco alcance y que le quieren hacer comer a los argentinos "hueso y grasa".

El presidente de la Asociación de Propietarios de la Carnicerías, Alberto Williams, se refirió a las medidas del Gobierno que propuso la venta de cortes de carne a $149 por kilo. “Las carnicerías no pueden tener estos precios cuidados del Gobierno”, señaló.
En declaraciones al programa “Habrá Consecuencias” por el Destape Radio, el empresario señaló que “esto es lo mismo de siempre; es el mismo perro con distinto collar”. “Van a entregar la carne que no tiene salida como exportación”, aseguró.
Williams se mostró escéptico del alcance que tendrá la medida en la gente: “Ojalá sirva para la gente que no puede pagar la carne pero no la veo como una medida de alcance”. La carne que se pondrá a la venta para el programa es aquella que no ingrese en el circuito de exportación y “los exportadores no tienen una gran cantidad de carne”, comentó. Y subió el tono: “Le quieren hacer comer a los argentinos lo que no se llevan los exportadores. Es hueso y grasa”.
“El Gobierno mismo dijo que esta medida dura dos o tres meses. Está claro que lo hacen para intentar llegar a las elecciones”, aseguró. Y profundizó: “Las medidas del Gobierno son una propaganda ¿Cómo hace un jubilado que cobra $10 mil por mes para pagar 3 o 4 mil de crédito?”-
“Antes la gente compraba para quince días. Eso desapareció”, cerró Williams haciendo referencia a la modificación en los hábitos de consumo.
Anuncios de acuerdo de precios, créditos y beneficios tributarios

Plan de emergencia para atenuar la debacle

El Gobierno busca evitar el choque frontal al que lleva el plan de austeridad del FMI, tratando de armar un colchón que atenúe el impacto.

Para contener la debacle del consumo y mejorar las perspectivas electorales, el gobierno de Mauricio Macri anunciará un conjunto de medidas que tendrá como atracción central un nuevo acuerdo de precios para algunos productos de la canasta básica. La iniciativa oficial incluye créditos y descuentos para jubilados, pensionados y titulares de la asignación universal. También contempla beneficios tributarios para empresas pymes que serán implementados a través de la AFIP. Los instrumentos previstos no alterarán el estricto programa de austeridad pactado con el Fondo Monetario Internacional pero se conjugan con la nueva estrategia cambiaria lanzada desde el Banco Central. Al congelar la banda de flotación y ampliar la oferta de dólares a través de las subastas diarias, la Casa Rosada apuesta a una apreciación del tipo de cambio que colabore en la desaceleración de los aumentos. La recomposición del poder de compra está condicionada por el aumento en el desempleo, la precarización laboral y el resultado de las negociaciones salariales.
A lo largo de las últimas semanas, el gobierno mantuvo reuniones con empresas proveedoras y supermercados. El objetivo de los encuentros en la Secretaría de Comercio fue solicitarles el compromiso para “reforzar” el programa Precios Cuidados con un congelamiento por seis meses de los precios de algunos productos básicos. El listado de los productos que no registrarán variaciones será presentado hoy por los ministros Dujovne, Sica y Stanley en una conferencia en la residencia de Olivos, prevista para las 11.30.
Las negociaciones indican que el listado estará compuesto por alimentos y bebidas y algunos artículos de higiene personal. Con un alza del 4,7 por ciento en marzo, la inflación acumulada en el trimestre asciende a 11,8 por ciento y asciende a 54,7 por ciento en doce meses. Las cifras presentadas por el Indec representan el mayor nivel desde 1991. Una de las incógnitas es el precio de ingreso de los productos al congelamiento. Diferentes empresas aprovecharon las últimas jornadas para enviar nuevas planillas de precios a los supermercados. Entre las dificultades que enfrentará la Secretaría de Comercio para profundizar Precios Cuidados es el desmantelamiento que hizo a comienzos de 2016 de las áreas de inspección y control del cumplimiento.
Entre las medidas que anunciará el gobierno se incluiría una reforma a la ley 22.802 de Lealtad Comercial. La iniciativa forma parte de un listado de proyectos elaborados por el Ministerio de Producción y Trabajo que encabeza Dante Sica. “Protege a las pymes contra el abuso de las grandes empresas”, indica un documento interno de la cartera al referirse a las prácticas de competencia desleal. Las maniobras abusivas que pretende disuadir la reforma apuntan a los abusos de poder de las grandes cadenas de supermercados que imponen condiciones y precios a sus proveedores más pequeños. El relanzamiento de los créditos Anses será otro de los componentes del anuncio. La especulación es que se incrementarán los montos de los préstamos aunque las tasas se mantendrán por encima del 50 por ciento. Un relevamiento realizado por los trabajadores de la Anses mostró que los créditos lanzados en 2017 se convirtieron en un mecanismo para pagar alquileres, abonar las boletas de luz y gas, adquirir medicamentos o comprar audífonos. El contexto recesivo junto con las reformas del sistema previsional, en particular el cambio de la fórmula de actualización de los haberes, golpeó de frente sobre el poder adquisitivo de las jubilaciones, pensiones y asignaciones.
A comienzos de marzo, el gobierno decidió un incremento del 46 por ciento en el monto de la Asignación Universal por Hijo. Con el visto bueno del FMI, los pagos mensuales se elevaron a 2652 pesos por hijo. Ese monto se mantendrá constante entre marzo y diciembre. Será el único aumento del año para la AUH. El reajuste en la asignación universal no permitió recomponer el retroceso acumulado en la prestación desde que comenzó la gestión de Cambiemos.
Como parte de las medidas para atenuar el impacto electoral de la recesión, el gobierno decidió aplicar en tres cuotas el último aumento del gas. Con el esquema propuesto, los usuarios residenciales afrontarán una suba de 10 por ciento en abril, otra de 9,1 por ciento en mayo y una de 7,5 por ciento en junio que en términos acumulados suma 29 por ciento. No obstante, a partir de ese último mes, y durante todo el invierno, la tarifa, que pasará a ser mensual, llegará con un descuento de 22 por ciento que los usuarios deberán afrontar luego entre diciembre y marzo. Al igual que en 2017, el objetivo oficial es evitar que lleguen facturas con fuertes subas antes de las elecciones nacionales de octubre. Después será la hora de pagar la cuenta.
Desesperado por la inflación, Macri suspende su gira europea y el Gobierno hará anuncios

Se desconoce aún el formato del mismo y si será en vivo o grabado

El Gobierno dará a conocer los anuncios económicos en los que el Gobierno viene trabajando desde hace días, tendientes a atenuar el impacto de la inflación que en marzo último fue del 4,7% y ya acumuló un 12% en el primer trimestre del corriente año.
No se sabe si finalmente el Presidente hablará y, si lo hace, en qué formato (vivo o grabado). En tanto, a las 11:30 los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne; de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, y de Producción y Trabajo, Dante Sica, ofrecerán una rueda de prensa para dar mayores detalles de las medidas.
Según pudo conocer El Destape, el Gobierno difundirá un link en donde se podrán leer las medidas anunciadas, mientras se desarrolle la reunión de gabinete.
El contenido de las medidas que explicarán con más profundidad los ministros en Olivos previamente estará a disposición de los periodistas "a las 10:00 aproximadamente para facilitar su tarea en la conferencia de prensa", adelantó Presidencia en un comunicado.
Según trascendidos, los anuncios incluirían tres líneas de crédito -los préstamos Anses, Procrear y Mejor Hogar-; el relanzamiento de programa Ahora 12 para compra de electrodomésticos e indumentaria, además de la extensión de Precios Cuidados, con nuevos productos.
Los anuncios se producirán en medio de tensiones entre dirigentes de las fuerzas que integran Cambiemos (PRO, UCR y Coalición Cívica) por las diferencias que surgieron sobre cómo afrontar la recesión económica, que comenzó a complicar el plan reeleccionista de Macri y de los gobernadores de su frente político.
Fracaso tras fracaso, nuevo cambio en el programa del Gobierno y el FMI

El Central congeló el techo del dólar hasta las elecciones: Manotazo de ahogado

Frente a la aceleración inflacionaria y el terror a otra corrida cambiaria, el Gobierno acordó con el FMI otra corrección al programa económico en el intento de llegar con posibilidades a las elecciones. La banda de no intervención queda fijada entre 39,75 y 51,45 pesos.

La dupla Nicolás Dujovne (Hacienda y Finanzas)--Guido Sandleris (Banco Central) acordó con los técnicos del FMI una nueva alteración del programa económico electoral financiado por el organismo multilateral. Los valores del piso y el techo de la zona de intervención cambiaria se congelarán hasta fin de año. O sea, el tipo de cambio se moverá entre 39,75 y 51,45 pesos. Se fija el techo de la banda como un intento de frenar el proceso de aceleración de la tasa de inflación; no que no haya una inflación elevada, sino que no siga subiendo aún más desde los peores niveles desde 1991. Esta es la limosna que consiguió Dujovne mendigando clemencia a David Lipton, el número dos del FMI y representante de Estados Unidos, el hombre fuerte de esa tecnoburocracia de Washington. Una nueva muestra del compromiso electoral con la Alianza Cambiemos del FMI--Estados Unidos. Y otro fiasco de la ultra ortodoxia monetarista, tanto la que habita el Ministerio de Hacienda y el Banco Central, como la dominante en la academia y en el espacio público. ¿Qué pasó que el ajuste fiscal y monetario no frenó la inflación? Es tiempo de empezar a archivar los libros con sus recetas regresivas y, más importante, que dejen de confundir a la sociedad acerca de los motores de la inflación.
El tipo de cambio estará fijo en esos límites inferior y superior de cotizaciones. Si se gatilla una corrida, como prevén analistas de la city a medida que se acercan las fechas de las elecciones, momento que se precipita la habitual dolarización de activos, el Banco Central deberá defender ese techo. El recorrido hacia ese máximo desde el último cierre de la cotización en el segmento mayorista (42,39 pesos) es de 21,4 por ciento. Este sería lo máximo que el gobierno aceptaría ajustar el tipo de cambio hasta fin de año. Esto es en teoría, en un nuevo intento de domar a las fieras del mercado invitándolos a que se lancen a una nueva bicicleta financiera (carry trade), por lo menos hasta diciembre. Habrá que ver si los 60 millones de dólares que Hacienda rifará en el mercado financiero diariamente hasta totalizar 9600 millones, los 150 millones de dólares diarios que liquidará el Banco Central y los dólares que aportará el complejo agroexportador serán suficientes para satisfacer el ciclo de dolarización electoral. La apuesta oficial es que el negocio con la tasa de interés en pesos (la codicia) sea superior a la expectativa de devaluación (el temor).
Además de fijar el techo de la banda cambiaria, el gobierno anuncia el congelamiento de precios de productos básicos de la canasta de consumo de los hogares. En otras circunstancias, esas medidas se podrían definir como parte de una estrategia heterodoxa, con el convencimiento de que el mercado no es el mejor asignador de los recursos y que resulta importante la intervención del Estado para compensar desequilibrios y ganar espacios de estabilidad. Pero en este caso, esas medidas sólo reflejan desesperación de un gobierno en descomposición, con un persistente retroceso en la consideración social del presidente Macri y de la marca electoral Cambiemos.
El objetivo oficial es llegar con oxígeno a las elecciones PASO, en agosto, y a la primera vuelta, en octubre. Estas iniciativas junto a las que informará Macri, en el frente turbulento de las tarifas (plana y en cuotas) y en el de créditos (la caja de la Anses financiará préstamos a jubilados y titulares de AUH) forman parte de la estrategia electoral de la alianza macrismo-radicalismo.
Este manotazo de ahogado convoca a realizar paralelismos con otros momentos críticos de la economía argentina, como el Plan Primavera o el fin de la Convertibilidad, que también tuvo a economistas radicales en la gestión de gobierno. Hoy son los discípulos de aquellos en la administración Cambiemos que fijan el tipo de cambio con deuda externa para intentar estabilizar la economía. ¿Qué puede salir mal?
La inflación pegó otro salto en marzo y llegó al 4,7 por ciento

Subas de precios donde y cuando más duelen

La inflación de marzo dejó chicas las peores pesadillas del Gobierno. Impulsada por el precio de los alimentos saltó al 4,7 por ciento y acumula 54,7 en doce meses. Acorralado por el fracaso de sus pronósticos, Macri anuncia un improvisado paquete de medidas en las que no creen ni los propios funcionarios.

El índice de inflación de marzo alcanzó el 4,7 por ciento mensual, lo cual ubica en el 11,8 por ciento el avance de los precios en el primer trimestre, informó ayer el Indec. El rubro de alimentos y bebidas, sensible para determinar las condiciones de vida de la población, lleva en tres meses un aumento del 15,8 por ciento y alcanza el 64 por ciento en el último año. Con los aumentos tarifarios ya anunciados y los que todavía falta aplicar más el riesgo cambiario que crecerá con la cercanía de las elecciones, la expectativa inflacionaria para el año se ubica cerca del 40 por ciento, lo cual empeora el panorama para el poder adquisitivo del salario y otros ingresos, y profundiza la recesión económica. El Gobierno anunciará un paquete de medidas para congelar un puñado de precios y reforzar controles, herramientas de las cuales desde el presidente Macri hasta el último miembro del gabinete económico siempre renegaron.
“La inflación se está desacelerando”, repetía en octubre del año pasado el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Apenas dos meses le duró el pronóstico. Del 5,4 por ciento de octubre, los precios subieron 3,2 en noviembre y 2,6 por ciento en diciembre. Luego se reeditó la máquina del pifie económico del Gobierno, inaugurada con la promesa de Macri de que en su Gobierno la inflación no sería un problema y seguida por las declaraciones del por entonces ministro Alfonso Prat-Gay de que la devaluación de diciembre de 2015 no impactaría en los precios y el error de casi 35 puntos en la inflación de 2018 (meta del Banco Central del 15 por ciento frente a una suba del 47,6 por ciento). Al revés de lo que decía Dujovne, en enero los precios se aceleraron al 2,9, luego un poco más al 3,8 en febrero y llegaron al 4,7 por ciento en marzo.
La inflación en alimentos volvió a ser determinante para el resultado de marzo, con un aumento mensual del 6 por ciento. Entre los que más subieron está el tomate redondo (31,3 por ciento), pollo entero (25,4), queso pategrás y queso sardo (9,5), queso cremoso (9,4), leche entera en sachet (9,4), manteca (9,2), pan de mesa (8,6) y dulce de leche (8,1). También subió fuerte la carne vacuna, como por ejemplo la carne picada (6 por ciento) y paleta (6,7), los huevos de gallina (7,2) y la yerba mate (6,9).
En doce meses, el rubro de alimentos y bebidas muestra un aumento del 64 por ciento, que es el principal factor que explica la suba de la pobreza y la indigencia y el empeoramiento de las condiciones de vida. En los alimentos impacta la cotización del dólar, que terminó febrero en 40,14 pesos y un mes después estaba en 44,40 pesos, una suba del 10,6 por ciento.
El rubro transporte subió un 4,2 por ciento en marzo, 9,1 por ciento en tres meses y 67,5 por ciento en el último año. Ese movimiento se explica por la política de tarifazos y quita de subsidios de parte del Gobierno nacional, que implicó para el AMBA la suba del boleto mínimo de colectivo de 16,50 a 18 pesos en marzo. Además, la desregulación del mercado de naftas derivó en un nuevo aumento de los combustibles. También por el lado de los servicios públicos, en marzo se produjo el aumento del 14 por ciento en la tarifa de electricidad, que sumó al 26 por ciento de febrero.
Con el inicio de la nueva temporada, la suba promedio de los precios de la ropa fue del 6,6 por ciento en marzo, mientras que las subas de medicamentos tuvo un impacto del 3,2 por ciento en el rubro salud. El capítulo de educación registró un incremento del 17,9 por ciento por la suba de las cuotas de los colegios y de los útiles escolares, mientras que el aumento del 18 por ciento de Movistar definió el alza del 4,4 por ciento del rubro comunicación. De la mano del dólar y de los altos costos financieros, equipamiento y mantenimiento del hogar subió un 3,8.
En doce meses, los bienes del Indice de Precios del Indec registran un incremento del 59,2 por ciento y los servicios, un 47,2 por ciento. El “IPC Núcleo” que excluye a los precios regulados y estacionales, tiene un aumento del 55,5 por ciento frente a marzo del año pasado.
Con la mitad del actual mes ya jugado, el Gobierno se remite a hacer tibias previsiones quincenales, diciendo que “la inflación de abril va a ser menor que la de marzo”, según el ministro de Producción, Dante Sica. La consultora Ecolatina calculó un 3,7 por ciento de inflación para abril, que está por debajo de marzo pero sigue siendo altísima, por el impacto de las subas en el transporte público, servicio de gas, alimentos y bebidas e indumentaria. Con ese resultado, se alcanzaría una suba de precios del 15 por ciento para el primer cuatrimestre. Estima que la inflación en 2019 cerraría en el 39 por ciento, siempre que el dólar se mantenga en sus cauces.
La mitad de la deuda contraída por Argentina desde 2016 se fugó: casi U$S100 mil millones

El país emitió bonos por 187.706 millones de dólares en lo que va de la gestión de Cambiemos.

El presidente Mauricio Macri junto al ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, y al presidente del Banco Central, Luis Caputo.
Unos 97.274 millones de dólares se fugaron de la Argentina durante los primeros tres años de gestión del presidente Mauricio Macri, exactamente el 50,22% de toda la deudaque emitió el país en ese período, de acuerdo con un estudio privado difundido hoy.
Se trata de datos surgidos de un informe del Observatorio de Deuda Externa (ODE), organismo dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) y dirigido por el ex director de Banco Central Arnaldo Bocco.
Según el informe, la Argentina emitió deuda por 187.706 millones de dólares en lo que va de la gestión de Cambiemos, de los cuales el 85,8% fueron colocaciones del Tesoro Nacional (unos 161.030 millones de dólares).
Las emisiones de deuda del Tesoro Nacional en moneda local y extranjera, los desembolsos por el préstamo con el FMI suscripto en junio de 2018 y las emisiones de las provincias y el sector corporativo en moneda extranjera suman desde inicios de la gestión de Cambiemos unos USD 187.706 millones.
El 82,4% de la deuda, son colocaciones en moneda extranjera, y el 85,8% son colocaciones del Tesoro Nacional (aproximadamente USD 161.030 millones), detalló el informe del ODE-UMET.
"A este escenario de poca sustentabilidad, se suma que a la próxima administración le esperan vencimientos de deuda en moneda extranjera por casi 150.000 millones de dólares en 2020-2023.
Macri deja una marca dolorosa en la economía", enfatizó Nicolás Trotta, rector de la UMET.
Bocco explicó que la deuda externa es el mayor obstáculo estructural para el futuro argentino. Los indicadores de sustentabilidad presentan cifras exorbitantes; en el año 2018, según datos de la Secretaría de Finanzas, el stock de deuda pública alcanzó los 332.192 millones de dólares y el 86,2 por ciento del PIB.
Y agregó que "los próximos dos años será un período en el que faltarán dólares para cubrir la demanda de todos los sectores de la economía, principalmente para el pago de deuda y la fuga de capitales antes de las elecciones.
"La renegociación es inevitable", consideró el ex director del Banco Central.
El informe detalla que la fuga de capitales suma 94.274 millones de dólares durante la gestión de Cambiemos, y advierte que "los seguros contra un default argentino subieron casi un 250 por ciento en los últimos doce meses, alcanzando un máximo de 914 puntos".
"Esto significa que el mercado le otorga al default una probabilidad cercana al 50 por ciento para los próximos cinco años. La desconfianza obedece a la cargada agenda de vencimientos que debe afrontar el gobierno, pero sobre todo quien lo suceda a partir de diciembre de este año", ratificó Bocco.
En este sentido el decimoséptimo informe del ODE detalla que "A la próxima administración le esperan vencimientos de deuda en moneda extranjera por 20.376 millones de dólares en 2020, 31.608 millones en 2021, 49.923 millones en 2022 (el monto más alto para todo el período 2020-2045) y 46.594 millones en 2023, mientras que los desembolsos que se esperan del FMI son de tan sólo 3.875 millones y 1.937 millones de dólares para los años 2020 y 2021, respectivamente".
Advierten que “es peligroso hablar de congelamiento de precios”

Los supermercados le marcan límites al Gobierno

El director ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos, Juan Vasco Martínez, remarcó que un congelamiento podría llegar a producir pánico en algunos sectores y solo se mostró dispuesto a consensuar un “fortalecimiento” de Precios Cuidados.
“Es peligroso hablar de congelamiento porque puede llegar a producir pánico en algunos sectores”, aseguró Juan Vasco Martínez, director ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), quien buscó bajarle el precio a la negociación que están llevando adelante con el gobierno por el tema precios. “Hasta ahora lo que se ha venido tratando es el tema de un fortalecimiento de Precios Cuidados creando una especie de núcleo duro, una canasta básica que sea sostenible en el tiempo”, agregó.

--¿Cree que se pueden sostener los precios durante 6 meses? –le preguntaron en Radio La Red.

--Depende de en qué precio se esté arrancando y de las condiciones generales de la economía. Me parece aventurado hacer evaluaciones sobre eso. De todas maneras, Precios Cuidados tiene revisiones trimestrales en la gran mayoría de sus productos e incluso tiene revisiones mensuales en sus productos perecederos que están mucho más sujetos a vaivenes estacionales.

--¿El congelamiento de precios para ustedes no funciona?

--No han funcionado históricamente o han funcionado en momentos coyunturales, durante breves lapsos, y después generaron grandes distorsiones, sobre todo pensando en un esquema como el de Precios Cuidados. Si ponés algún determinado producto que está muy lejos del promedio de la categoría hacia abajo termina traccionando demasiado, perjudicando a otros productos de la categoría y generando desabastecimiento por parte de los proveedores.
El Ejecutivo se mostró abierto a negociar un fortalecimiento de Precios Cuidados pero dejó en claro que funcionará si el gobierno garantiza el abastecimiento de la mercadería por parte de los proveedores. “Creo que puede funcionar en la medida en que se garantice la fluidez dentro de toda la cadena. Obviamente, nosotros no podemos inventar lo que vendemos. Dependemos de los niveles de los proveedores. En la medida en que sea realista puede generar un efecto beneficioso para todos, no solo para los consumidores”. El consumo en las principales cadenas de supermercados cayó en promedio un 10 por ciento el año pasado y en algunas categorías el derrumbe fue todavía mayor. Vasco Martínez reconoció además que en lo que va del año las ventas siguen sin repuntar.
El FMi evaluó que el crecimiento mundial será más bajo por culpa de Argentina

Es un informe que el Fondo Monetario Internacional dio a conocer a horas de la llegada de Nicolás Dujovne a Washington.

El Fondo Monetario Internacional reveló que por la crisis argentina bajó el crecimiento mundial. La peor noticia para el ministro de Hacienda nacional, Nicolás Dujovne, se dio a horas de su llegada a Washington.
Fue antes del inicio de la Asamblea de Primavera del FMI y el Banco Mundial en Washington, donde se reunirán esta semana los ministros de Hacienda y los presidentes de Bancos Centrales de todo el mundo.
En ese estudio del FMI, se afirmó este martes que la crisis argentina fue uno de los factores que contribuyeron a la desaceleración del crecimiento global, que este año declinará a un 3,3% y afectará a un 70% de las economías del planeta.
Ratificó, además, que nuestro país soportará este año una inflación de 30,5% y recién crecerá en 2020 (un 2,2%).
El World Economic Outlook (WEO) fue presentado por Gita Gopinath, economista jefa del organismo, quien contó: “Un año atrás, la actividad económica se estaba acelerando en casi todas las regiones del mundo y un año después, mucho ha cambiado”. ¿Las causas? “La escalada de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China; la restricción del crédito en China; las tensiones macroeconómicas en Argentina y Turquía; las disrupciones en el sector automotriz de Alemania y los ajustes en las políticas monetarias en países con economías avanzadas han contribuido a una debilidad significativa de la expansión global”, dijo la experta.
“Proyectamos que la economía argentina se contraerá en la primera mitad del 2019 dado que la demanda doméstica decrece con políticas más ajustadas para reducir los desequilibrios, pero se regresará al crecimiento en la segunda mitad del año, cuando se recupere el ingreso real y la producción agropecuaria rebote después de la sequía del año pasado”, señala el WEO.
Medidas desesperadas ante el salto inflacionario

Congelamiento de precios en gatera

El programa de congelamiento de precios se anunciaría la semana próxima. Acuerdo con empresas por un listado corto de productos.

El Gobierno está afinando un programa para congelar los precios de 40 productos de la canasta básica. La iniciativa duraría hasta las elecciones de octubre y apunta a moderar el impacto de la inflación en los próximos 6 meses. La medida tiene intenciones electorales y no colabora para solucionar el problema de fondo: una inflación que sube a ritmos superiores al 50 por ciento interanual y que para algunos economistas puede terminar en un proceso de espiralización. El control de los precios se complementaría con otros anuncios la próxima semana para estimular el consumo del mercado interno.
El equipo económico ya habría firmado un acuerdo con empresas productoras para avanzar en el congelamiento de 40 alimentos de consumo masivo por 180 días. Entre los productos principales se encontrarían cortes de carne, la leche, galletitas, pastas secas, arroz, agua mineral, entre otros. El Gobierno estaría negociando con los grandes centros de abastecimiento para masificar el programa. Los supermercados ya tuvieron este año dificultades para mantener el abastecimiento de productos de Precios Cuidados, como la leche La Armonía. En procesos de alta inflación, las empresas productoras apuntan a vender los productos que más margen genera y limitan la distribución de las segundas marcas con precios (y márgenes) menores.
El Gobierno se encuentra en campaña electoral y busca sumar a distintos organismos al programa de incentivos fiscales. Participarían la Anses, con créditos subsidiados, la Secretaría de Energía (dependiente del Ministerio de Hacienda) y el Ministerio de Producción. Desde la Anses se enunciarían más de 15 mil millones de pesos en préstamos para beneficiarios de la seguridad social. Estos créditos podrían usarse en los gastos de supermercados, farmacias y corralones (para estimular la refacción de vivienda, una actividad con alto multiplicador).
Otra de las posibilidades que se analizan es el lanzamiento de líneas de crédito productivo, con las que se financiaría la compra de bienes durables (desde electrónica hasta maquinaria y equipo). También podría ampliarse el programa Precios Cuidados, que en los últimos años perdió poder de referencia por la falta de controles y la desregulación del mercado interno. Esta última medida podría ser anunciada a partir de mayo, cuando faltarán menos de cuatro meses para las PASO.
El programa de estímulo al consumo del mercado interno podría incluir la incorporación de un software especial que se utilizaría en los supermercados y centros de compra. El sistema permitiría reconocer individuos con beneficios sociales y ofrecerles entre 10 y 15 por ciento de descuento para sus compras. Desde la secretaría de Energía también se estaría preparando un plan para estimular el consumo de electrodomésticos con alta eficiencia energética. Pese a las constantes críticas oficiales a los controles de precio, la urgencia por recomponer el ánimo social antes de las elecciones, convenció al gobierno de echar mano a este tipo de medidas.
Grabois y el director de Maxiconsumo presentan su propio proyecto de ley de Góndolas

Los supermercados estarían obligados a proponer al menos cinco marcas del mismo producto y reservar un 5% para productos locales o cooperativos.

El dueño de Maxiconsumo y productos Marolio, Víctor Fera, y el líder del Frente Patria Grande, Juan Grabois, presentaron hoy frente al Congreso un proyecto de ley de Góndolas para evitar la fijación monopólica de precios en los supermercados.
La propuesta es que los supermercados estén obligados a ofrecer como mínimo cinco proveedores por rubro, y que el mayor de ellos no pueda acaparar más del 30 por ciento del espacio de venta.
El proyecto fue escrito originalmente por Fera, y luego el Frente Patria Grande le incorporó un agregado para que en las góndolas se reserve de manera obligatoria un 5 por ciento de espacio para productos de cooperativas de agricultura familiar.
Desde el mediodía, organizaciones de la economía social cercanas a Grabois acompañaron la presentación, que tuvo como dato de color que se montó en las afueras del Congreso una suerte de Mini-Mercado, con góndolas, changuitos y una verdulería.
"Todos sabemos que detrás de la multiplicidad de marcas, colores y slogans, se esconden una o dos empresas en cada rubro que controlan el mercado y mantienen los precios altos. Y también, por supuesto, que los supermercados son cómplices de la inflación y sus principales beneficiarios", sostuvo Grabois.
Para el dirigente social, "la escasez de productos de primera necesidad y el aumento de la pobreza y explica en gran medida por la política pro monopolios de Mauricio Macri".
"Los supermercados solo ponen en sus gondolas a las principales marcas oligopólicas y esconden o directamente nunca ofrecen los productos de las empresas nacionales o las cooperativas, es necesario regular eso para que en este contexto de crisis el consumidor pueda tener una oferta más amplia. Por eso es importante la ley de góndolas", concluyó Itaí Hagman.
El viernes pasado, la diputada Elisa Carrió había presentado otro proyecto de ley Góndola: en este caso, busca que se prohíba pautar la participación de un producto alimenticio de una marca determinada que supere al 20 por ciento del espacio disponible que comparte con otros de similares características.
Además, el texto del proyecto de la chaqueña establece que los "exhibidores contiguos a las cajas y las islas de exhibición" tengan "al menos un 50 por ciento de productos de origen local y/o producido por Pequeñas y Medianas Empresas o por Cooperativas y/o Asociaciones Mutuales".
Jubilados: el Gobierno podría quitarle la Pensión Universal a los propietarios de un dos ambientes

Ahora, hay límites por ingresos y bienes para acceder a la Pensión Universal. Enterate cuáles son.

El Gobierno nacional publicó en el Boletín Oficial los nuevos requisitos para acceder a la Pensión Universal por Adulto Mayor (PUAM), un beneficio menor a una jubilación mínima y que el propio Cambiemos había creado en reemplazo de las moratorias previsionales.
El sistema, que había nacido con acceso irrestricto para quienes no tuvieran 30 años de aportes, pasará a estar limitado por requisitos de ingresos y de bienes.
A partir de ahora, para poder siquiera acceder a la PUAM (cuyo monto actual es de $8.320, equivalente al 80% de una jubilación mínima) no se deberá haber percibido más de $53.828 mensuales en promedio durante los 12 meses previos a haber solicitado el beneficio.
El límite para acceder a una PUAM es equivalente a unos 58 mil dólares
De acuerdo a la resolución 17/2019, no se podrán tener bienes cuyo valor de declaración supere los $2.583.792. Al tipo de cambio actual, son unos 58 mil dólares. Cabe recordar que el precio promedio del metro cuadrado en la ciudad de Buenos Aires es de U$S 2.900, según el sitio especializado Properati.
Si bien la valuación de los inmuebles para la DDJJ de Bienes Personales se realiza en base a la valuación fiscal que realiza la Ciudad de Buenos Aires, y esta no puede superar el 20% del valor de mercado, si una persona compra una casa o departamento debe registrarlo al valor de escrituración. Así, si un jubilado decidiera mudarse, ese nuevo inmueble podría hacer que supere el tope impuesto para cobrar la PUAM.
A la par de ese requisito, no se podrán tener vehículos automotores cuyo valor supere los $968.922, unos U$S 22 mil. Una Amarok, por ejemplo, ronda los 660 mil pesos.
El tercer condicionamiento está definido por los consumos: los gastos de la persona no podrán superar en más de 30% el ingreso promedio de $53.829 por mes. Actualmente, en términos anualizados, eso equivale a $839.732,40. Y para verificar esta situación habrá cruces de datos con los consumos pagados con tarjetas de crédito y de débito.
Actualmente cobran la PUAM 119.439 personas. En esos beneficios, ya otorgados bajo la vigencia de otras reglas, no habrá modificaciones, según aclararon fuentes del Gobierno.
El gobierno de Macri le pide "perdón" al FMI y "permiso" para revisar el acuerdo

Desde el Ministerio de Hacienda minimizaron el pedido. El organismo lo evaluará el viernes, cuando analice un nuevo desembolso al país, en medio de una severa crisis.

A días de un nuevo desembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI) para asistir al gobierno de Mauricio Macri y darle oxígeno en medio de una crisis económica cada vez más aguda, ahora Cambiemos solicitó un waiver. Se trata de un "perdón" o "dispensa" al organismo, a cambio de una revisión del programa.
Así surge, según detalla El Cronista, del detalle de la agenda a tratar por el Directorio Ejecutivo (board) del organismo, este viernes en la reunión en la que evaluarán la tercera revisión del préstamo a la Argentina. En esta oportunidad debería transferir u$s 10.870 millones.
Entre otras cuestiones, se abordará la "solicitud de waiver sobre la aplicabilidad de los criterios de rendimiento, revisión de las garantías de financiamiento y solicitud de modificación de los criterios de rendimiento". El motivo del pedido del waiver aún no se conoce, ya que se detallará luego de que el Board dé a conocer el staff report el próximo viernes.
Técnicamente, se trataría de un incumplimiento de covenants, es decir, los condicionamientos a través de los cuales el FMI le exigió al gobierno de Macri ajustar su economía para recibir el auxilio y que dan cierta seguridad de que los desembolsos que efectúa les serán devueltos.
Una fuente del Ministerio de Hacienda desmintió ante El Cronista que se trate de un incumplimiento de la meta de deficit fiscal, comprimida a cero para 2019, con la posibilidad de utilizar ciertas salvaguarda y llegar a un rojo primario de 0,5% del PBI. "Se trata de un tecnicismo", minimizó y sumó: "Es algo que no se cumplió un día".
Una de cada tres personas es pobre a fin de 2018

Aumento de la pobreza: “No es daño colateral, es el objetivo buscado”

El empeoramiento de la distribución del ingreso es un aspecto estructural de la política económica, con un impacto directo en los niveles de pobreza. La mirada de tres especialistas.

“Cuando la estrategia para arreglar los problemas que presenta la economía no es ni regular el mercado ni un plan de de- sarrollo, sino simplemente distribuir peor para enfriar la economía, el aumento de la pobreza no es un ‘daño colateral’, es el objetivo buscado por el Gobierno”, expresó la investigadora del Centro Interdisciplinario para el Estudio de Políticas Públicas, Lucía Cirmi Obón. Consultada por PáginaI12, la economista advirtió sobre el impacto diferencial del alza en los niveles de pobreza e indigencia en las mujeres. “El aumento de la pobreza tiende a profundizar la desigualdad de género; en los segmentos más vulnerables de la población existe una mayoría de mujeres jefas de hogar sin ingresos propios porque trabajan todo el día cuidando niñxs y familiares, con los gastos que eso implica y un contexto de precios que no paran de subir”.
La medición del Indec permite estimar que cerca de 2,9 millones de personas en todo el país empeoraron su posición económica y pasaron a ser pobres en términos de su ingreso monetario. Pero los expertos Roxana Mazzola y Diego Born indicaron ante la consulta de este diario que el sostenido aumento en los niveles de pobreza es acompañado por un deterioro en las dimensiones estructurales utilizadas para medir la pobreza multidimensional.
“Hay un empobrecimiento del bienestar que tiene que ver con cuestiones estructurales. El fenómeno excede a la caída en los ingresos por la devaluación y la aceleración inflacionaria sino que también es acompañada por elementos estructurales vinculados a la alimentación y el endeudamiento”, consideró Mazzola, de la Universidad de Buenos Aires y Flacso. Por su parte, Born indicó que “la pobreza deja de ser una propiedad exclusiva de quienes tienen trabajo precarizados y comienza a extenderse hacia segmentos de clase media baja que pasan a quedar debajo del umbral mínimo de ingresos utilizado por el Indec para dimensionar el fenómeno”. A contramano del discurso oficial, el sociólogo sostiene que “en las mismas estadísticas oficiales no se verifica la existencia de una mejora estructural en aspectos vinculados, por ejemplo, al acceso al servicio de agua y saneamiento”
La escalada en los niveles de pobreza evidencia, según Cirmi Obón, las limitaciones de las políticas sociales focalizadas que promueven el Ministerio de Desarrollo Social y el FMI. “Cuidar la Asignación Universal por Hijx con un incremento del ingreso mientras se abandona a la gente en todas las demás áreas no sirve ni alcanza. Una política macroeconómica que aumenta las tarifas y valida devaluaciones sin intentar contener el traslado a los precios, también es política social y el gobierno la está diseñando en contra de la gente”, lanzó la investigadora del Ciepp. El reciente reajuste en la AUH permitió recuperar la pérdida de poder adquisitivo del 13 por ciento del año pasado, pero no alcanzó a recomponer el retroceso acumulado desde que comenzó la gestión de Cambiemos. En ese sentido, Mazzola expresó que la  inversión adicional anunciada “solo apunta a evitar una explosión social”. “El gobierno invierte para asistencia  mientras desinvierte en salud y educación. Las políticas no están ligadas a derechos en seguridad social sino a asistencialismo”, advirtió.
“Debemos desmitificar que estamos con el mismo nivel de pobreza que cuando comenzó el gobierno de Macri. Eso es una falacia”, advierte Born. El sociólogo  explica que es incorrecto comparar el 32 por ciento para el segundo semestre de 2018 informado ayer con el valor del segundo trimestre de 2016, cuando arrojó 32,2 por ciento.  “En primer lugar la pobreza se mide de forma semestral y no trimestral. No es válido decir que el gobierno arrancó con 32 por ciento de pobreza. Además, los datos de los segundos trimestres suelen ser más elevados por cuestiones estacionales ya que, en ese momento del año, tiende a observarse un piso en los ingresos”, explicó Born para enfatizar que “un tercer elemento es que Macri no asumió en junio de 2016 sino en diciembre de 2015. En esos meses se observaron elevados niveles de inflación que explican hasta 6 puntos de aumento en la pobreza por la devaluación y los tarifazos”.
Desesperado, el Central permite que los bancos compren Leliq con todos sus depósitos

El BCRA le pidió a las entidades que saquen más billetes del mercado para que no compren dólares. Una medida desesperada que abre el peligro de corralito.

Para intentar contener la corrida, el Banco Central realizó una peligrosa movida que va en línea con la última expresión de Mauricio Macri: “ir en la misma dirección, pero lo más rápido posible”. Desde hoy le permitió a las entidades bancarias que compren Leliq por la totalidad de sus depósitos.
A través de la comunicación A 6661, el organismo que preside Guido Sandleris flexibilizó la regulación vigente, para que los bancos comerciales colaboren en la esterilización de dinero. La teoría neoliberal que rige el pensamiento del PRO indica que mientras menos billetes haya en circulación, los ahorristas ejercerán menor presión cambiaria.
Este razonamiento precario deja de lado que la creación de dinero es más compleja, ya que las entidades bancarias también lo hacen a través de los créditos, y tampoco considera que son los grandes jugadores los que se mueven entre divisas y tasa de interés en pesos por motivos ‘irracionales’, pero también le da otros destinos.
“La posición neta diaria que las entidades financieras registren en Letras de Liquidez del BCRA en pesos contra el BCRA no podrá superar lo mayor entre: su responsabilidad patrimonial computable (RPC) del mes anterior; el 100 % del promedio mensual de saldos diarios del total de depósitos en pesos –excluyendo los del sector financiero– y del valor residual de sus obligaciones negociables en pesos, durante el mes en curso”.
Dólar hoy: en otro día de furia, supera los $44 en medio de la crisis

La moneda norteamericana subió 70 centavos en la primera hora de esta mañana.

Luego de cerrar en un récord de $ 43,67 el martes, la cotización del dólar está fuera de control del Gobierno y ya cotiza por encima de los $44.
En el Banco Nación, cotiza a $ 44,30, 70 centavos más que el día anterior. En el mercado mayorista, que es donde compran y venden las empresas y los bancos, la divisa pega un salto de 73 centavos y alcanza los $ 43,37.
De esta manera anota su octava suba consecutiva y se da en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa avanza 66 centavos a $ 43,30.
En el Banco Comafi, por ejemplo, la divisa cotiza a 44 pesos, en tanto que en Galicia está en 44,5 y en el Francés, $44,34.
Trevor Alleyne, en Mendoza
El representante del FMI sobre el dólar: “Argentina es más débil que los otros países emergentes”

Explicó que es el “riesgo país” lo que impacta en la mayor depreciación del peso.

El representante del FMI en Argentina Trevor Alleyne, en el Foro de Inversiones que se realiza previo a Vendimia.
Mendoza (corresponsal).- El representante del FMI en Argentina, Trevor Alleyne, está en Mendoza como disertante del Foro de Inversiones que se realiza previo a Vendimia. En una charla con Clarín explicó por qué el jueves el dólar trepó a $ 43,50 y este viernes está en $ 42: “Ayer fueron afectados los mercados emergentes. Es verdad que Argentina experimentó un incremento mayor del dólar que los otros, pero es por el riesgo país. Y eso es una situación que el país debe enfrentar. Argentina es más débil que los otros países emergentes, por eso debe tener esta política y este programa (del FMI) para tratar de fortalecer todos los aspectos de la macroeconomía y construir más resistencia a lo externo”.
La preocupación sobre el dólar sobrevoló el encuentro del Consejo Empresario Mendocino en el hotel Intercontinental, más allá de que el ministro de la Producción, Dante Sica, el primer funcionario que expuso, evitó esta vez hablar del tema y tampoco quiso responder a las críticas del conductor Marcelo Tinelli por decir que desde el Gobierno no había preocupación por la suba del dólar.
Alleyne, en cambio, se explayó sobre el manejo de la política monetaria del Banco Central: “Estamos en un marco de política monetaria de cambio flexible. Ayer fue una larga depreciación del peso pero, hoy, al contrario. El Banco Central puede manejar la tasa de interés si quiere hacerlo y con eso, cumple el compromiso de continuar en esta política bastante estricta y puede calmar al mercado”. Este viernes, el Central subió 5 puntos, a 56,7% la tasa de política monetaria.
Sobre el escenario electoral que atraviesa el país, el enviado de Christine Lagarde a la Argentina repitió la posición política del FMI: “Vamos a apoyar al gobierno que esté. No importa quien gane las elecciones, el país seguirá siendo miembro del FMI y en el Fondo estaremos dispuestos a apoyar al país”.
Y en cuanto al daño que los resultados negativos de la economía pueden hacer a la intención de Mauricio Macri de ser reelecto, el funcionario jamaiquino señaló: “Eso sería una decisión del pueblo argentino, quien deberá decidir si quiere o no continuar con este gobierno y el Fondo va a apoyar”.
El enviado del FMI dijo que para alcanzar un crecimiento sostenible se necesita cumplir reformas estructurales, aunque reconoció que ahora la urgencia es "salir de la recesión en el segundo trimestre, resolver la crisis, pasar el año electoral y, a partir de 2020, discutir las reformas necesarias".
Otra figura invitada al foro empresario fue el embajador de Estados Unidos en Argentina, el ex juez texano Edward Prado, además de los CEO de empresas en expansión en la provincia del vino, como Norwegian, Uber y Sodimac.
Por la nueva devaluación, los alimentos subirán 15% los próximos días

Las empresas realizaron el aumento sin darle explicaciones a los supermercados.

Debido a la nueva devaluación que dejó el dólar alrededor de los 43 pesos, los alimentos subirán 15% los próximos días.
Además, por efecto de los ajustes en tarifas de servicios, transporte y los anteriores y actuales movimientos en el dólar, las compañías industriales que dominan el mercado alimenticio y de limpieza remarcaron sus productos hasta un 15 por ciento.
Eso lo hicieron las empresasy sin darles razones a los supermercados, lo que se verá en las góndolas en los próximos días.
Algunos productos que sufrieron aumentos son la harina, aceite, arroz, yerba, fideos, tomates, salsas, legumbres
Varias fuentes del sector supermercadista, hipermercadista y de mayoristas detallaron ayer al diario Crónica que llegaron en la semana diferentes listados con aumentos que van del 7% al 15%.
Es para productos muy sensibles a las necesidades de los consumidores: harina, aceite, arroz, yerba, fideos, tomates, salsas, legumbres. En el segmento de los artículos de limpieza, subirán jabones, detergentes y lavavajillas, entre otros ejemplos.
De acuerdo con la información aportada por los comercios mayoristas y minoristas, Arcor, Aceitera General Deheza, Molinos Cañuelas, Unilever y Procter, figuran entre las firmas que pasaron listados nuevos para que los precios continúen sin freno en las góndolas.
Esta lista de incrementos impactará duramente en la inflación de marzo, que ya se proyectaba elevada, con una proyección del 4%.
El modelo económico de Macri generó la escalada del dólar a un nivel récord

El plan de Cambiemos se basa en la fuga de capitales, lo que generará nuevas escaladas del billete verde en los próximos meses.

Como la crónica de una corrida anunciada, el modelo económico del PRO disparó al dólar por encima de los $ 43 y marcó un nuevo récord. Después de atarle las manos al Banco Central ante el FMI, el Gobierno intentó sin efecto todo tipo de medidas para aplacar la escalada. Esta fue la primera, pero el billete sufrirá fuertes fluctuaciones hasta las elecciones, con su ineludible traslado a la inflación, que este año se acercará al 40%.
En el mercado contado, el verde aumentó casi $ 1,80 hasta los $ 43,50. A cambio del mayor salvataje en la historia del Fondo, Christine Lagarde le impidió a Mauricio Macri usar las reservas del Central para contener el tipo de cambio. Le condicionó que puede hacerlo exclusivamente cuando supere un techo que se mueve diariamente y que hoy cerró en $ 50,20. Es decir que el dólar tiene vía libre hasta ese precio.
No obstante, el organismo que preside Guido Sandleris practicó todo el resto de la batería de políticas que aún no tiene prohibida. Si bien hoy vencieron $ 160.000 millones, la autoridad monetaria esterilizó $ 220.000 millones en manos de los bancos comerciales con las Leliq. En sólo tres días hábiles, entre el viernes y hoy, absorbió $ 140.000 millones, lo que representa el 10% de la base monetaria, una magnitud gigantezca.
También transó dólar futuro, con el mismo efecto en el precio del billete "spot". El Central volvió a utilizar este mecanismo legítimo desde el año pasado, a pesar de que el mismo PRO lo había judicializado cuando lo aplicó la administración que terminó en 2015.
“A la larga, si no hay pesos, no hay compra de dólares y se va a estabilizar el mercado”, analizó a El Destape un funcionario con acceso a la mesa chica del Gobierno. “No es instantáneo lo que hacemos, pero el efecto es acumulativo”, garantizó.
Dentro de las decisiones desesperadas, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, convocó a una licitación de letras del Tesoro en dólares para el viernes. De esta manera, tratará de contener la demanda de verdes a través de bonos más que billetes.
Si bien la semana corta por los feriados de carnaval aceleró las operaciones y todos los mercados emergentes tuvieron movimientos bruscos, en Argentina el dolor de cabeza se lo generó a Macri la escasez de oferentes de divisas, que por momentos ni siquiera se hicieron presentes.
Aunque desde el Ejecutivo esperan que la situación mejore en un par de semanas, cuando arranque la liquidación grande de la cosecha del campo, los sojeros no tienen ya la obligación de ingresar los dólares al país. Fue una de las pocas promesas de campaña que Macri cumplió a los pocos días de desembarcar en la Casa Rosada.
El agro puede regalarle al PRO un otoño más calmo, pero a partir de mayo, cuando se corte el grifo, el tipo de cambio tendrá más probabilidad de volver a acercarse a su techo. Y mantenerse cerca del límite hasta las elecciones.
Pese a las creencias del Gobierno nacional, las herramientas que utilizaron demostraron su ineficiencia una y otra vez. No calmaron las corridas cambiarias del año pasado y tampoco aliviaron la demanda de hoy.
“Era esperable que sucediera. El propio modelo es el problema, que no se generan dólares genuinos”, observó Alejandro Vanoli, ex titular del Banco Central. “No hay ningún instrumento para cambiar la fuga de capitales, sino que, por el contrario, hay un déficit permanente”, apuntó el economista a este medio. Si bien mejoró la balanza comercial en los últimos meses, fue consecuencia directa de la recesión más que de exportaciones de productos con alto valor agregado.
El ex secretario de Finanzas Guillermo Nielsen admitió que "hay posibilidad de una corrida cambiaria". En diálogo con el programa Métodos Poco Claros, por FM la Patriada, aclaró, no obstante, que la probabilidad es baja.
Entre 2016 y enero de 2019, por las políticas del PRO volaron del país U$S 63.000 millones. Lo que demuestra que los grandes empresarios y corporaciones mueven la aguja del tipo de cambio, no tanto los pequeños ahorristas.
Vanoli proyectó que Macri tiene posibilidad de terminar su mandato sin crisis financiera si los factores externos le juegan a favor. La falta de instrumentos para contener una eventual nueva corrida obliga a contar más en la corriente internacional que en las habilidades locales.
Crisis: Más de 87 mil familias se desconectaron de la red de gas por el tarifazo

En un informe, Energas indica que por las subas de las tarifas más familias no pueden pagar el servicio.

A partir de los constantes tarifazos, más de 87 mil usuarios de la Capital Federal y el Conurbano bonaerense dieron de baja el servicio que les brindaba Metrogas, lo cual, es atribuido al aumento descomunal de las tarifas que desde que asumió Cambiemos aumentaron hasta el 2400%.
Según datos del Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS), el número de los que abandonaron esa empresa equivale al 9,8% del total de sus clientes y, tal como explicaron desde la Defensoría del Pueblo bonaerense, muchas de esas familias son del Gran Buenos Aires, donde el porcentaje del incremento es superior al de la Ciudad.
“A igual consumo, un usuario de localidades como José C. Paz o Malvinas Argentinas paga $25,87 más por cargo variable que uno de Puerto Madero”, explicó el defensor del Pueblo bonaerense Adjunto, Walter Martello, a Diario Popular.
En cuanto a la importante deserción de usuarios apuntó que “está absolutamente vinculada al incremento de las tarifas” y graficó: “Ante la falta de posibilidad de pago, se registran deudas y morosidades que hacen que después se interrumpa el servicio. Según una medición hecha entre mayo y noviembre del año pasado, Metrogas tiene 87 mil usuarios menos”.
Esta situación, genera que los vecinos tengan que recurrir a otro tipo de energía. “Esto lleva a que la gente de clase media se mude a instalación eléctrica. La clase baja a garrafa y la muy baja a otro tipo de combustible, como la leña. Con este 2.400% de aumento desde 2015, hemos retrocedido mucho y hay que tener en cuenta que en seis meses se va a discutir un nuevo incremento”, reveló Martello.
Por otro lado, las familias humildes atraviesan dificultades para acceder a la garrafa social ya que “sólo entregan dos garrafas de 200 kilos por mes y no podés ir caminando a buscarlas por el peso. Entonces a eso se le empieza a sumar el costo del remis y se le hace inaccesible a la gente de menores recursos. De hecho, eso llevó a muchos comedores a tener combustión a leña”.
Al referirse al caso de Metrogas, puntualizó que “es la única empresa donde se da este fenómeno, de usuarios a la baja” y, consultado por la zona geográfica más afectada, afirmó: “El balance oficial no lo podemos obtener, porque el ENARGAS no discrimina por zona, pero claramente los sectores más castigados son los del Conurbano bonaerense”.
Por orden del FMI, avanza la reforma previsional en contra de los jubilados

Bajo el seguimiento de las órdenes del organismo internacional, Cambiemos ya diseña los puntos más importantes de la nueva ley jubilatoria. Los gremios serán los principales apuntados.

Bajo el seguimiento de las órdenes del FMI, el gobierno de Mauricio Macri ya diseña una profunda reforma previsional y los gremios serán los principales apuntados. El aumento de la edad jubilatoria será uno de los pilares de la nueva reglamentación.
Una comisión de expertos presidida por la secretaría de Seguridad Social revisa los regímenes diferenciales de unas 50 actividades del transporte, la industria y servicios, que prevén un retiro con un mínimo de edad de 55 años y 25 de aporte en promedio por trabajo riesgoso o envejecimiento prematuro.
En enero, el Fondo propuso "reducir la generosidad de las jubilaciones", incluidos los retiros tempranos en un documento que analiza "el futuro del ahorro" a nivel mundial. Allí, los técnicos recomiendan a la Argentina "reformas adicionales", tales como la disminución de la "tasa de beneficio" en relación a los salarios.
Según informó el portal IProfesional, la Comisión de Fortalecimiento del Sistema de Seguridad Social, creada en 2016, pondría en discusión los siguientes ítems:
. Armonizar las cajas de jubilación provinciales. La Ley de Reparación Histórica aprobada en 2016 contemplaba una eventual reducción de las transferencias de la ANSES a las provincias.
. Resolver la "asimetría" entre la edad jubilatoria de los hombres y las mujeres. El FMI había recomendado aumentar la edad de las mujeres a 65.
. Avanzar en un tercer pilar voluntario, que implicaría un régimen de capitalización privada o mixta, como las AFJP y las mutuales, de las que en su momento participaron los sindicatos.
. Constituir un fondo de reserva.
Dólar hoy: se vuelve a disparar y araña los $42 en bancos privados

Tras los feriados, la moneda internacional arrancó la semana con fuertes subas.

Tras los feriados de carnaval, la semana arrancó con fuertes incrementos para el dólar. La moneda internacional ya cotiza a $ 41,83 en bancos privados, un peso por encima que el último viernes. La última semana el tipo de cambio había cerrado en el valor más alto desde fines de septiembre: $ 40,83.
El valor más alto lo presenta el banco Santander, con un dólar a $ 41,83, seguido por el banco Provincia a $ 41,60 y los bancos Galicia y las casas de cambio Magitur y Alpe, que lo cotizan a $ 41,50.
Por detrás se ubican el banco Nación, con un tipo de cambio de $ 41,40, mientras que los valores más bajos aparecen en el banco Francés con un valor de $ 41,24 y los bancos Comafi y Ciudad a $ 41,20.
En el ámbito del mercado mayorista, donde operan empresas, bancos y el propio Banco Central de la República Argentina (BCRA), el dólar se disparó y ya cotiza a $ 40,70.
Crisis automotriz: ahora Renault suspende a 1500 operarios en Córdoba

La devaluación llevó a una caída permanente de la venta de vehículos nuevos. En febrero sólo se patentaron 39.825 unidades, un 42,8 por ciento menos que en 2018.

La automotriz de capitales franceses Renault Argentina suspendió a sus 1.500 operarios y paralizó la planta de producción que tiene en Córdoba hasta el viernes inclusive por el derrumbe de ventas. La semana pasada, Peugueot suspendió a mil trabajadores.
La empresa decidió parar la planta tras alcanzar un acuerdo con el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), con la idea de evitar futuros despidos en el corto y mediano plazo, informaron a NA fuentes sindicales.
Se trata de un plan de contingencia que podría repetirse en las próximas semanas dado que la compañía -al igual que sus competidoras- tiene stock que no está pudiendo colocar en el mercado por la notable baja en la demanda de vehículos.
La venta de automóviles cero kilómetro cayó un 42,8% anual en febrero, hasta las 39.825 unidades.
Los indicadores de ventas y patentamientos son negativos desde septiembre pasado y al menos por ahora en la industria no ven señales de recuperación hasta el segundo semestre.
Según informó la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), los autos patentados durante febrero de 2019 representan una baja del 33,7% en comparación con el mes anterior.
Las suspensiones de Renault llegaron una semana después de que la automotriz Peugeot suspendiera por dos meses a 2.000 trabajadores de la planta ubicada en la ciudad bonaerense de El Palomar, en un contexto de crisis que golpea fuerte al sector automotriz y afecta a más de 7.000 operarios en todo el país.
La medida tomada por Peugeot es apenas un indicador de la crítica situación que enfrenta el sector, con cierres, despidos, suspensiones y adelantamiento de vacaciones y que en general está trabajando a sólo una cuarta parte del potencial, según cifras del INDEC.
También la semana pasada la fábrica de carrocerías de colectivos Metalpar cerró la planta que tenía en el partido de San Martín y echó a 600 empleados, entre operarios, personal de limpieza y seguridad
Más repercusiones del discurso del Presidente entre empresarios y analistas

¿A qué país le habló Mauricio Macri?

Las pymes ya no esperan nada del Gobierno, sólo el fin de la política antiindustrial. Economistas destacan las mentiras del discurso y el intento de transformación regresiva hacia un modelo dependiente.

El discurso de Mauricio Macri ante la Asamblea Legislativa sigue provocando reacciones. Por definición u omisión, su palabra marcó el tono de la gestión económica para su último año de mandato. La ausencia de propuestas de salida a la profunda recesión, a la que ni siquiera mencionó, clausura las expectativas de un cambio de rumbo a favor de la reactivación. Así lo expresaron el dirigente empresario (Raúl Hutin) y dos economistas (Horacio Rovelli y Claudio Lozano), de quienes se refleja una síntesis de sus opiniones en esta nota. Pero el discurso presidencial también expresó la reafirmación de un modelo dependiente, el propósito de una transformación regresiva adaptada a las necesidades del capital internacional, según puntualizó otro economista (Julio Gambina), del cual reproducimos parte de sus expresiones al respecto.
“No entendió la angustia”
Raúl Hutin, dirigente y empresario textil (vicepresidente del CEEN) señaló que, aunque “muchos estamos acostumbrados a las mentiras sin fundamentos de este gobierno, hay una parte de la sociedad que necesitaba que le contaran cómo sigue esta historia, qué viene después de los despidos y suspensiones que se anuncian en grandes empresas (Metalpar, Coca-Cola, Peugeot, Honda sólo en la última semana), además de los que cada uno conoce o se entera y no salen en los medios. Pero Macri no entendió la angustia de la sociedad. Fue frustrante para cualquiera que  esperó el discurso con alguna expectativa. No para nosotros, los dirigentes pyme, que ya no esperamos nada del Gobierno. Ni siquiera del reciente anuncio de ampliación de créditos a tasas del 25 al 29 por ciento, para el cual se dispondrían unos 100 mil millones de pesos. Sabemos, por experiencia, que no va a ser para todos. Cuando conozcamos la letra chica, las condiciones y los requisitos, va a volver a suceder lo mismo de siempre, que quienes más lo necesitan no pueden entrar. Y esa es la situación de la mayoría”, agregó.
Al ser consultado sobre cuál es la expectativa con la que la industria local espera atravesar los próximos meses, en medio de una recesión y sin respuestas del Gobierno, Hutin expresó: “La situación es más compleja día a día. Sé que para muchos va a ser muy difícil sostenerse hasta que cambie esta política. Sé que después, como ocurrió con otras crisis, vamos a poder salir adelante, pero con un gobierno diferente. Sólo aspiro a que el actual no termine haciendo una locura, provocando un desastre para quedarse en el poder, porque me angustia pensar que podamos terminar en una masacre”.
Con respecto a las próximas elecciones presidenciales, el dirigente textil, que constituyó un frente productivo en la zona de Moreno, no ocultó sus expectativas en una propuesta unificada de la oposición que revierta esta política. “Sería lógico que hubiera una propuesta opositora en base a un llamado a la unidad nacional. Hay un 70 por ciento de la sociedad que está dispuesta a avanzar en ese sentido. Yo creo que hay que hacer un llamado a todos, que incluya a las Fuerzas Armadas. Porque las Fuerzas Armadas nacionales también fueron perjudicadas por la extranjerización de nuestras empresas, por la desaparición del Estado en funciones estratégicas. Estamos viendo el avance del poder extranjero en nuestras fronteras, con bases militares de las grandes potencias, servicios de inteligencia que están manejados por organismos del exterior, como está quedando a la vista últimamente. Tenemos que recuperar una dinámica a favor de un desarrollo industrial genuino, recuperar el concepto de compre argentino o compre nacional para las adquisiciones del Estado, darles un papel a Fabricaciones Militares o a la industria aeronáutica, a la industria naval. Debe haber un pronunciamiento muy claro y muy masivo en contra de esta política que nos vendió hasta la soga de colgar la ropa”.
“Todo una gran mentira”
En opinión de Horacio Rovelli, economista del CEPA, “el discurso de Macri al Congreso fue todo una gran mentira, no existen los logros en su gestión económica que presentó”. Indicó además que tergiversó información en cuestiones centrales, que resumió en lo siguiente:
Deuda. “Acrecentó la deuda externa, que era de 222.703 Millones de dólares (el 59,4 por ciento era intra sector público, es decir con otros organismos del Estado) y la llevó a más de 400.000 millones (con datos hasta el tercer trimestre). Además, cambió la composición de la deuda extranjerizándola”.
Costos. “La reducción de costos a que se refiere es por la brutal depreciación de nuestra moneda, perjudicando básicamente a los salarios y dolarizando las tarifas energéticas y de transporte”.
Comercio y producción. “Tuvimos cierre récord de empresas. Según un informe de CEPA, solamente en la Ciudad de Buenos Aires y en la Provincia, entre los años 2016 y 2018 se produjeron 805 Concursos Preventivos y 2177 quiebras”.
Salarios y empleo. “La tasa de desocupación es de dos dígitos (por encima del 10 por ciento) y los niveles de pobreza (todavía no dados a conocer por el Gobierno) superan el 30 por ciento. La caída del poder adquisitivo del salario y de las jubilaciones y pensiones es alarmante. En 2018, la reforma del índice de movilidad previsional del año anterior implicó en la práctica una pérdida significativa de ingresos de los jubilados y pensionados y en la Asignación Universal por Hijo. El año pasado las jubilaciones aumentaron tan solo un 28,5 por ciento mientras que la inflación acumulada, según el Indec, fue del 47,6 por ciento”.
“Miente también sobre las exportaciones diciendo que aumentaron, cuando descienden en valor año tras año”, completó Rovelli.
“Las muletillas de siempre”
Claudio Lozano, ex diputado nacional y presidente de Unidad Popular, sostuvo que “con las muletillas de siempre: la herencia recibida, que íbamos a ser Venezuela, la sequía, y que el mundo dejó de financiarnos, el Presidente se puso a gritar en el Parlamento para justificar lo injustificable. Estamos frente a un gobierno cuya política destruye el presente de la mayoría de los argentinos al tiempo que también compromete nuestro futuro. Una política que en nada considera el interés público y que sólo representa los negocios de un puñado de acreedores y especuladores, algunos exportadores y  petroleras.”
“Un ensayo reaccionario”
Julio Gambina, presidente de la fundación de Investigaciones Sociales y Políticas, señaló que “la primera impresión que me surgió escuchando al presidente Macri, fue que su mensaje estaba dirigido a sus votantes al mismo tiempo que elegía contrastar y confrontar con los gobiernos kirchneristas e incluso más allá, orientando una crítica a la hegemonía política peronista ejercida desde 1945 y por más de 70 años. Por eso, más allá de cualquier crítica al discurso, su mensaje sugiere un tiempo refundacional para el país, de rumbo liberal y de apertura liberalizadora al mundo. Ello supone un diagnóstico crítico al rumbo asumido por el país desde la segunda posguerra e incluso más lejano hacia la salida de la crisis de 1930. Existe una reminiscencia al país oligárquico gestado por la generación del 80 del siglo XIX.”
Advierten que por primera vez en 20 años, los salarios caerán dos años consecutivos

La consultora Ecolatina sostiene que se espera que la caída del poder adquisivo de los trabajadores sea del 4 por ciento. En 2018, los salarios perdieron casi 20 puntos ante la inflación.

El salario real promedio del sector registrado "caería cerca de 4%" en 2019 y será el segundo años consecutivos de contracción por primera vez desde el bienio 2001-2002, según informó la consultora Ecolatina.
El salario real "se recuperará lentamente hasta volver a terreno positivo en la víspera de las elecciones presidenciales; pero esa recuperación será parcial y no logrará dar vuelta un año complejo en el que el salario real promedio del sector registrado caería cerca de 4%, encadenando dos años consecutivos de contracción por primera vez desde el bienio 2001-2002", se sostiene en las perspectiva económicas de Ecolatina para 2019.
Asimismo, la consultora sostiene en el informe que "la situación del empleo no sería sustancialmente mejor. La medición interanual podría mostrar números positivos recién a fines de año y en ningún momento se recuperaría lo perdido en 2018".
El informe recordó que en "2018 el empleo registrado cayó 1,5%, que significó la pérdida de unos 191.000 puestos de trabajo; y aunque la destrucción neta de puestos de trabajo fue acotada, si se observó un cambio en la composición de la mano de obra local"
Precisó que "los asalariados privados asociados a puestos de mayor calidad y remuneración, marcaron una baja de 2,1% durante 2018, en tanto que los cuentapropistas (autónomos, monotributistas y monotributistas sociales), que habían sido la estrella de 2017 marcando un avance de 5% i.a., retrocedieron 3% el año pasado".
La canasta de alimentos aumentó 4,66 por ciento en febrero
Precios sin freno

El Gobierno no consigue amortiguar la inflación, sobre todo la que afecta a los más débiles. Malos pronósticos para el índice de pobreza e indigencia.

La canasta básica de alimentos registró un aumento de 4,66 por ciento en febrero último, y en apenas los dos meses ya transcurridos del año acumuló un alza del 7,57 por ciento, informó hoy la asociación Consumidores Libres. Como todos los meses, la entidad realizó un relevamiento sobre 38 productos en supermercados y comercios minoristas de diversos barrios de la ciudad de Buenos Aires.
La entidad recordó que en febrero de 2018, el aumento de esta canasta básica de alimentos fue del 2,05 por ciento y el acumulado del primer bimestre se ubicó en 3,34. De modo que en febrero 2019 hubo un aumento del 2,61 por ciento en relación al mismo período del año anterior, mientras que el acumulado de 2019 reflejó un aumento del 4,23 por ciento con relación al mismo período del año 2018.
Según el relevamiento de Consumidores libre, entre los productos que más subieron figuran: tomate perita, acelga, banana, carnaza y carne picada común. A contramano, los artículos cuyos precios bajaron en el segundo mes del año fueron: papa negra, jabón en polvo, cebolla, zapallo, pollo y arroz. En tanto, hubo un puñado de productos que no registraron variación de precios: aceite, agua mineral, jabón de tocador y tapas para empanadas.
El INDEC informó que durante enero de este año la inflación trepó al 2,9 por ciento, y el rubro alimentos y bebidas subió más que ese índice: 3,4 por ciento. Los rubros cuyos precios más subieron durante el primer mes de este año fueron Comunicación (7,4 por ciento), Restaurantes y hoteles (3,7), Recreación y cultura y Bebidas alcohólicas y tabaco (3,5), según las estadísticas oficiales.
Así, la inflación acumulada con relación a enero de 2018 fue del 49,3 por ciento, mientras que en todo 2018 la suba de precios llegó al 47,6 por ciento. El INDEC tiene previsto difundir el índice de inflación de febrero el 14 de este mes, y las consultoras privadas estiman que estará por encima del registro de enero.
El Gobierno amenaza a Chaco y a Villa Gesell con cortales la luz

La empresa Cammesa que lleva adelante el cobro de las distribuidoras alerta que los distritos tiene deudas y que debe pagarlas.

Ante la presión del Gobierno nacional de llegar a déficit cero, la empresa estatal del mercado eléctrico, Cammesa amenaza a las distribuidoras de Chaco y de Villa Gesell con cortarles el suministro si no pagan la la millonaria deuda que mantienen por no haber girado los fondos para pagarles a las generadoras.
Hasta ahora, esa cuenta la cubre parcialmente el gobierno nacional. Sin embargo, para cuidar la caja en un contexto de austeridad presupuestaria, activó los mecanismos para achicar en los próximos días el suministro de luz a esos distritos. Si eso ocurre, las autoridades deberán tomar medidas para disminuir su consumo.
Según publicó el portal oficialista La Nación, Cammesa lleva adelante el cobro a las distribuidoras (como Edenor y Edesur) y el pago a las denominadas generadoras, como Yacyretá, Costanera y Central Puerto, entre muchas otras, que son las encargadas de producir la electricidad.
Ahora, la empresa tiene una larga lista de deudores que la encabeza Chaco y Villa Gesell. En total, las distribuidoras deben $36.500 millones. De ese monto, una parte ya se renegoció, pero otros $19.500 millones se acumularon en los últimos tres años. Es la parte que el Gobierno busca cobrar de inmediato.
Por la deuda de las distribuidoras, Cammesa les comunicó a las generadoras que solo les pagará el 80% de la transacción de diciembre. Secheep es la distribuidora de Chaco, que depende de la gobernación de Domingo Peppo. Le debe al sistema casi $5000 millones, cifra que sumó en nueve meses.
A fines del año pasado, directivos de la empresa chaqueña se reunieron con los representantes de Cammes, con Energía, Hacienda y el Ministerio del Interior. De ese encuentro, salió la promesa del gobernador chaqueño de que solucionaría la deuda y se firmó un acuerdo para atender el 100% de ese pasivo el 12 de noviembre. Pero ante la falta de pago Cammesa inició acciones legales para cobrar sus acreencias.
Cammesa le envió el 29 de enero pasado a la empresa chaqueña una carta documento firmada por su apoderado, Juan Carlos Trotta. Allí le advertía sobre el posible corte del suministro. Según las cifras que figuran en el documento, hasta esa fecha Secheep debía $4353 millones y la deuda seguía creciendo.
Una situación similar ocurre en la distribuidora de Villa Gesell tiene con el sistema eléctrico. El 26 de febrero Cairella le envió una nota al secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, para informarle que procederá a aplicar cortes a la Cooperativa Eléctrica, de Crédito y Vivienda y Otros Servicios (Cevige), de ese partido turístico, por falta de pago. La empresa también presta el servicio en Mar de las Pampas, Las Gaviotas y Mar Azul. En la práctica, ya se cumplió el plazo previsto.
Según la nota que llegó al escritorio de Lopetegui, la deuda de la empresa con el sistema eléctrico equivale a 13 meses de ventas y alcanzaba los $275,56 millones hasta el 11 del mes pasado.
Las ventas minoristas cayeron un 14 por ciento en febrero

Alertan que los consumidores están endeudados y tienen problemas para afrontar sus gastos fijos. Los comerciantes están en la cuerda floja.

Las ventas minoristas pymes cayeron en febrero un 11,9 por ciento, respecto del mismo período de 2018, y de esa manera se cumplieron 14 meses consecutivos en baja, según informó hoy la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
Asimismo, la CAME remarcó que durante el primer bimestre del año las ventas descendieron un 11 por ciento anual y ante esta situación, el Gobierno nacional había anunciado a fines del mes pasado una línea de financiamiento para pymes que dejará oxígeno al comercio.
Las ventas en locales al público declinaron un 14% anual con todos los grandes rubros relevados en baja, mientras que en la modalidad online subieron 6,1% y ningún rubro en descenso.
"Febrero encontró a las familias con altos niveles de endeudamiento, en muchos casos consecuencia de las fiestas y las vacaciones, pero también por las altas tasas de financiamiento que pagan cuando no se abona el total de la tarjeta. Igualmente, sobre fin de mes en algunos locales se notó a la demanda como intentando empezar a moverse más", indicó.
Además, detalló: "El 72,7% de los comercios consultados tuvieron bajas anuales en sus ventas, mejorando levemente esa proporción frente al 77% de enero. En el caso de los negocios que venden tanto en la modalidad física pero además electrónica, las ventas por internet si bien en general subieron, no alcanzaron a compensar las otras".
Las caídas anuales más profundas se registraron en Bijouterie (-16,5%), Calzado y marroquinería (-15,0%), Joyerías y relojerías (-15,0%) y Muebles (-14,5%).
"Muchos comerciantes están liquidando propiedades y vendiendo bienes para poder hacer frente a sus gastos", precisó Rubén Eduardo Barrios, vicepresidente de la Federación de Centros Comerciales a Cielo Abierto, Cascos Urbanos y Centros Históricos FCCA.
Sin embargo, Barrios destacó las medidas que tomó el Gobierno contra el comercio ilegal: "Son positivas, ya que el tráfico ilegal es uno de los principales problemas que afectan al comercio minorista".
Asimismo, señaló que espera "que los préstamos a las pymes sean más baratos, y que los consumidores puedan tener créditos a tasas más bajas para que se reactive el consumo".
En "Alimentos y Bebidas", las ventas en cantidades declinaron 6,5% interanual, con un incremento de 3,6% en la modalidad online.
"En esos locales las operaciones se movieron con más efectivo que lo habitual. La gente concurrió más veces al mercado o almacén, cuidando así sus gastos. Donde más se resintió la venta fue en el rubro bebidas, con caídas muy abruptas, especialmente en gaseosas y jugos", sostuvo la CAME.
En "Indumentaria", las ventas disminuyeron 13,8% frente a febrero del 2018: bajaron 16,3% en la modalidad local físico y subieron 1,3% en comercio electrónico.
"Fue un mes malo para ese sector, donde tampoco pudieron repuntar los ubicados en zonas turísticas. Recorrer locales fue más un paseo de observación que de compras", agregó la entidad.
En "Jugueterías y Artículos de Librería", la retracción fue del 10,1%, siempre frente al mismo mes del año pasado, destacándose un alza de 15,2% por Internet.
"El programa Vuelta al Cole fue positivo, pero sobre todo se notó en la venta de útiles escolares por plataformas virtuales", destacó.
Por último, en "Electrodomésticos, artículos electrónicos, de computación y celulares", las ventas se redujeron un 15,7% en la comparación interanual.
La salida e-commerce, sin embargo, creció un 4,4%, un aumento modesto si se tiene en cuenta que venía con un ascenso del 20% en esa modalidad.
Crisis en los kioskos: advierten que cerrarán 10.000 locales

Desde que asumió Cambiemos, más de 28 mil kiosqueros tuvieron que bajar las persianas por los constantes tarifazos.

A pesar del optimismo del Gobierno nacional de que la economía repunte, la Unión de Kiosqueros de la República Argentina advirtió que desde que gobierna Cambiemos, cerraron más de 28 mil comercios por los constantes tarifazos y la destrucción del consumo interno. Admeás, los mayoristas están en jaque por las comisiones bancarias a los depósitos en efectivo.
La asociación que nuclea a quiosqueros detalló que el incremento en los alquileres y la angustiante suba de tarifas, sumado a la caída del consumo, generan un combo explosivo que de continuar los aumentos energéticos podrían bajar sus persianas otros 10 mil en los próximos meses. El golpe también lo sienten los distribuidores de golosinas, que además acusan fuerte baja en la rentabilidad producto de comisiones bancarias a los depósitos en efectivo.
“La situación es muy crítica. En 2015 teníamos 120 mil kioskos registrados como monotributistas y Responsables Inscriptos. En los últimos años hubo una caída constante en el consumo interno, que sumado a los fuertes tarifazos de luz y gas y al aumento de los alquileres, derivó en que 28 mil kiosqueros tuvieran que cerrar sus persianas”, advirtió el titular de la Unión Kiosqueros, Adrián Palacios, en una entrevista con Ámbito Financiero.
La crisis afecta a todas las provincias y a raíz de que bajaron sus persianas la mayor parte de los comercios que estaban ubicados en las principales avenidas de todas las provincias. Esto hizo que surgieran nuevos “kioskos ventana” en casas particulares en los barrios, con productos de segundas y terceras marcas.
Para ejemplificar la situación, Palacios se refirió a un caso concreto ocurrido en la Ciudad. “En una factura de luz, un kiosquero pagó $ 8 mil. Al mes siguiente, por el mismo consumo tuvo que pagar $ 23 mil. Si a eso le agregamos los $ 20 mil de alquiler y los gastos fijos, son $ 50 mil de base para abrir todos los días”, indicó.
Con respecto a lo que puede ocurrir en los próximos meses, el titular de UKRA vislumbró un panorama aún más crítico. “Si este año las empresas distribuidoras de gas quieren aplicar un nuevo aumento del 35% se agudizará la crisis, ya que no solo impactará en nuestro negocio sino también en los vecinos, a los que el salario no les alcanzará para consumir”, remarcó.
Por otro lado, criticó las medidas tomadas por Cambiemos en materia económica y cuestionó el impacto real de los créditos anunciados este miércoles por parte del Ejecutivo para las pymes. “Las políticas que lleva adelante Mauricio Macri son para la bicicleta financiera, para beneficiar a los bancos y para las grandes cadenas de supermercados, pero no para las pyme. Quienes saquen ese crédito lo harán para pagar las tarifas y los alquileres. No va a estar volcado a la producción porque no hay consumo. El que quiera fabricar productos no lo va a hacer”.
Por último, reclamó al Gobierno “aplicar un freno los tarifazos y retrotraer los aumentos al menos a 2018” pero también “convocar a una mesa nacional de diálogo para paliar la crisis”.
“Si siguen con los incrementos van a desaparecer 10 mil kioskos más en los próximos meses. Lamentablemente estamos al límite de la subsistencia. Trabajamos para sobrevivir y mantener lo que tenemos”, concluyó.
Por otra parte, la crisis golpea al sector distribuidor y mayorista de golosinas pero no solo por la caída del consumo en los kioskos y el cierre de estos, sino porque a partir de abril de 2018 comenzó a implementarse el cobro de una comisión bancaria del 1% para depósitos en efectivo, que en algunos casos ya se ubica en 1,5%. En un rubro donde las operaciones principales se realizan en efectivo, implica un impacto directo sobre la rentabilidad.
Desde la Asociación de Distribuidores de Golosinas y Afines (ADGYA) hicieron hincapié en la compleja situación que atraviesan a partir del cobro de dicha comisión y expresaron su preocupación ante la coyuntura económica del país. Ariel Korin, gerente de gestión de la organización, manifestó que se encuentran “en jaque” por el impacto que traen sobre el margen de utilidad del negocio y calificó de “preocupante” la situación.
“La problemática de las comisiones afecta directamente a la rentabilidad del distribuidor. En algunos casos puede llevarse el 20% mientras que en otros asciende hasta el 30% de la utilidad neta”, explicó Korin, lo cual, significa una pérdida aproximada al 6% de su rentabilidad.
El Gobierno de Jair Bolsonaro cerró las importaciones argentinas de frutas

Brasil tomó una sorprendente decisión que afecta la economía de nuestro país.

El Gobierno brasileño decidió hoy cerrar completamente y por tiempo indeterminado las puertas a las peras y manzanas que se producen en el Alto Valle de Río Negro debido a la presencia de la plaga Carpocapsa.
La lamentable noticia fue confirmada por funcionarios del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) a los productores de Río Negro y Neuquén, principales productoras de peras y manzanas.
Se trata de una grave noticia para el economía de Río Negro y Neuquén ya que las ventas al Brasilrepresentan el ingreso de divisas por 150 millones de dólares.
La resolución fue publicada por autoridades del ministerio brasileño de Agricultura (MAPA por sus siglas en portugués) y remitida al Senasa.
La Asociación Brasileña de Productores de Manzana (ABPM) había presionado para que el gobierno de su país cerrará las fronteras a las importaciones de peras y manzanas proveniente de la Argentina.
La carpocapsa o polilla del manzano (Cydia pomonella) es una especie de lepidóptero ditrisio de la familia Tortricidae: son muy conocidos en agricultura ya que sus larvas son gusanos comunes de la manzana y la pera.
Dolar hoy: si dispara y ya cotiza a más de $41 en bancos y la city

La moneda estadounidense continúa en alza.

En el marco de una semana agitada para el mercado financiero, la moneda estadounidense sigue en alza y ya cotiza a más de $ 41 en bancos privados. Tras la suba del martes, el tipo de cambio aumentó entre 30 y 60 centavos.
El valor más elevado aparece en el banco Francés, con una cotización de $ 41,24. Por detrás se ubica el banco Galicia con $ 41,10 y los bancos Ciudad y Provincia con un tipo de cambio de $ 41.
Por su parte, las instituciones financieras Superville y Nación venden la moneda internacional a $ 40,90, al tiempo que el Santander lo ofrece a $ 40,83 y los bancos Macro e Itaú a $ 40,80.
Los valores más bajo aparecen en el banco Comafi, con un dólar a $ 40,70, la casa de cambio Alpe, que cotiza a $40,60, la cambista Magitur y el banco Patagonia con un tipo de cambio de $ 40,50 y la casa de cambio Montevideo a $ 40.
Por su parte, el dólar mayorista, mercado donde operan bancos, grandes empresas y el propio Banco Central de la República Argentina (BCRA), presenta un incremento de 63 centavos, con un dólar $ 40,09.
Repudio de Madres

“Las Madres de Plaza de Mayo los repudiamos, les exigimos que se vayan de nuestro país. No queremos que nos den una mano, queremos que nos quiten sus manos ensangrentadas de encima”, escribió ayer Hebe de Bonafini en una carta dirigida a la misión del Fondo Monetario Internacional que llegó el lunes al país. La misiva firmada por la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo advierte sobre las consecuencias socioeconómicas del programa de austeridad y reformas adoptado por el gobierno de Mauricio Macri para acceder al financiamiento del FMI. “Vienen a seguir saqueándonos. Millones de niñas y niños pasan hambre porque ustedes lo devoran todo; es como tener en nuestra pequeña cocina fieras agazapadas esperando saltar sobre nosotros. Fuera de nuestra patria”, expresa la misiva de De Bonafini.
Una delegación del FMI viene a revisar las cuentas

Llega el verdadero ministro de Hacienda

Si el FMI aprueba los números del Gobierno, liberará en marzo un desembolso cercano a los 11.000 millones de dólares, que servirán para el repago de deudas. Además de reunirse con Dujovne y Sandleris, podrían encontrarse con opositores.

Una delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) arribará hoy a Buenos Aires para analizar el estado de las cuentas del gobierno nacional y habilitar nuevos desembolsos de créditos, informaron fuentes oficiales. La misión estará encabezada por Roberto Cardarelli, el encargado del “caso argentino”. Si el FMI aprueba los números del gobierno, liberará en marzo un desembolso cercano a los 11.000 millones de dólares, que servirán para el repago de deudas.
Como es habitual en estos casos, la delegación del Fondo se reunirá con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris. A su vez, desde el organismo multilateral no descartaron la posibilidad de mantener encuentros con representantes de los partidos de la oposición. “Tratamos de reunirnos con un amplio abanico de sectores, con funcionarios, representantes del sector privado y la sociedad civil, y a veces también con dirigentes opositores. No tengo los detalles concretos sobre si se reunirán con representantes de la oposición”, respondió la semana pasada el vocero Gerry Rice. En un año electoral las reuniones con opositores pueden terminar siendo claves porque varios referentes ya han dejado trascender que si el oficialismo es derrotado impulsarán una renegociación del acuerdo firmado con el FMI.
La primera versión del acuerdo establecía para el 2019 un déficit fiscal de 1,3 por ciento del PBI. Pero el gobierno se comprometió en octubre a alcanzar el equilibrio fiscal este año, anticipando la meta prevista para el 2020. El 2018 habría concluido con un déficit del 2,3 por ciento del PBI, resultado que fue aprobado por el FMI. El Gobierno mostrará el recorrido del esquema de agregados monetarios implementado desde octubre de 2018 que tiene por objeto el control de la inflación y el sobrecumplimiento de la meta monetaria acordada.
Fuentes del Banco Central dejaron trascender que se analizará con el FMI cuáles serán los nuevos límites de la zona de no intervención de política cambiaria y la monetización máxima que se permitirá en la compra de dólares. En el mercado preocupa la amplitud de la banda de no intervención, pues en la actualidad el dólar podría llegar a trepar un 30 por ciento sin que el Central estuviese habilitado a intervenir.
Panorama económico
Waiver

La tranquilidad cambiaria que logró el Gobierno con la suba de la tasa de interés será puesta a prueba cuando arranque la campaña electoral y presumiblemente aumente la demanda de dólares, como ocurre siempre en el país en la previa de una elección presidencial. Desde pasado mañana, el Gobierno analizará la cuestión con una nueva misión del FMI que llega para auditar el cumplimiento de las metas del último acuerdo. En esos encuentros se definirá si el organismo autoriza al Banco Central a elevar las compras de divisas en caso de que reaparezca una dolarización intensa de carteras o si mantiene el cepo a esas intervenciones con un tope de 150 millones de dólares por día. Esta última opción, por el momento la más probable, reabre la posibilidad de una escalada de la divisa, lo que llevaría a detener la baja gradual de las tasas de interés que viene aplicando la autoridad monetaria desde niveles record, para volver a aumentarlas hacia el otoño a fin de contener otra vez al dólar. “Todo indica que si la conducción económica aspira a sostener la calma cambiaria en la etapa preelectoral, requerirá como condición necesaria un waiver (perdón) por parte del FMI que le habilite a ampliar sus márgenes de intervención. No puede garantizarse, sin embargo, que éste constituya per se la condición suficiente para ganar la pulseada”, plantea el último informe de la Fundación de Investigaciones para el Desarrollo (FIDE) que comanda Mercedes Marcó del Pont. La dependencia de las decisiones que adopte el Fondo Monetario y del humor de los mercados demuestra la fragilidad del esquema económico del oficialismo, que pese a todo mantiene sin cambios aunque eso arrastre al país a una aguda recesión y lo deje a merced de una crisis todavía peor frente a cualquier contingencia.
La euforia de las últimas semanas de inversores financieros por el restablecimiento del carry trade guarda semejanzas con lo que ocurrió el verano pasado, cuando también la especulación con las tasas de interés en pesos generaba una percepción de tranquilidad ficticia, mientras se incubaba un estallido cambiario que finalmente empezaría a materializarse desde fines de abril. En ese momento, el JP Morgan primero y otros fondos extranjeros después optaron por volver a colocarse en moneda dura y desataron una corrida hacia el dólar que catapultó su precio desde 19 a un techo de 42 pesos. La diferencia sustancial con el panorama actual es que entonces la economía real todavía venía en paulatino ascenso, remontando la cuesta de la caída de 2016. La inversión pública en obras de infraestructura y la perspectiva de alguna recuperación de los salarios abría expectativas de consolidación del crecimiento, aunque claramente sobre bases precarias. Todo ese andamiaje se desmoronó con la disparada del dólar.  Ahora la exposición al riesgo cambiario sigue presente, solo atenuado por las extraordinarias tasas de interés, pero las actividades productivas, el comercio y el consumo atraviesan una debacle que no encuentra final. Esa situación permite apreciar mejor la distancia entre los intereses de los financistas, hoy de fiesta, con los de los industriales, trabajadores y todos aquellos que dependen del desarrollo nacional. Es la grieta entre el modelo de valorización financiera y el que tiende al crecimiento de la mano de la producción y el trabajo. Para estos sectores, que ya la están pasando muy mal, si se produjera una nueva trepada fuerte del dólar, la caída sería todavía más grave.
“La apuesta oficial sigue siendo que la inflexión en los niveles de actividad se produzca inercialmente por un rebote asociado a la desaceleración de la inflación. Como ya mencionamos, ello requeriría de una tranquilidad cambiaria que demanda, como condición de borde, que el FMI flexibilice las restricciones impuestas al BCRA en materia de intervención en el mercado del dólar”, remarca FIDE en su informe. La banda de no intervención que estableció el Banco Central por instrucción del Fondo Monetario tiene una brecha del 30 por ciento entre el piso y el techo. En este momento, entre 38,07 y 49,03 pesos. Un salto cambiario de esa magnitud por el recrudecimiento de la compra de divisas en tiempos electorales echaría por tierra con aquella estrategia. La inflación que ahora se proyecta en torno al 30 por ciento tendría un piso unos 5 puntos superior, lo cual seguramente dejaría otra vez las recomposiciones salariales que se consigan en paritarias por detrás de la evolución de los precios. Además, una inflación mayor sería otro factor que pondría límite a la rebaja de tasas de interés del Banco Central, dado que el mercado reclama rendimientos elevados para no saltar antes al dólar.
Por lo pronto, febrero arrancó con otra tanda de aumentos de productos masivos que dan crédito a las proyecciones de inflación en torno al 3 por ciento para este mes. La continuidad de los aumentos de tarifas de servicios públicos y ahora también de los combustibles establecen un piso para el resto de la economía. En los últimos días las cadenas de supermercados recibieron nuevas listas de precios con subas del 10 por ciento en toda la gama de productos lácteos, de primeras y segundas marcas. La justificación es que las inundaciones en la cuenca lechera afectaron la producción y redujeron la oferta. Pero fuera de esa situación, también se registraron aumentos del 7 por ciento en azúcar (Ingenio Tabacal, con la marca Chango, y antes Ledesma) y del 8 al 10 por ciento en artículos de limpieza (Alpargatas, con trapos de piso, rejilla, entre otros). El incremento de los precios mayoristas 25 puntos por arriba de los minoristas en 2018 genera una presión sobre estos últimos que las empresas van descargando con sucesivos aumentos, incluso por arriba de lo que acepta pagar la demanda, cada vez más retraída.
“Las cámaras que nuclean a las pequeñas y medianas empresas dan cuenta del deterioro generalizado que están sufriendo, prácticamente sin excepción de sector. El aumento de los costos de los servicios y del crédito se combina con el hundimiento del mercado interno, agravando la ecuación económica de estas empresas que disponen de reducida capacidad de autofinanciamiento”, alerta    FIDE. Frente a ello, la respuesta del Gobierno es la continuidad de los tarifazos y ninguna medida que tienda a una recomposición de la demanda ni provea auxilio financiero para la industria.
La opción del oficialismo de atarse a las recetas del FMI, en resumen, condena a la recesión a la economía productiva y hunde el poder de compra de asalariados y sectores de ingresos fijos. Para ellos, el Gobierno no tiene previsto ningún waiver.
Recortes de gastos en obra pública. En 2018, el ajuste produjo un “ahorro” de 11.414 millones de pesos

Menos para infraestructura, más para intereses

El recorte del 5,7 por ciento en la partida para obra pública de la Administración Nacional va en línea con el programa del FMI. La contrapartida es el aumento del pago de intereses de la deuda, del orden del 70 por ciento en el último año.

El programa de austeridad arrasó con la obra pública. Durante 2018 el gasto de capital se contrajo 5,7 por ciento. Fueron 11.414 millones de pesos menos que los invertidos el año anterior. El recorte implementado para acceder al financiamiento del FMI está expresado en términos nominales por lo que no dimensiona el efecto de la aceleración inflacionaria sobre el poder de compra de esos recursos. Un informe elaborado por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP) muestra que las transferencias para gastos de capital realizadas a las provincias cayeron 28,3 por ciento. Las jurisdicciones más afectadas por el retaceo de la inversión estatal fueron San Luis y Misiones, con ajustes del 45,5 y 32,2 por ciento, respectivamente.
El ajuste supervisado por el Palacio de Hacienda se apalancó además en la modificación de la fórmula de actualización de las jubilaciones, la escasa paritaria estatal y los aumentos de tarifas. La celebrada reducción del gasto público estuvo acompañada por el crecimiento de los recursos destinados al pago de intereses de la deuda. Escalaron 70,4 por ciento durante 2018 y se convirtieron en el rubro más dinámico de todo el sector público. El acelerado incremento experimentado a lo largo del año pasado consolidó a los intereses como el segundo ítem más importante del gasto detrás de las prestaciones de la seguridad social.
Los intereses de la deuda consumieron así 13 de cada 100 pesos del gasto corriente. El peso de los servicios financieros duplica el exhibido al finalizar 2015. Tres años atrás, los intereses insumían 6,5 de cada 100 pesos del gasto. Un informe elaborado por el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala estimó que cuando comenzó la gestión de Cambiemos, el gobierno enfrentaba vencimientos de capital e intereses en moneda extranjera por un total de 52.500 millones de dólares que se distribuían a lo largo de los cuatro años del mandato. La mochila que recibirá el próximo presidente será tres veces más pesada: las obligaciones totales suman 149.000 millones de dólares. “La herencia macrista no sólo deja una economía sumamente deteriorada sino además una abultada deuda que va a comprometer seriamente los recursos y el crecimiento del país”, sostiene el último informe del Observatorio de la Deuda del ITE.
El acuerdo Stand-By con el FMI tiene como objetivo asegurar el pago de esos vencimientos. El programa exige profundizar el ajuste en el gasto observado el año pasado para alcanzar el déficit cero. Para asegurarse que el país no se desvíe del sendero comprometido este lunes llegará una nueva misión del organismo multilateral al país. Entre los “logros” que podrá exhibir el gobierno para habilitar el próximo desembolso por más de 10.000 millones de dólares figura el recorte en la obra pública.
La inversión en infraestructura energética se contrajo 41,6 por ciento a lo largo del año pasado. El financiamiento en infraestructura educativa cayó, por su parte, un 34,3 por ciento. La caída estuvo arrastrada por el retaceo de fondos para el programa de fortalecimiento edilicio de jardines infantiles y la eliminación del plan Nación al de educación digital (ex Conectar Igualdad). Las obras viales ofrendaron en 2018 un ahorro del 20,9 por ciento. La caída en los desembolsos destinados al transporte ferroviario fue de 1,1 por ciento. Si bien se achicó la inversión en los ramales metropolitanos, se registró un aumento por encima de la inflación del fondeo destinado a las obras para recuperar el Belgrano Cargas. El fondeo para los proyectos de vivienda y urbanismo mostraron una mejora del 56 por ciento y las obras de agua y saneamiento marcaron un aumento del 7,8 por ciento.
El informe elaborado por los técnicos de ASAP indica que las transferencias destinadas al financiamiento de inversiones de capital para empresas públicas, fondos fiduciarios y el sector privado mostraron una caída del 28 por ciento en doce meses de 2018. En términos regionales, detrás de las caídas experimentadas por San Luis y Misiones se ubicaron: Santiago del Estero, Chaco, Formosa, Buenos Aires y Jujuy. Las cuatro jurisdicciones experimentaron recortes en el fondeo nacional para obras entre 23 y 27 por ciento.
De aquella frase “bajar la inflación es lo más fácil”, Macri acuñó otra versión

“Nos ha costado más de lo que imaginé”

La autocrítica del presidente, Mauricio Macri, con respecto a la política antiinflacionaria, fue que “tal vez fui demasiado optimista”. Y advirtió que “no es un problema que se resuelva en tres años”, lo que no dijo cuando asumió el cargo por cuatro.

“Nos ha costado más de lo que imaginé, en esto tal vez fui demasiado optimista”, expresó el presidente Mauricio Macri al referirse a los elevados niveles de inflación registrados a lo largo de su mandato. “La inflación se combate no gastando más de lo que uno tiene. La Argentina arrastra este problema hace décadas”, sostuvo el mandatario durante una entrevista al reiterar el diagnóstico oficial donde los aumentos de precios son causados por la expansión del gasto público. La explicación ofrecida por Macri a Radio de la Costa de Santa Teresita colisiona con la realidad como olas contra un acantilado. Como parte de los compromisos asumidos con el FMI, se puso en marcha un programa de déficit cero y emisión cero, pero las expectativas de inflación para 2019 rondan el 29 por ciento. “Paso a paso, las cosas que valen no se dan de un día para otro”, agregó, profético, el jefe de Estado.
“Los argentinos elegimos el cambio e integrarnos al mundo. Las cosas que heredamos y arrastramos hace mucho tiempo no se resuelven en tres años (lo que no anticipó cuando asumió por un período de cuatro). No es tan fácil construir esa Argentina que nos merecemos”, sostuvo Macri que, por otra parte, hoy cumple años. El mandatario, que volverá a tomarse vacaciones para celebrar su 60 aniversario en Mar del Plata, enfatizó la relevancia otorgada al ajuste fiscal en la estrategia oficial. “Con alta inflación es imposible que esas cosas se logren, por algo más del 90 por ciento de los países del mundo no tienen. Tenemos que lograrlo, no hay excusa. Por primera vez tenemos equilibrio primario en el presupuesto, pero hay que cumplirlo, seguir y cuidar el mango para lograrlo”, enfatizó el presidente.
Atrás quedaron las máximas reiteradas durante la campaña presidencial. “La inflación es la demostración de tu incapacidad para gobernar” y “eliminar la inflación será la cosa más simple que tenga que hacer si soy presidente”, fueron dos de las máximas abandonadas por el relato oficial a medida que se aceleraron los niveles de precios. Durante la entrevista radial, Macri se ciñó al libreto oficial. Calificó al año pasado de “traumático”, llamó a “seguir trabajando juntos”, pidió “no buscar más atajos, la mentira y la estafa” y consideró que “falta mucho, hay cosas que seguir resolviendo para que la economía se vuelva a poner en marcha”. Culpó a la herencia y a su optimismo por la inflación récord pero prometió que el ajuste permitirá controlar los aumentos. “Pero el camino es bajar la inflación para generar desarrollo, generar empleo, terminar con la pobreza”, dijo Macri.
“No se gasta más de lo que uno tiene. Todos vivimos de lo que ganamos. Pero acá, durante gobiernos y gobiernos, se gastaba más de lo que se tenía a pesar de cobrar impuestos altísimos y esos nos llevó a vivir con inflación”, indicó, al señalar a la emisión y el gasto como las causas de la inflación. A lo largo de la conversación que comenzó con un comentario machista sobre el matrimonio del entrevistador y referencias a la rivalidad entre Boca y River, el mandatario desconoció el impacto del dólar y los aumentos de tarifas sobre la dinámica de precios.
Macri llegó a la Casa Rosada en diciembre de 2015 con una inflación acumulada del 26,9 por ciento de acuerdo a los datos de la Ciudad de Buenos Aires (el apagón estadístico impidió evaluar el desempeño con cifras del Indec). Las autoridades porteñas estimaron que al finalizar 2016 los precios escalaron hasta 41 por ciento. Aquella aceleración fue resultado de la devaluación, los tarifazos y el desmantelamiento de Precios Cuidados. Un año después, los precios volvieron al punto inicial: 26,1 por ciento. El Indec ya había vuelto a difundir sus estadísticas permitiendo la comparación internaual, que en diciembre de 2017 marcó un alza del 24,8 por ciento. Durante el “traumático” 2018, la inflación llegó en doce meses a un 47,6 por ciento, el mayor registro en 27 años.
El año pasado registró la inflación más alta si se tiene en cuenta todo el período de convertibilidad –salvo el año de su inicio–, el período de la Alianza, la crisis de 2001 y los tres gobiernos kirchneristas. La aceleración de precios inducida por el programa económico de Cambiemos implicó un salto en los niveles de pobreza. Durante 2018, 2,5 millones de personas en todo el país empeoraron su posición económica y pasaron a ser pobres en términos de su ingreso monetario. El Indec publicará el dato oficial de pobreza del segundo semestre del año pasado a fines de marzo, pero las estadísticas socioeconómicas y macroeconómicas oficial disponibles permiten anticipar que alcanzará al 31,5 por ciento. El guarismo estará así por encima del 25,6 del mismo período de 2017.
Los ricos también lloran

El Grupo Techint inició el camino para reclamar judicialmente 5655 millones de pesos en subsidios por Vaca Muerta que asegura que el Gobierno le quitó. El beneficio lo había otorgado Aranguren en un plan a la medida de Techint. El FMI le puso fin y precipitó la pelea.

Tecpetrol presentó ayer un recurso administrativo que objeta el recorte a los subsidios en Vaca Muerta que impulsó el Gobierno para cumplir con el plan de ajuste que le exige el FMI. En un comunicado enviado a la Comisión Nacional de Valores, la petrolera del Grupo Techint aseguró que la decisión oficial “afecta derechos adquiridos de la sociedad que habían sido reconocidos por la propia conducta del Estado”. Según la ley de Procedimiento Administrativo, el Poder Ejecutivo tiene 30 días para responder y si rechaza la impugnación es probable que la disputa con el principal holding industrial del país se termine trasladando a la Justicia. Techint aseguró que la decisión oficial le significará una pérdida de ingresos de 5655 millones de pesos sólo por lo producido en 2018, pero la cifra en juego es mucho mayor porque el programa de incentivo al gas no convencional está previsto que continúe hasta 2021.
En marzo de 2017, el entonces ministro de Energía Juan José Aranguren revisó el plan de gas implementado por el kirchnerismo en 2013 y a través de la resolución 46 redireccionó los subsidios buscando apalancar solamente inversiones en campos con escasa o nula producción no convencional de gas.  A los pocos días de publicada la nueva norma, Tecpetrol presentó su plan de desarrollo de Fortín de Piedra, un área que le había sido concesionada por la provincia de Neuquén en julio de 2016. Por lo tanto, toda la producción que ha venido generando desde entonces fue beneficiada con subsidios. Fue un programa a la medida de Techint.
El beneficio equivale a la diferencia entre un precio estímulo fijado por la autoridad regulatoria y el precio efectivo promedio de venta de gas en el mercado local. El precio estímulo el año pasado fue de 7,50 dólares por millón de BTU, unos tres dólares por encima del precio de mercado, y la resolución 46/17 prevé que se reduzca a 7 dólares este año; a 6,50 en 2020 y a 6 dólares en 2021.
La intención de Aranguren era que esa baja gradual fuera convergiendo con una suba del precio efectivo que paga la demanda por el gas hasta que la diferencia entre ambos valores desapareciera y con ella el subsidio. El plan inicial era desembolsar 600 millones de dólares el año pasado y 400 millones este año. Sin embargo, la fuerte devaluación del peso obligó al gobierno a forzar una baja en dólares del precio del gas en boca de pozo para que las tarifas no subieran tanto como hubiese correspondido con el esquema regulatorio actual. Esa baja del precio en dólares rompió con el sendero ascendente que había planeado Aranguren para los valores de mercado y amplió la brecha con el precio estímulo que le garantiza el Estado a los proyectos apuntalados por la resolución 46/17. Por lo tanto, en lugar de reducirse, los subsidios comenzaron a crecer. A su vez, Techint, la principal beneficiada por la norma, incrementó de manera notable su producción en Vaca Muerta. La firma declaró inicialmente como objetivo una producción de 8,5 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/día) y hoy extrae cerca de 17,5 MMm3/día. A raíz de esa situación, Hacienda estimó a fines del año pasado que en 2019 la resolución 46/17 podía llegar a demandar 1200 millones de dólares. Fue entonces cuando decidió recortar el beneficio para avanzar con el plan de déficit cero que le impuso el FMI.
La intención inicial era reducir el precio estímulo para achicar la diferencia con el valor de mercado, pero grandes estudios de abogados consultados por el gobierno coincidieron en que una medida de esas características sería interpretada como un cambio en las reglas del juego y derivaría en una catarata de demandas por parte de las petroleras. A raíz de ello, se optó por el plan b, de alcance más acotado y que no afecta a todas las petroleras por igual sino fundamentalmente a Techint. En una reunión mantenida la semana pasada con las empresas, el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, les aseguró que no habría cambios en la norma, pero aclaró que no se aprobarán nuevos proyectos y solo se abonará el beneficio tomando en cuenta la producción estimada por las firmas al momento de solicitar el subsidio. Ese cambio de criterio impacta de lleno en los planes de Techint porque a partir de ahora solo se le subsidiará la mitad de la producción. Es por eso que dio de baja tres de los cuatro equipos de perforación con los que venía trabajando en Fortín de Piedra.
Otras petroleras también informaron que la decisión oficial impacta en sus planes de negocios, pero, más allá de lo que comunican públicamente, no ven con malos ojos que se le ponga un freno a los subsidios que recibía Techint ya que la compañía de Rocca llegó a acaparar en los últimos tiempos el 70 por ciento de los beneficios del programa, lo que le garantizó ganancias extraordinarias y distorsionó la competencia en el mercado del gas.
RETENCIÓN POR CUIL
Más jubilados y pensionados pagarán impuesto a las ganancias durante el 2019

Se trata de una modificación en la manera de medir el tributo. Hasta el momento, quienes percibían jubilación y pensión, pagaban por separado, ahora se suman los haberes y de tal manera más beneficiarios comenzaran a sufrir retenciones mensuales.

Por una modificación en el cálculo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) más jubilados y pensionados pagarán impuesto a las ganancias en 2019. Informaron desde el organismo que se aplicará desde el mes de enero.

Hasta ahora, para poder determinar el impuesto a abonar por cada beneficiario ANSES tenía en cuenta el monto de cada beneficio recibido por una misma persona y medía por separado la retención. A partir de la nueva disposición la entidad determinó que la retención se haga por cada CUIL, es decir, todo junto.
Es decir que, si luego de sumar los haberes previsionales recibidos el monto supera los seis ingresos mínimos (55854 pesos) los jubilados comenzarán a sufrir retenciones mensuales, al igual que los empleados. La nueva modalidad empieza a regir con el pago de enero.

Así, el mínimo no imponible para los jubilados será de 62462 pesos a partir del mes de marzo cuando se aplique la actualización.
Cabe aclarar que la base rige, según la legislación, si la persona no tiene otros ingresos (renta o salario) y si no paga Bienes Personales.
Utilización de los contenidos citando la fuente.
contador de visitas gratis para blog
Nuestras Visitas
Defendé tu derecho a estar informado
Colaborá con Patria Moreira
Regreso al contenido | Regreso al menu principal